El novísimo cine mexicano desembarca en Praga

09-09-2008

Los herederos de Amores Perros, Y tu mamá también y El laberinto del fauno invaden Praga con el mejor cine mexicano reciente, en un ciclo organizado por la Embajada de México y el Instituto Cervantes, que brindará al público checo ocho de los títulos más significativos y recientes de la filmografía de ese país.

Luis Buñuel, Emilio ‘El Indio’ Fernández y Arturo Ripstein siguen siendo las figuras tutelares del cine mexicano, pero la nueva horneada de realizadores aztecas ha tomado el relevo de la mano de otra tríada brillante: la compuesta por Guillermo del Toro, Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón.

Los tres empezaron filmando a duras penas, con más imaginación que presupuesto, triunfaron en Hollywood y ahora forman parte de la vanguardia cinematográfica mundial. Y fueron precursores también de una generación que ahora despunta, y cuyos frutos serán presentados en Praga, en un ciclo que parte este jueves, en la sede del Instituto Cervantes, y que mostrará ocho largometrajes mexicanos realizados en los tres últimos años.

El agregado cultural de la embajada de México en la República Checa, Antonio López Ríos, cree que el cine de su país vive un gran momento y por eso este ciclo se justifica por sí solo.

“Nosotros tenemos mucho interés en mostrar lo que se está haciendo actualmente en nuestro país porque gracias a la promoción de películas que se han logrado proyectar en Hollywood, o de cineastas como Alejandro González Iñárritu, con Amores perros y, ahora último, Babel, Guillermo del Toro, este tipo de cineastas que creo están creando una expectativa muy grande de nuestro cine”.

El diplomático cree que la nueva horneada de cineastas mexicanos le debe mucho al éxito internacional de los realizadores antes mencionados.

“Sí, yo creo de alguna manera son influenciados porque, como comentaba, ellos han logrado un lugar impactante en la escena fílmica internacional”

Antonio López Ríos está convencido de que el trabajo de la nueva generación de directores de su país puede ser admirado sin problemas en otras latitudes, como en la República Checa.

“En la producción que se hace en nuestro país hay una escuela muy importante, el Centro de Capacitación Cinematográfica, de la cual están saliendo guionistas, directores, y ellos trabajan con una serie de artistas que se están proyectando también, actores y actrices. Creo yo que puede ser muy interesante para el público checo ver cuáles son estas nuevas propuestas visuales que existen en México”.

En ese sentido, el agregado cultural de México afirma que han tratado de reunir una muestra significativa y variopinta, para satisfacer todos los gustos.

“Yo creo que lo interesante aquí es que hemos tratado de hacer una propuesta multicolor, es decir, dar oportunidad también a cineastas que no son tan reconocidos pero que tienen una propuesta que en algún momento se puede convertir en una línea a seguir. Como yo veo que los tiempos, el ritmo que se utilizó para una película como Amores perros ahora ha generado ya casi una escuela”.

A contar de este jueves, en maratónicas jornadas dobles, los espectadores checos podrán entrar en el fascinante universo del nuevo cine mexicano, que, según Antonio López Ríos, ofrece de todo un poco: violencia, sexo, fantasía, drama, emoción y mucho más.

Programa del ciclo de cine mexicano en el Instituto Cervantes de Praga:
11-9., 16:00: Historias del desencanto, 2005, Alejandro Valle.
11-9., 19:00: La sangre iluminada, 2007, Iván Ávila Dueñas.
18-9., 16:00: La última mirada, 2006, Patricia Arriaga.
18-9., 19:00: Más que a nada en el mundo, 2006, A.L.Becker y J.Solar.
25-9., 16:00: La niña en la piedra, 2005, Maryse Sistach Perret.
25-9., 19:00: Mezcal, 2005, Ignacio Ortíz.
2-10., 16:00: Noticias lejanas, 2005, Ricardo Benet.
2-10., 19:00: Opera, 2007, Juan Patricio Riveroll.

Todas las películas son en español, con subtítulos en inglés, y la entrada es liberada.

http://praga.cervantes.es/es/default.shtm

09-09-2008