El agua es nuestra fuente de vida

18-05-2004

La UNESCO declaró el año pasado el Año Internacional del Agua Dulce. Con este motivo se ha efectuado en la República Checa una serie de eventos, muchos de los cuales se mantienen hasta el año en curso. Así es con una gran exposición organizada por el Museo Nacional de Praga, titulada "El Agua y la Vida".

foto: autorafoto: autora El visitante entra en la exposición "El Agua y la Vida" por un improvisado dique iluminado con reflectores que simbolizan el sol. El susurro del agua crea una atmósfera de tranquilidad.

Milos Andera, uno de los comisarios de la exposición, señala que se extiende en casi mil metros cuadrados y es la muestra más amplia organizada por el Museo Nacional en los últimos cien años.

"En la primera sala en la que se entra por el dique, el visitante se familiariza con el agua desde los puntos de vista más diversos. El agua se presenta como una combinación química y un agente geológico, pero también como condición de la vida en el Planeta y un factor importante en el desarrollo de las civilizaciones humanas".

Desde allí, el visitante puede elegir entre dos salas. Por la izquierda hay una sala dedicada al mar.

foto: autorafoto: autora"La sala está concebida como el fondo del mar. Para entrar allí, el visitante debe pasar por un submarino, en este caso, por una maqueta del Nautilus del capitán Nemo. La sala documenta una rica variedad del ecosistema marino que incluye desde algas microscópicas hasta ballenas gigantescas".

Al visitante lo acompaña una música acallada y penetrada por el sonido de delfines y otros cetáceos.

Por primera vez en la República Checa, se expone una mandíbula de cachalote. Hay también una impresionante barrera coralina y, según apunta Milos Andera, especialmente para la exposición se confeccionó una maqueta de la manta raya.

foto: autorafoto: autora Al regresar a la primera sala, el visitante puede entrar en la sala a la derecha dedicada al agua dulce.

"Mientras que la sala del mar es un mosaico, la sala del agua dulce demuestra cierta cronología, la del río que nace como una pequeñita fuente en las montañas y termina confluyendo con otro río. Y tal como cambia el curso del río, cambia también la vida en él y en sus orillas".

El principal atractivo de esta sala es una fiel maqueta de un molino con rueda que de veras funciona, y el motivo musical que deleita al visitante aquí, es el canto de pájaros y sonidos de otros animales que viven alrededor del río.

Milos Andera explica ¿cuál es el mensaje de la exposición?

"... que el agua nos parece algo común y corriente, pero en realidad se trata de una sustancia singular y muy importante. Solemos denominar la Tierra como Planeta Azul y, de veras, el setenta por ciento de su superficie está cubierta por el agua. Pero tan sólo el 2, 5 por ciento puede ser aprovechada por el hombre porque es el agua dulce. Y hay que advertir sobre las prognosis sombrías según las que dentro de 25 años, la mitad de la humanidad sufrirá escasez del agua".

La exposición "El Agua y la Vida" se efectuará en el Museo Nacional de Praga hasta finales de agosto del año en curso.

 

18-05-2004