Disfrutando del verano como alguien local

Sandra Casallas, es una joven colombiana que después de haber pasado una estancia lejos de Praga ha regresado a la ciudad con planes de quedarse y de enriquecer su vida. Ahora en la época de verano nos hace recomendaciones y nos cuenta que es lo que más disfruta de esta estación en la ciudad.

Sandra Casallas,  foto: archivo Sandra CasallasSandra Casallas, foto: archivo Sandra Casallas En principio Sandra llegó a Praga por cuestiones de amor. Después de haber conocido a su ex pareja en otro país, decidió venir a la República Checa para estar cerca de él e intentar una nueva vida.

Al principio tuvo que aprender a adaptarse, conseguir un nuevo trabajo, pero poco a poco pudo adentrarse en la cultura sin problema. La clave según ella está en tratar de integrarse a todo lo que ofrece Chequia, que según ella, en su mayoría son cosas buenas.

Su trabajo ha consistido en ayudar a personas a realizar sus estudios en el exterior. Durante un tiempo trabajó ayudando a estudiantes hispanohablantes, sobre todo colombianos, a realizar sus prácticas en la República Checa. Razón por la cual dice que siempre ha tenido una conexión fuerte con el país, pues ha ayudado a impulsar su imagen.

Sandra Casallas,  foto: archivo Sandra CasallasSandra Casallas, foto: archivo Sandra Casallas “Creo que mi mayor experiencia es la promoción de República Checa, cuando volví a Colombia todo el tiempo estuve trabajando en pro de promover la republica Checa, entonces conocí muchísima gente, creo que conocí un 90% de la gente checa en Colombia y era como algo increíble porque puedes conocer checos en donde estés solo por el hecho de haber tenido una experiencia y tener un trabajo relacionado a promover este país, pues que no es un país popular dentro de Latinoamérica, entonces pues era increíble poder promover el país en Latinoamérica.”

A pesar de haberse ausentado por casi dos años de Chequia, Sandra volvió y ahora está preparándose para iniciar su maestría, de bussiness management este año, en uno de los programas de maestría internacional más importantes del mundo.

Vive en Strašnická, explica que es una zona que le gusta bastante ya que se encuentra aislada del ruido de la ciudad y que al mismo tiempo es un refugio dentro de ella. Vive en algo que se asemeja a una casa de campo, lo que la hace sentir en un lugar tranquilo. Así mismo dice que lo bueno de su vecindario es su cercanía a zonas como Žižkov, Vinohrady, o los jardines de cerveza, lugares a los que suele ir con frecuencia. Resalta que el mejor atractivo de su zona es su ubicación

Vršovice, foto: Khalil Baalbaki, ČRoVršovice, foto: Khalil Baalbaki, ČRo “Es cerca de Veršovice, como a 10 minutos de flora, es una zona muy tranquila pero me gusta porque está cerca del metro, entonces me toma cuatro minutos estar en el metro y pues básicamente es de fácil acceso al centro.”

Acerca de sus planes para el verano, nos dice que a pesar de que va a trabajar también va a disfrutar de las actividades que hay en Praga. Habla por ejemplo de una experiencia de deporte como lo es el kayaking.

“También estoy muy interesada en hacer kayaking, que es una actividad muy típica checa la cual muchos amigos han hecho y muchos amigos me han invitado y todos lo hacen cada verano, que es aprovechar el Moldava que es el río que cruza muchisímas ciudades de la República Checa,basicamentese hace kayaing y pues conoces varias ciudades, disfrutas con las personas de la República Checa, entonces es como una experiencia muy local que puedes hacer en el verano.”

Vyšehrad, foto: Stanislav Jelen CC BY-SA 3.0Vyšehrad, foto: Stanislav Jelen CC BY-SA 3.0 Asimismo, nos dice que para gozar del verano en pleno cree que es necesario integrarse en la cultura checa y así descubrir el tipo de actividades que se realizan. De esta forma se puede vivir un verano como y con los locales.

Sandra cuenta que tal vez algo que no cambiaría de Praga serían los atardeceres que pueden ser vistos desde varios lugares en la ciudad. Le parece que se trata de un espectáculo muy bonito que a veces los checos no perciben de la misma forma. Agrega.

“Los lugares donde puedes ver el atardecer, me encanta el cielo en República Checa creo que los colores que dan las estaciones son muy diferentes a lo que puedes ver en Colombia, me encanta. Creo que los checos no se dan cuenta de ello, cada vez que lo digo se sorprenden pero me encanta por ejemplo Vyšehrad, que es un lugar donde puedes ir y el atardecer se ve increíble.”