El nuevo cine peruano en el festival La Película

21-02-2019

Gracias al festival La Película, el público checo tiene la oportunidad de familiarizarse con la cinematografía contemporánea del Perú.

Wiñaypacha, fuente: archivo del festival La PelículaWiñaypacha, fuente: archivo del festival La Película La Película, el festival de cine español que celebra su edición XIV en Chequia, tiene cada año a un invitado especial, es decir, un país elegido por la Embajada de España que puede presentar su cinematografía. Este año el invitado de honor es el Perú, que participa en el festival con cinco películas.

La cinematografía peruana quizás no sea tan conocida en Europa, pero tiene una larga historia. Como sostiene Óscar Paredes Loza, consejero de la Embajada del Perú en la República Checa, la producción de cine peruano ha ido madurando.

Óscar Paredes Loza, foto: Embajada del Perú en la RChÓscar Paredes Loza, foto: Embajada del Perú en la RCh “En los últimos años, la producción de cine en el Perú se ha desarrollado notablemente y hoy en día tenemos muchas películas en cartelera, tanto en el Perú y presentándose en otros países”.

El festival es una oportunidad para que el público checo pueda apreciar la obra de nuevos directores peruanos. Desde que empezó a originarse, la cinematografía peruana ha pasado por varias etapas. El avance más importante se produjo en los años 80, según destaca Paredes.

“El cine peruano ha tenido diversas etapas desde principios del siglo XX. A partir de los años 80 se podría considerar que es el nuevo cine peruano. Se produjo una dinámica mucho más activa, para mostrar sobre todo el retrato de la realidad social peruana. Las producciones fueron mostrando cómo es la cultura, cómo son las regiones, cómo es la identidad peruana, y surgieron directores como Francisco Lombardi que comenzaron a mostrar películas sobre la base de las novelas y de las obras peruanas”.

La película “La ciudad y los perros” de Francisco Lombardi, que se basa en la novela del mismo nombre del escritor peruano Mario Vargas Llosa, se lanzó al cine en 1985 con mucho éxito.

Más tarde fueron surgiendo otros directores, como Claudia Llosa, cuya película “La teta asustada” del año 2009 llegó a participar como película extranjera en el Óscar.

Foto: archivo del festival La PelículaFoto: archivo del festival La Película La participación peruana en el festival La Película se abrió con el film “Wiñaypacha”. Su director, Óscar Catacora, es un joven de 31 años que está logrando una buena acogida no solo en el Perú, sino también en otros países de América y Europa. Parte del éxito se debe al hecho de que es la primera película rodada en idioma aimara, lenguaje cooficial del Perú junto con el español. Como explica el consejero de la Embajada del Perú en la República Checa, Óscar Paredes Loza.

“La idea del director ha sido mostrar la identidad del pueblo andino, de los ciudadanos andinos, de la región aimara del sur del Perú. Bajo este precepto ha querido que el público tenga una visión más directa de los actores, de las personas que viven en estas zonas, por ello ha realizado esta película en el idioma original, que es el idioma aimara”.

La película “Wiñaypacha” desarrolla una historia de padres que esperan al regreso de su hijo, quien se fue a la ciudad de Lima y nunca volvió. Debido a que ya son mayores y viven lejos de la civilización, es difícil para ellos cuidar de sí mismos.

El director Óscar Catacora buscó a actores que fueran originarios de la zona, no se trata de actores profesionales. Ambos son personas de más de 80 años que nunca habían participado en el cine. El hombre que hace el papel de abuelo es el padre del mismo director, y la mujer es una habitante de la zona.

El objetivo fue transmitir al espectador de una manera natural lo que realmente sienten las personas de la tercera edad en las comunidades andinas. Según Paredes, el mensaje de la película es profundo y se puede extender a un contexto global.

Liliana de Torres-Muga, la Embajadora del Perú, foto: Embajada del Perú en la RChLiliana de Torres-Muga, la Embajadora del Perú, foto: Embajada del Perú en la RCh “La problemática humana se vive no solo en los Andes, se puede vivir igual en los bosques checos, en cualquier parte del mundo, entonces creo que por eso el mensaje es profundo, es humano principalmente. (…) La palabra Wiñaypacha quiere decir eternidad en aimara, traducido al español. Lo que quiere transmitir es que las personas que están en la tercera edad no sean olvidadas en su mundo originario, y los hijos o las familias estén siempre y permanentemente en contacto con sus ancestros para recuperar la identidad de ellos, y vivirla y transmitirla al mundo global que hoy en día tenemos”.

Las otras cuatro películas peruanas que serán presentadas en el festival abordan diferentes temas, pero tienen algo en común. Todas tratan de mostrar la realidad social del país. Por ejemplo, el film “El mudo” es un retrato de cómo se administra la justicia en el Perú. La película “Chicama” aborda el tema de la educación, y en “Climas” se describe la vida de tres mujeres de las tres regiones del Perú, la costa, la sierra y la selva, representando las diferentes costumbres y festividades de cada zona.

La muestra peruana se inauguró el miércoles en el cine Světozor en Praga, con la participación de la Embajadora del Perú, Liliana de Torres-Muga. Las películas se estrenarán el día 22 en Ostrava, 23 en Brno y 26 en Hradec Králové.

21-02-2019