Diálogo entre interpretes de música clásica cuenta con representación chilena

El músico chileno Cristián Gutiérrez ha llegado a la República Checa para demostrar su gran talento como guitarrista barroco. Concedió una entrevista a Radio Praga en la que habló sobre su visita al país.

No es la primera vez que el músico Cristián Gutiérrez viene a Chequia, ya había tenido la oportunidad de visitar el país en cuatro ocasiones anteriores, principalmente porque ha sido un invitado regular en el Festival de Música Clásica de Brno.

Cristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián GutiérrezCristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián Gutiérrez Esta vez Cristián ha arribado a Praga para participar en un concierto de música clásica, auspiciado por la embajada de Chile, y también para asistir como profesor en un curso de verano que se realiza en la ciudad de Brno.

El chileno se dedica a interpretar música antigua, especialmente desde el período del barroco y el renacimiento hacia atrás, es decir anterior al año 1750. Al respecto Cristián cuenta que fue algo en lo que decidió enfocarse cuando se encontraba estudiando música en la universidad.

“Estudié toda la carrera de guitarra clásica en la Universidad de Chile, pero al final de la carrera decidí hacer una especialización y me dediqué a justamente la música antigua y en el caso de mi instrumento, los instrumentos afines a la guitarra, que serían el laúd, la tiorba, la guitarra barroca, todos los instrumentos de la familia de la cuerda pulsada, podemos decir por ponerlo así muy simple como los abuelos de la guitarra moderna que conocemos ahora”.

Pero incluso antes de haber iniciado sus estudios universitarios, el músico ya se había interesado en este género en particular, ya que comenta que desde jóven y cuando estaba en el conservatorio le llamó la atención la música clásica más que la música folclórica, que suele ser más popular en Latinoamérica.

“Lo curioso en mi caso y que pasa mucho en Sudamérica, que hay mucho tipo de guitarra popular, ¿no?, que tocamos canciones populares o folclor. Yo nunca pasé por esa etapa, me gustó mucho la música clásica desde el principio, entonces a los cuatro o cinco meses cuando me puse tocar, me puse a estudiar inmediatamente, no tuve mucho tiempo de guitarreo como podríamos decirlo”.

Cristián explica que los grandes artistas del barroco y los más escuchados son Bach, Vivaldi y Gasparzaso, entre otros. Sin embargo, cuando vivió en Europa comenzó a preguntarse qué pasaba en Latinoamérica durante la época colonial mientras estos grandes nombres sonaban en el viejo continente. Fue así como decidió investigar sobre el tema y encontró un artista chileno colonial, Santiago de Murcia, al que decidió rendirle un homenaje.

“Me llamó mucho la atención el tema del barroco colonial, lo que pasó en otras colonias durante el periodo barroco Y ahí me llevé a investigar y de algún modo a otro llegué a fuentes del barroco colonial y hace tres o cuatro años saqué un disco dedicado justo a un autor que se encontró en Chile, Santiago de Murcia, un libro que se encontró que se llama “Cifras selectas de guitarra”.

De Chile a Chequia

Cristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián GutiérrezCristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián Gutiérrez Actualmente el músico chileno lidera dos grupos: uno es un trío de cuerdas pulsadas y el otro es un grupo de música clásica que tiene como nombre La Consonancia, también participa como solista en diferentes actuaciones alrededor del mundo. Adicionalmente se dedica a la enseñanza y es profesor universitario de música en Chile.

Este justamente es otro de los motivos por los que se encuentra en la República Checa. Desde hace varios años, ha colaborado en un curso de verano de música clásica que se lleva a cabo en Brno durante las dos últimas dos semanas de agosto. Agrega que disfruta de esta experiencia porque tiene contacto con estudiantes internacionales y más alla de las clases se da el espacio para interactuar y conocer un poco más el país.

Sobre la República Checa, Cristián resalta que le llama la atención el hecho de que tienen un mundo barroco muy vivo y muy completo. Añade que a diferencia de Latinoámerica, en donde todavía se encuentran cosas de este periodo, en Europa el barroco fue parte de la vida cotidiana y por esto todavía se convive con particularidades de ese momento histórico.

“Hay un rescate de este patrimonio que está muy vivo, que uno lo ve en todos lados, en la arquitectura, en todos los lugares, conviven con eso, nosotros tenemos un referente cultural tan fuerte en términos de construcciones, o de iglesias o grandes archivos y acá está todo. En República Checa particularmente,hay un mundo de música barroca muy muy interesante, unos compositores muy importantes sobre todo para el laúd también y bueno mucha actividad en ese sentido”.

Cristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián GutiérrezCristián Gutiérrez, foto: Archivo Cristián Gutiérrez Cada vez que el chileno visita Praga, fuera de visitar los lugares típicos como la Torre del Reloj y el puente de Carlos, comenta que le gusta centrar sus actividades turísticas alrededor de la música. Por ejemplo trata de ir a algún archivo de música donde puede encontrar cosas interesantes o va con algunos amigos a conocer salas de conciertos.

“Siempre hay un turismo como de salas de conciertos en el que uno siempre dice: mira qué bien sería hacer un concierto acá o en este lugar, rincón de esta cripta, una iglesia, etc. Sobretodo en estos lugares tan bonitos, donde hay tanto rincón antiguo, que se prestaría para hacer un concierto bonito”.

Cristián Gutiérrez ha grabado más de 15 discos, ahora está trabajando en un disco de música francesa con un violinista de gamba que planea lanzar este año. Para el año que viene quiere realizar un proyecto solista de tiorba. Después de la República Checa, visitará Centroamérica y luego regreseará a Europa en donde se presentará en diferentes conciertos. Foto: Archivo Cristián GutiérrezFoto: Archivo Cristián Gutiérrez