Besos y recuerdos con Paloma Pedrero

06-11-2013

La traductora checa Šárka Valverde presentó este martes en Praga la colección de relatos ´Beso a Beso` de la escritora y dramaturga española, Paloma Pedrero. Los recuerdos de los primeros e inolvidables besos de mujeres de diferentes generaciones forman parte de este mosaico de historias reales, cuya mayor parte sucedió en la España rigurosamente religiosa de la dictadura.

De izquierda: Jiří Šlupka Svěrák, Šárka Valverde y Eva Kvasničková, foto: Dominika BernáthováDe izquierda: Jiří Šlupka Svěrák, Šárka Valverde y Eva Kvasničková, foto: Dominika Bernáthová Risas, pero también melancolía y recuerdos causó en el público checo la lectura de los relatos breves que componen “Beso a Beso” (Polibky) de la escritora y dramaturga Paloma Pedrero y traducidos al checo por Šárka Valverde.

La lectura de cinco relatos amorosos, de los once en total, condimentados con un toque de humor tuvo lugar en el Teatro de la Calle Řeznická, en Praga, a cargo de la misma traductora junto a la locutora de la Radiodifusión Checa, Eva Kvasničková. Del acompañamiento musical se ocupó el cantante y pianista Jiří Šlupka Svěrák.

Un beso es el elemento común que enmarca todas las historias. Paloma Pedrero entrevistó a diez amigas suyas y les pidió que recordaran los momentos de su primera experiencia amorosa. El objetivo era conseguir historias reales que se desarrollaran a partir de estos momentos sensibles, que de algún modo pudieron influir en el interior de los personajes.

El hecho de que se trate solamente de historias femeninas se debe a la realidad de que la mayoría de los hombres interrogados no consiguieron acordarse de su primer beso, mientras que las mujeres le ofrecieron sus historias con todos los detalles. Otra propuesta de la obra es hacer recordar a los lectores cómo era sentir las mariposas en el estómago, que acompañaban a este mágico primer contacto. La traductora, intérprete y académica, Šárka Valverde, que se encargó de la traducción de la obra al checo, relata para Radio Praga más detalles acerca de las historias.

Šárka Valverde, foto: Dominika BernáthováŠárka Valverde, foto: Dominika Bernáthová “La mayoría se remonta a la infancia de los protagonistas. Paloma Pedrero describe en su obra algo que aquí en Chequia no hemos vivido, es decir, el miedo y la amenaza en una España entonces muy católica, la amenaza de que estás cometiendo algún pecado. Este tema está presente en todos los relatos”.

Así para una de las protagonistas un solo beso equivale al pecado. Al otro personaje, cuyo beso le hizo ser padre, se le impidió asistir al parto de su pareja por no haber contraído un matrimonio, y un grupo de estudiantes que al realizar un teatro escolar ni siquiera pudieron interpretar el acto amoroso por desconocimiento, ya que entonces estos temas eran tabú.

“Es una España atrofiada, donde los niños no tenían oportunidad de ver algo así, no sabían cómo interpretar una pareja enamorada”.

No es la primera obra de Paloma Pedrero que Šárka Valverde ha introducido a los lectores checos, ya que en 2001 salió a la luz la traducción de la obra teatral ´Noches de Amor Efímero` (Noci letmé lásky), que trata de comienzos perplejos y fines trágicos de las relaciones amorosas. Šárka Valverde prosigue contando cuándo se encontró por primera vez con la obra de Paloma Pedrero.

“En 2001 se puso en contacto conmigo el director checo Jiří Trnka, que estaba interesado en escenificar la obra teatral de Paloma Pedrero ´Las Noches del Amor Efímero`. La única traducción entonces estaba disponible solo en eslovaco. Cuando la traduje al checo, el director se dio cuenta de que la versión eslovaca carecía de lo religioso que tan presente estaba en el original. La religiosidad y relacionado con ella un cierto tipo de atadura que nunca hemos tenido aquí en Chequia, y que entonces faltaba en aquella traducción”.

Paloma Pedrero (a la derecha) y Šárka Valverde, foto: archivo de Šárka Valverde Paloma Pedrero (a la derecha) y Šárka Valverde, foto: archivo de Šárka Valverde Con el objetivo de consultar algunas partes de la obra para conseguir una traducción perfecta, Šárka Valverde se puso en 2001 en contacto con Paloma Pedrero. A partir de entonces entablaron una muy buena amistad y la escritora española ya ha realizado varias visitas a la República Checa. Sobre una de ellas escribió para un periódico español.

“Visitamos la región de Valašsko, en Moravia del Este. Allí la gente, como sucede generalmente en Moravia, es más abierta que, por ejemplo, los praguenses. Además se come y bebe bien allí. Paloma quedó encantada, así que escribió una reseña sobre esta región”.

Paloma Pedrero se encuentra entre las dramaturgas contemporáneas más destacadas de España. Realizó más de una treintena de obras teatrales y fue galardonada con varios premios nacionales, entre ellos el Premio Tirso de Molina. En sus obras se enfoca sobre todo en sensaciones, anhelos y búsquedas del ser humano, al igual que en las relaciones de pareja. Este tema universal goza fama entre el público checo, según afirma Šárka Valverde.

“Las otras obras de teatro escritas por Paloma, como ´Ana, el once de marzo` que trata el tema de la tragedia provocada por el ataque terrorista en 2004 en Madrid se escenificaron en la ciudad de Opava dirigidas por la directora Jana Janěková. Por ellas recibimos el Premio de los Espectadores. Además hoy mismo recibí un correo electrónico diciendo que la sección de la Radiodifusión Checa en la ciudad de Ostrava quiere adaptar esta obra teatral para su emisión”.

Paloma Pedrero actualmente desarrolla un nuevo proyecto dedicado a la enseñanza de personas indigentes con los que realiza espectáculos de teatro. Como confirmó Šárka Valverde, tras la función casi nadie consiguió distinguir las personas sin hogar de los actores profesionales.

El próximo espectáculo de este proyecto tendrá lugar en Madrid el próximo 15 de noviembre, mientras que Šárka Valverde ha puesto en marcha la traducción de otro relato de la escritora española que trata una complicada relación entre madre e hija.

sarkavalverde.cz

06-11-2013