Cultura checa virtual en el mundo

07-04-2020

En los tiempos de coronavirus, la cultura en todo el mundo se desplaza a plataformas digitales y las actividades de los Centros Checos no son una excepción. Radio Praga Internacional habló con el director del Centro Checo en Madrid, Stanislav Škoda, sobre la promoción de la cultura checa en los canales digitales.

Foto ilustrativa: Pexels Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Pexels Pixabay / CC0 Stanislav Škoda, foto: Dominika BernáthováStanislav Škoda, foto: Dominika Bernáthová Si la montaña no viene a ti, ve tú a la montaña. Este proverbio podría caracterizar el esfuerzo de los empleados de los Centros Checos que promueven la cultura y los éxitos de la ciencia checa en 25 países de tres continentes.

Durante el confinamiento causado por la pandemia de coronavirus, todas las sucursales de los Centros Checos reaccionan ante el cierre de instituciones culturales poniendo en marcha proyectos digitales para mantener sus actividades. Rodeado por la dura realidad que aflige a España, el Centro Checo en Madrid no tira la toalla, confiesa su director Stanislav Škoda.

“La cuarentena es muy estricta, casi no se puede salir de casa y los viajes al trabajo también están prohibidos. Es difícil aguantar, pero seguimos con la programación del centro checo”.

Festival de animación en línea

Aunque no todas las actividades programadas para 2020 pueden adaptarse al contenido en línea, la colaboración del Centro Checo de Madrid en el festival Animayo, dedicado al cine, animación, videojuegos y efectos especiales, se ve facilitada, comenta el director Škoda.

“Ellos tenían una plataforma digital antes de la pandemia con el objetivo de crear un festival que se transmita en línea a todo el mundo y no depender de espacios concretos, viajes, etcétera. Ahora tenemos una oportunidad para organizar un festival completo en línea. Tenemos la programación con estudios de videojuegos checos como, por ejemplo, Bohemia Interactive o Amanita Design, y también con la cineasta checa de origen tayiko Daria Kashcheeva, finalista de los premios Óscar de este año con su corto 'La Hija' (Daughter)”.

Foto ilustrativa: Bündnis 90/Die Grünen Nordrhein-Westfalen, Flickr, CC BY-SA 2.0Foto ilustrativa: Bündnis 90/Die Grünen Nordrhein-Westfalen, Flickr, CC BY-SA 2.0 El Centro Checo en Madrid alimenta sus canales virtuales también con otros proyectos culturales de otras instituciones, como visitas virtuales a galerías, conciertos, presentaciones de danza o de nuevo circo. Los niños y los amantes de la literatura tampoco se quedarán con las manos vacías, apunta Stanislav Škoda.

“Colaboramos con otro festival especializado en el cine infantil y estamos transmitiendo junto con ellos unos cortos de animación checa con comentarios. También acaba de salir un libro de la escritora checa Lucie Faulerová ('Atrapadores de polvo') que queríamos presentar para que no se pierda y encuentre a sus lectores”.

Las actividades culturales en formato digital no son pioneras en la agenda de los Centros Checos. En los años anteriores, la institución presentó exhibiciones digitales como 'La Estadidad Checa 1918' o 'Czech Innovation Expo' que muestran la historia y los éxitos de la ciencia checa. Esta experiencia facilita la adaptación de las actividades al repentino cambio mundial. La última temporada del Centro Checo, marcada por el trigésimo aniversario de la Revolución de Terciopelo, tuvo un gran éxito, señala Stanislav Škoda.

“Montamos una exposición muy grande en el Congreso de Diputados de España, recordando tanto la Revolución de Terciopelo como la personalidad de Václav Havel. A parte de esto organizamos eventos como, por ejemplo, una presentación de videojuegos”.

Estas actividades tuvieron una importante repercusión en los medios de comunicación españoles. No obstante, el mayor el alcance mediático lo tuvo la iniciativa de la República Checa para apoyar a España en su lucha contra el coronavirus, enviando 10 000 equipos de protección, indica el director.

“Esto tuvo una repercusión muy grande en los medios españoles y entre la gente en las redes sociales también. Siento mucho orgullo de que la República Checa haya hecho este acto”.

De lo cultural a lo consular

Los primeros días del estado de alarma que fue proclamado en España el 13 de marzo, los empleados de los Centros Checos secundaron a los miembros de la sección consular de la Embajada de la República Checa en España para ayudar a los checos atrapados en la Península Ibérica a regresar a su país, cuenta Škoda.

Foto ilustrativa: Pexels Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Pexels Pixabay / CC0 “Yo estaba presente en la línea telefónica de emergencia consular e intentaba buscar conexiones, dar apoyo a los checos en la península y en las Islas Canarias, tanto a turistas como a estudiantes, y también a la gente que volvía a la República Checa desde América Latina a través de los aeropuertos de Madrid o Barcelona”.

Las otras sucursales de los Centros Checos dispersas en el mundo han incluido en su programa cultural también contenidos virtuales. Muchos de sus proyectos se enfocan en la ciencia checa a través del programa EUNIC Science Café que invita a científicos europeos a que presenten las novedades desarrolladas en sus países. Por su parte, el Centro Checo en Nueva York lanzará el proyecto 'Los artistas que no se rinden en la ciudad que nunca duerme', que reúne entrevistas con los artistas checos residentes en esta ciudad estadounidense y observa cómo se enfrentan a la situación desde el punto de vista profesional. A su vez, el Centro Checo en Sofía ha lanzado un curso de checo en línea y la sucursal en Moscú presenta la exhibición digital 'Las Heroínas Checas'.

07-04-2020