El rock and roll nunca muere

10-02-2004

"El rock and roll nunca muere" - este es el lema de los integrantes del conjunto The Fireballs, que en 2001 irrumpió en los escenarios checos para hacer volver al público cincuenta años atrás. Su música evoca la época en que toda la juventud aplaudía a Bill Haley y las chicas se desmayaban al escuchar a la terciopelada voz del no coronado rey del rock and roll, Elvis Presley.

El grupo The Fireballs surgió en 2001 en la ciudad morava de Brno y en ese mismo año se presentó por primera vez al público. En el curso de los siguientes años ofreció casi dos centenares de conciertos por todo el país, sobre todo en Praga y en Brno.

En estos días el grupo The Fireballs presentó en Lucerna Music Bar la música de su primer disco compacto "On Fire", que surgió gracias a una gran casualidad, dijo el líder del grupo, Petr Pospísil.

"El año pasado estuvimos ofreciendo un concierto en Brno. Por casualidad, a nuestra presentación asistió el músico y editor Jan Wagner. Después del concierto se nos acercó para expresar que le gustó mucho nuestra música y nos propuso la grabación de un disco compacto".

El disco compacto incluye los mayores éxitos de las grandes estrellas del rock and roll de los años 50 y 60 del siglo pasado, tales como Chuck Berry, Little Richard y Elvis Presley. Los miembros del grupo optaron por conservar en algunos casos la letra original, mientras que otras canciones fueron traducidas al checo.

El núcleo del grupo está integrado por seis músicos, con los que se suelen presentarse en los conciertos también dos vocalistas y una sección de instrumentos de viento, explicó Petr Pospísil.

"Yo soy el líder del grupo y, para decir la verdad, a veces me resulta un tanto complicado unificar las opiniones de todos sus integrantes, cada uno de los cuales tiene su propio punto de vista. Pero siempre somos capaces de hallar un compromiso como, por ejemplo, en el caso de nuestro primer disco".

El grupo dedica gran atención a la autenticidad de la atmósfera de sus conciertos. A ella contribuye también la vestimenta, que corresponde a la moda de los años 50. Todo ello hace de las presentaciones del conjunto The Fireballs un verdadero espectáculo.

"La gente viene a nuestros conciertos para saborear la música y la atmósfera de la época, en la que en los escenarios de todo el mundo reinaba el rock and roll. El propósito de nuestro grupo es hacer este sabor lo más intenso y auténtico posible", destacó Petr Pospísil.

10-02-2004