El cine de Uruguay y Chile brilla en Febiofest

30-03-2010

Todos los años, el festival de cine Febiofest de Praga brinda un completo panorama del séptimo arte latinoamericano, con una muestra de al menos diez de las películas más destacadas de la región de reciente producción. Generalmente se trata de cintas mexicanas, argentinas y brasileñas. Este año es la excepción, ya que dos filmes de Uruguay y dos de Chile atraen la atención.

Mal Día para PescarMal Día para Pescar ‘Mal Día para Pescar’, ‘El Cuarto de Leo’, ‘Tony Manero’ e ‘Ilusiones Ópticas’. Esas son las cuatro películas que se exhiben por estos días en Febiofest que sirven para demostrar que las cinematografías de Uruguay y Chile están en ascenso.

Incluso el único invitado hispanoamericano al certamen es el uruguayo Álvaro Brechner, director de ‘Mal Día para Pescar’, que se exhibió el fin de semana en tres funciones totalmente vendidas. Nada mal para una ópera prima que se convirtió en uno de los mayores éxitos del cine uruguayo reciente.

Mal Día para PescarMal Día para Pescar Brechner ha viajado por tantos lugares desde su estreno el año pasado en el Festival de Cannes, que ya le es difícil llevar la cuenta.

“De Febiofest había escuchado, pero la verdad es que con la película llevamos casi un año de recorrido. Yo sé que la vieron en Cannes, se pasó en Roma, lleva como más de 50, 60 festivales. La verdad que ha estado desde India, Corea, África, por media Europa y Latinoamérica, ha tenido una vida bastante, bastante curiosa”.

Álvaro Brechner, de 33 años, pertenece a la nueva camada de cineastas uruguayos que le están dando prestigio y premios al cine de su país.

Álvaro BrechnerÁlvaro Brechner “En Uruguay se hacen pocas películas, pero últimamente están teniendo mucho prestigio, han despertado interés afuera. Este año sé que en Febiofest está también ‘El Cuarto de Leo’, pero por ejemplo hay otra película uruguaya este año que ha estado por festivales que es ‘Gigante’, que ganó en Berlín. Y ahora se estrena la última película de Pablo Stoll, uno de los directores de ‘Whisky’, que se llama ‘Hiroshima’ y estuvo en Toronto. Es como que el cine uruguayo está teniendo una buena cosecha, digamos, ojalá que se pueda mantener a lo largo de un tiempo y reafirmar, porque salvo raras excepciones es muy difícil hacer una segunda película”.

Ilusiones ÓpticasIlusiones Ópticas Brechner ya se encuentra trabajando en ese segundo largometraje, tan importante para determinar el futuro de un cineasta. El chileno Cristián Jiménez, director de ‘Ilusiones Ópticas’, no pudo venir a Febiofest, pero atendió a Radio Praga por teléfono y habló sobre su ópera prima. “Es una comedia, se podría decir que es una comedia en serio. Transcurre en Valdivia, en el sur de Chile, durante un invierno, y un poco tiene que ver con los sueños y frustraciones de gente común y corriente que forman parte de una ciudad que está a medio camino entre ser provinciana y moderna. Lo que puede ser dramático a ratos pero también puede ser cómico”.Cristián JiménezCristián Jiménez

Jiménez, actualmente radicado en Francia, se muestra sorprendido de que su filme despierte interés y se exhiba en Praga. “Para mí el hecho de que sea mi primera película y que ya esté teniendo este recorrido ya es algo agradable. Acabamos de tener nuestro estreno comercial en Francia donde he tenido ocasión de compartir bastante con el público. Y siempre es como parte importante de todo el proceso de una película ese momento en que la película se completa con los espectadores y para eso finalmente uno la está haciendo”.

Mientras trabaja en el guión de su segundo largometraje, Jiménez sigue presentando su filme en distintos festivales del mundo.Ilusiones ÓpticasIlusiones Ópticas

“Los comentarios que he recibido en Chile, en Francia, en Japón, en Suecia, finalmente son súper similares. Yo creo que la historia que cuenta la película es una historia muy local pero que al mismo tiempo refleja algunos conflictos, algunos problemas que se están dando en varios lugares del mundo al mismo tiempo, que tiene que ver con estar lejos de los centros, lejos de las capitales, viviendo un poco en las periferias pero al mismo tiempo participando de cuestiones más globales, más modernas. Ese rollo con todo su absurdo y con todo su lado divertido y dramático es algo que, por lo visto, permite que públicos muy distintos se puedan identificar”.

La otra película chilena en cartel es ‘Tony Manero’, de Pablo Larraín, que también ha tenido una fulgurante trayectoria internacional.

Más información sobre Febiofest y el programa completo en www.febiofest.cz

30-03-2010