“Brasil es mucho más que samba”

13-10-2009

La comunidad brasileña residente en la República Checa se reunió en Praga el sábado en el primer BrazilFest. Se trata de un encuentro artístico destinado a celebrar la cultura brasileña, tan de moda en el mundo últimamente, que se realizará en el país todos los años a modo de festival.

“Fue una noche mágica, una fiesta maravillosa”. Clarisse Dias, organizadora de BrazilFest, está más que satisfecha. El primer festival de cultura brasileña en Praga fue todo un éxito y ya han empezado a trabajar con bríos en la celebración del segundo, el próximo año.

Yvonne Sánchez, André Sáh, Pedro Tagliani, Santiago Ferreira, Flavia Torga, BATUKATUM y un largo etcétera. Los artistas que participaron en BrazilFest contagiaron con su alegría de vivir y con su ritmo a los más de 400 espectadores que llegaron hasta el club P.M. de Praga.

Fue un minicarnaval de Río en la fría noche otoñal checa, asegura Clarisse Dias, que además de organizadora es percusionista de BATUKATUM.

“Sí, la verdad es que lo que queremos nosotros con BrazilFest es demostrar que Brasil no se resume solo a samba, tenemos muchos otros ritmos, es un país de una cultura riquísima, y con los instrumentos de samba se pueden tocar todos los ritmos. Y también alguna música internacional, como una manera de demostrar que la cultura brasileña es muy internacional”.

Le preguntamos a Clarisse Dias cómo nació la idea de realizar BrazilFest.

“Creo que en primer lugar porque nos hacía falta a la cultura brasileña, no tenemos una comunidad muy grande aquí. Y segundo porque hacemos un trabajo con BATUKATUM, con ese grupo de percusión, hace más de un año, y hemos tenido una respuesta muy buena del público checo y en todas partes que vamos, en toda la República Checa, hay gente que pregunta si no tenemos un álbum o un concierto más grande donde puedan ir y empezamos a hablar, intentar crear una idea de cómo hacer una fiesta brasileña. Entonces lo que empezó como una pequeña fiesta fue creciendo de una manera natural”.

Clarisse Dias también cree que la cultura brasileña está entrando con fuerza en Chequia, especialmente porque es la gran desconocida de América Latina.

“Yo creo que al checo le gusta mucho lo exótico, lo diferente, las cosas que no se encuentran aquí. Para ellos todo lo relacionado con Brasil es nuevo, porque de las culturas latinas están más habituados a lo cubano, por ejemplo. Dentro de esos países latinoamericanos todos tienen la misma lengua y una cultura más parecida que la de Brasil, entonces creo que tenemos las puertas abiertas porque para ellos todo es nuevo y creo que les gusta, tenemos siempre gente en nuestros conciertos de BATUKATUM, principalmente por los tambores, creo que es algo impactante”. Además, BrazilFest ha coincidido con una especie de furor que se vive por Brasil en todo el mundo, lo que también ha ayudado al éxito de este festival. El país de Lula, el gigante dormido, está despertando de a poco.

“Sí, eso en verdad es una sorpresa porque no pensábamos que fuera a pasar junto con tantas cosas sobre Brasil, como las Olimpíadas, como el Mundial de Fútbol, ha sido perfecto, una combinación que no esperábamos, pero bueno, ya que llegó, perfecto”.

Clarisse Dias sostiene que la cultura brasileña es tan grande que se podría hacer un festival diferente cada año. Y que por eso piensan hacer la segunda versión de BrazilFest en 2010, además de llevar este minicarnaval a ciudades como Brno, Ostrava y Pilsen, entre otras. Porque el público checo quiere, porque Brasil está de moda y porque los participantes de BrazilFest quedaron con gusto a poco.

13-10-2009