El Gobierno de México otorga a dos hispanistas checos la Orden del Águila Azteca

El historiador Josef Opatrný y el historiador del arte Pavel Štěpánek reciben la distinción de la Orden del Águila Azteca en reconocimiento a su labor en favor de la unión entre las culturas checa y mexicana.

Josef Opatrný y Pavel Štěpánek, foto: Dominika BernáthováJosef Opatrný y Pavel Štěpánek, foto: Dominika Bernáthová

Leonora Rueda y Josef Opatrný, foto: Dominika BernáthováLeonora Rueda y Josef Opatrný, foto: Dominika Bernáthová Los hispanistas checos Josef Opatrný y Pavel Štěpánek recibieron la Orden Mexicana del Águila Azteca de manos de la embajadora de México en la República Checa, Leonora Rueda. Este galardón es el máximo premio que se otorga a extranjeros que con sus actividades hayan contribuido a la nación mexicana.

La embajadora Leonora Rueda quiso resaltar el valor de esta condecoración.

“Esta condecoración significa el más alto reconocimiento al trabajo realizado, en este caso a dos profesores que han dedicado muchos años de su vida y de su esfuerzo a conocer con profundidad la cultura mexicana y las relaciones que tiene con República Checa. Yo considero que es un trabajo muy valioso, y el Gobierno de México así lo ha reconocido”.

A lo que añadió su satisfacción por la labor que los dos profesores hacen para difundir unos aspectos positivos de México, como lo son su rica cultura e historia, que no abundan tanto en los medios de comunicación.

Un reconocimiento a toda la comunidad de hispanistas en Chequia

El profesor Josef Opatrný es director del Centro de Estudios Iberoamericanos de la Universidad Carolina de Praga y lleva toda una vida dedicado al hispanismo. Entre sus publicaciones se encuentran algunas obras dedicadas al país norteamericano, como es el caso de El Estado de la estrella solitaria y la guerra mexicano-americana, así como el libro México.

Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová Como contó a Radio Praga, ha sido un honor para él recibir esta condecoración.

“Naturalmente, el premio este es algo extraordinario. Debo subrayar que es un honor enorme. Esta orden se otorga a la gente que tiene méritos en la difusión del nombre de México y de la cultura mexicana en el mundo”.

El profesor Opatrný quiso señalar que no siente este premio solo como algo propio, cree que todas las personas que conforman los círculos de hispanistas de la República Checa, tanto estudiantes como profesores, tienen parte de mérito en el reconocimiento que él personalmente ha recibido.

Pavel Štěpánek (a la derecha), foto: Dominika BernáthováPavel Štěpánek (a la derecha), foto: Dominika Bernáthová “Las cosas más importantes para mí son los contactos concretos de la gente, estudiantes, académicos. Es también una condecoración para ellos, no solo de mi persona o de mi centro. Yo lo siento como una condecoración de toda la comunidad iberoamericana, estudiantes y académicos en nuestro país”.

Además, considera positivo que hoy en día las relaciones bilaterales no dependan solamente de los tratados que firman los gobiernos, sino que se está demostrando que a nivel de individuos y universidades es posible estrechar lazos entre diferentes culturas.

La unión entre culturas a través del arte

Por su parte, Pavel Štěpánek, catedrático de la Universidad Palacký de Olomouc, es también una de las figuras más reconocidas del hispanismo checo en la actualidad, especializado en las relaciones artísticas entre República Checa e Iberoamérica.

Foto: Dominika BernáthováFoto: Dominika Bernáthová También ha dedicado parte de sus publicaciones a México, como lo atestiguan sus obras El Arte de los Mayas y Relaciones artísticas entre la República Checa y México - Ensayos selectos.

Para el profesor Štěpánek, a la alegría por el premio recibido, se sumó la sorpresa.

“Una sorpresa. Cuando uno está metido en la investigación, que son papeles, documentos, obras de arte en mi caso, sobre todo, entonces no piensa en otra cosa. Y de repente le llega la noticia de que alguien se ha fijado en lo que está haciendo. En este sentido lo aprecio muchísimo”.

Štěpánek concluyó anunciando que prepara sus ensayos sobre relaciones artísticas entre República Checa y México esta vez en checo, con lo que espera en esta ocasión ofrecer una perspectiva desde el interior de su propio país.

El acto de entrega, que tuvo lugar en la Embajada de México en Praga, concluyó con un brindis con los galardonados y sus familiares, algunos representantes institucionales y medios de comunicación.