"Cazadores de mamuts" en el Museo Nacional

14-11-2006

En la Edad de piedra cruzaba el actual territorio checo un sendero de mamuts, elefantes prehistóricos. Sus cazadores, antepasados de los checos, son el tema de la muestra homónima que tiene lugar en el Museo Nacional de Praga. Entre los objetos expuestos se halla también la famosa estatuilla Venus de Vestonice.

Un modelo de mamut (Foto: autor)Un modelo de mamut (Foto: autor) El Museo Nacional de Praga organizó una exposición que lleva a los visitantes a la prehistoria. La muestra abarca el período de los cazadores de mamuts, elefantes prehistóricos, es decir entre 20 000 y 30 000 años antes de nuestra era.

La exposición "Cazadores de mamuts" está instalada en tres salas del museo. La sala de entrada tiene la forma de una cueva que recoge los objetos más valiosos y que familiariza a los visitantes con el arte prehistórico. Otras dos salas presentan las condiciones naturales de aquella época y la vida cotidiana de los habitantes de entonces.

El objetivo de la exposición es presentar la época de los cazadores de mamuts, poco conocida por el público. La comisaria de la exposición, Blanka Kreibichová, destaca que el actual territorio de la República Checa era en aquellos tiempos remotos, hace unos 25 000 años, el centro cultural de toda Europa.

Venus de VestoniceVenus de Vestonice"Aquella época es conocida como el "último paraíso en la Tierra", cuando el hombre todavía no estaba afectado por muchos problemas existenciales, sin incluir las duras condiciones climáticas. La población era escasa y abundaban los animales de caza. Los hombres prehistóricos podían vivir tranquilos y desarrollar sus actividades de la vida cotidiana o crear obras de arte como pinturas rupestres, grabados o estatuillas".

Es precisamente una estatuilla hecha de barro, conocida bajo el nombre "Venus de Vestonice", el mayor atractivo de la muestra "Cazadores de mamuts", que tiene lugar en el Museo Nacional de Praga, como apunta la comisaria de la muestra, Blanka Kreibichová.

"La estatuilla de la Venus de Vestonice es el mayor atractivo de la exposición, ya que no se suele exponer con frecuencia por su inmenso valor. Entre otros objetos expuestos destacan asimismo la Venus de Predmostí o la estatuilla del muñeco de Brno".

La Venus de Vestonice fue hallada durante las excavaciones arqueológicas en los años 20 del siglo pasado por el equipo del profesor Absolon en la aldea de Dolní Vestonice en Moravia del Sur. Pertenece a las colecciones del Museo Nacional Moravo que lo prestó para la exposición.

Choza del hombre prehistórico (Foto:autor)Choza del hombre prehistórico (Foto:autor) Exhibir la estatuilla, cuya importancia histórica se compara con las Joyas de Coronación de los reyes checos, requiere condiciones especiales para la seguridad y el ambiente en las salas.

La Venus de Vestonice fue tallada como un símbolo de la familia y de la fertilidad, sin embargo, como muchas de las estatuillas parecidas se conservaron incompletas, no se sabe si servía como objeto de culto o simplemente como una decoración. Como afirma Blanka Kreibichová, su existencia confirma las capacidades artísticas del hombre prehistórico.

"El hombre prehistórico se parecía bastante al actual, tanto por su fisiología como por su habilidad manual y capacidades espirituales, como testimonia la estatuilla de Venus, que prueba que los cazadores de mamuts eran capaces de pensar de manera abstracta."

La exposición "Cazadores de mamuts" viene acompañada por una pequeña muestra titulada "Viajes de los escritores checos a la Prehistoria" que presenta la obra literaria, muy popular entre los checos, que se dedica a esa era desde los libros clásicos del género hasta los autores actuales.

La exposición "Cazadores de mamuts" estará abierta en el Museo Nacional de Praga para todos los que quieran saber más sobre la prehistoria checa hasta el 30 de abril de 2007.

Foto: autor

14-11-2006