Biblia de Kralice – la traducción bíblica más importante en la historia checa

18-09-2013

Este año se conmemora el 400 aniversario de la última publicación de la Biblia de Kralice, impresa antes de la Batalla de la Montaña Blanca. Se trata de la traducción bíblica más importante en la historia checa y de hecho se convirtió en un modelo del idioma checo durante los siguientes siglos. La Biblioteca Nacional Checa ha preparado una exposición dedicada a la creación de la Biblia de Kralice que estos días abre sus puertas al público.

Foto: archivo de la Biblioteca NacionalFoto: archivo de la Biblioteca Nacional La Biblia de Kralice representa la traducción de la Biblia más extensa e importante de la literatura checa y precisamente este año se conmemoran 400 años de su última edición, publicada en las Tierras de la Corona Checa antes de la Batalla de la Montaña Blanca, en la que una alianza católica venció a los protestantes de Bohemia y Moravia.

Con motivo de este aniversario la Biblioteca Nacional Checa abre las puertas de una exposición extraordinaria en la sala Karolinum de Praga. Los visitantes pueden ver piezas que jamás habían sido expuestas al público, según señala Robert Dittmann, uno de los organizadores de la exposición.

“Por primera vez hemos conseguido reunir una gran cantidad de objetos vinculados con la elaboración de la Biblia de Kralice. Se trata por ejemplo de traducciones bíblicas más antiguas aún y de versiones extranjeras de la Biblia que servían de modelo para la traducción al checo. La primera impresión de la obra fue realizada a finales del siglo XVI en el pueblo de Kralice, en Moravia del Sur“.

Pese al lugar tan importante que tiene la Biblia de Kralice en la historia checa, los acontecimientos que acompañaron el surgimiento y la difusión de la obra, no siempre fueron favorables.

Foto: archivo de la Biblioteca NacionalFoto: archivo de la Biblioteca Nacional Con la llegada de la monarquía de los Habsburgo al trono checo, en el siglo XVI, el catolicismo fue establecido como la única religión posible. Sin embargo, la mayoría de los checos de aquella época simpatizaba con la Iglesia Protestante, con los husitas, el luteranismo o con la Iglesia de la Unión Fraternal (Jednota Bratrská), lo que provocó una discordancia entre los nobles y el rey Fernando I de Habsburgo. La creación de la Biblia de Kralice data de la segunda mitad del siglo XVI y está estrechamente vinculada con la Iglesia de la Unión Fraternal y sobre todo con el obispo Jan Blahoslav, humanista, teólogo y escritor.

Jan Blahoslav, entre los años 1564 – 1568, tradujo el Nuevo Testamento y posteriormente, en 1571, escribió la Gramática de la Lengua Checa. Estas dos obras impulsaron el surgimiento de la Biblia de Kralice, según explica Dittmann.

"Jan Blahoslav propagaba la formación universitaria dentro de la Iglesia de la Unión Fraternal. Mandaba a los jóvenes miembros a estudiar al extranjero. A raíz de esto, la Unión disponía de teólogos y filólogos cualificados que posteriormente se encargaron de la creación de la nueva Biblia. Pese a que Jan Blahoslav murió antes de la primera publicación de la obra, cuyos 6 tomos contaban con 4.500 páginas, en la actualidad está considerado como el iniciador del proceso del surgimiento de la Biblia de Kralice”.

Jan BlahoslavJan Blahoslav Debido a la capacidad linguística y la formación humanista de los traductores de la Unión Fraternal, la Biblia de Kralice se convirtió en un modelo de lenguaje ejemplar tanto para los traductores como para el público durante siglos, según afirma Dittmann.

“Se trata de una obra que codifica el estilo de la traducción bíblica en Chequia que se siguió empleando incluso en el siglo XX. En lo que se refiere al idioma checo en general, la Biblia de Kralice se consideraba el modelo ejemplar de la lengua moderna hasta el siglo XIX“.

La Biblia de Kralice es el primer texto bíblico de gran extensión traducido al checo directamente de las lenguas originales, o sea, hebreo y griego, por lo que sobresale entre las demás traducciones realizadas en aquella época.

“La Biblia de Kralice destaca por su amplitud humanista. Sus creadores partían de manuscritos originales escritos en hebreo y en griego. Además eran capaces de adaptar la traducción al ambiente checo de aquella época. La Biblia de Kralice unifica la corriente humanista extranjera y los conocimientos del siglo XVI con el estilo bíblico de las generaciones anteriores en las Tierras Checas”.

La Iglesia de la Unión Fraternal fue prohibida durante el reinado del Rey Fernando I de Habsburgo y la impresión de la Biblia se efectuó en imprentas clandestinas. Una de ellas se hallaba en el pueblo de Kralice, donde se imprimió la última versión de la Biblia en 1613.

El siglo XVII representa una época triste y oscura en la historia de las Tierras Checas. La Guerra de los Treinta años, la recatolización, y las continuas sublevaciones contra el reinado absolutista representado por los Habsburgo, provocó que la Biblia de Kralice se difundiera y se editara exclusivamente fuera de las Tierras de la Corona Checa, según afirma Robert Dittmann.

“La Biblia de Kralice se estuvo publicando en el pueblo de Kralice hasta 1613, sin embargo, después de la Batalla de la Montaña Blanca, en 1620, empezó la destrucción de sus ejemplares y fue prohibida tanto la impresión como la difusión de la Biblia. Por lo tanto, desde entonces, la publicación se efectuaba exclusivamente en el extranjero hasta mediados del siglo XIX”.

Los historiadores consideran la época del siglo XVIII como la más curiosa a lo largo de la historia de la Biblia de Kralice. En ciudades alemanas como Berlín, Zittau y Halle se publicaban nuevas ediciones que le devolvieron la fama. El interés que provocó la resurrección de la obra demostró que la Biblia de Kralice no representa una joya nacional solamente para los checos sino que su importancia cultural era recibida con entusiasmo en la Europa Central.

La exposición dedicada al 400 aniversario de la última impresión de la Biblia de Kralice en 1613 permanecerá abierta en el Karolinum hasta el 3 de noviembre.

18-09-2013