Defensa y elogio de Fernando Arrabal a Milan Kundera

El exilio unió en Francia a Fernando Arrabal y Milan Kundera, literatos originarios de dos lugares tan distantes entre sí como son Melilla y Brno. La amistad y la admiración mutua declarada por ambos, llevaron al español a la primera línea en la defensa de Kundera, cuando desde Chequia se le acusó de haber sido colaborador de los servicios secretos comunistas. En su reciente visita a Praga, Fernando Arrabal volvió a defender a su amigo.

Fernando ArrabalFernando Arrabal Desde que París es París, la capital francesa ha sido punto de encuentro para intelectuales de todo el mundo que llegaron hasta ella, en muchos casos como refugiados o exiliados. Fernando Arrabal, que se considera “mitad expatriado, mitad exiliado”, lleva muchos más años allí que en su España natal. A su grupo de amigos y colaboradores, de los que le gusta hablar sin fin, pertenece también Milan Kundera, residente en la ciudad de la luz desde 1975 y que logró la ciudadanía francesa seis años más tarde. Arrabal habla del checo con el deleite que suele reservar para su círculo de allegados.

“Milan Kundera es una persona que me ha aportado mucho. Es mucho más enriquecedor siempre lo que él me dice en sus conversaciones que lo que le voy a decir yo. No hay comparación entre la inteligencia y el conocimiento que tiene Kundera y el que tengo yo. Eso mismo ocurre hoy día con Houellebecq, por ejemplo”.

Cuando un semanario checo publicó en 2008 unos documentos que supuestamente probaban la colaboración de Milan Kundera con la Policía secreta comunista, aunque en realidad ninguno de ellos era concluyente, Arrabal salió inmediatamente en su defensa. “¿Hasta cuándo la calumnia se alzará, indeleble?...” comenzaba el alegato, que traducido a decenas de lenguas firmaron otros muchos intelectuales, como el filósofo Bernard-Henri Lévy, el escritor Michel Houellebecq o la dramaturga Yasmina Reza.

Según Arrabal, es la propia importancia de Milan Kundera, la que le convierten en objetivo de ataques.

“Yo creo que por lo general es insoportable la figura de una persona que es sin duda ninguna el mejor en su día, que sea novelista, dramaturgo, poeta, qué sé yo… No cabe duda de que Kundera es el mejor novelista del mundo, o el segundo. No cabe duda. No cabe duda de que al mismo tiempo es una persona completamente libre, que no se ha vendido a nadie y que ha tenido una actitud seria y combativa, por ejemplo con la Primavera de Praga, etc. Esa figura es insoportable y por lo tanto hay que destruirla. Me parece que ha llegado demasiado tarde, aunque esto a él le ha afectado una barbaridad, y yo no sé por qué”.

Fernando Arrabal (año 2007), foto: photosarrabal.blogspot.com Fernando Arrabal (año 2007), foto: photosarrabal.blogspot.com Fernando Arrabal no ha eludido la controversia y la polémica en su obra y en sus apariciones públicas. Una carta abierta escrita por Arrabal al general Franco y publicada en vida de éste, tuvo un alcance extraordinario. Tanto, que a la muerte del dictador, el dramaturgo era considerado por el régimen como una de las cinco personas “más peligrosas” del país, junto, por ejemplo, a los comunistas Santiago Carrillo y Dolores Ibarruri "Pasionaria". Como blanco habitual, y habituado, a las críticas, considera que también Kundera debería ser más impermeable a lo que se diga sobre él.

“No me quiero comparar en absoluto con él, pero digamos que con todas estas cosas que rondan en torno mío, no diré que me la traiga floja, pero en fin, son gajes del oficio. Además, no dificulta en nada mi relación con la gente que me interesa, sino que más bien la fortalece”.

La editorial Libros el Innombrable, recogió en una especie de antología los textos que a lo largo del tiempo se han dedicado entre sí Fernando Arrabal y Milan Kundera. Como si fuera un diálogo o cartas cruzadas entre los dos autores, aprovechaban espacios como el prólogo de un libro o el análisis de la obra del otro para dejar constancia de su admiración y aprecio recíprocos.