05-05-2009

Hola amigos, ¿Cómo están? Seguro que deseando empezar, ¿verdad? Nosotros también. Así que, es momento de saludar a tres nuevos oyentes. Cada uno de un país diferente, dos del continente latinoamericano y uno desde Europa.

Primero nos dirigimos a los latinoamericanos, y damos prioridad a las mujeres, ya que, como saben, la correspondencia femenina se hace más de rogar en esta sección.

A pesar de esto, hoy saludamos a Soledad Samek, que nos escribe desde Paraná, en Argentina.

“Les cuento que en la búsqueda de mis orígenes encontré su radio y me pareció excelente la idea de tener la posibilidad de enterarme de lo que sucede en el país de mis antepasados. Gracias por permitir a los que estamos al otro lado del continente seguir de alguna manera conectados con los nuestros. Es muy emocionante”, relata Soledad.

Estimada Soledad, gracias a usted por escribirnos y por dejarnos saber de su vida. Un saludo enorme y esperamos que nos siga oyendo como hasta ahora.

Continuamos con el segundo de nuestros nuevos oyentes latinoamericanos del programa de hoy. Leemos ahora el e-mail de Salomón Olvera Acosta que nos ha escrito desde Santiago de Querétaro, en México.

“Soy un oyente de onda corta desde hace unos 14 años, y esta es la primera vez que me pongo en contacto con ustedes. Aunque eso sí, de vez en cuando visito su página, que por cierto es muy buena”, escribe nuestro oyente Salomón.

Gracias Salomón. Nos alegra que se haya decidido a escribir y, esperamos que nos siga escuchando por mucho tiempo.

Nos referimos ahora a nuestro nuevo oyente europeo, hablamos de Ramón Navarrete García, que nos escribe desde Alicante, España.

Ramón es todo un manitas, ya que ha sido capaz de fabricarse su propia estación de onda corta con la que nos escucha. Verán:

“Es la primera vez que hago esto, pero estoy muy contento porque después de mucho tiempo intentando escuchar Radio Praga, he podido al fin localizarles”, cuenta Ramón.

Sigue diciendo nuestro amigo Ramón: “Les oigo a través de una radio de esas multibandas, pero muy barata, sólo me costó nueve euros, pero con un hilo de unos cinco metros conectado al kenwood th-f7, he conseguido sintonizarles. Y ahora les escucho fácilmente, me gusta cacharrear con radios y esas cosas. De verdad, estoy muy contento de poder decirles que con una simple radio barata y paciencia se puede conseguir”.

Nos impresiona su habilidad, querido amigo Ramón. Le enviamos un caluroso saludo y esperamos volver a tener noticias suyas pronto.

Como siempre, esperamos sus cartas en la dirección habitual, Radio Praga, Redacción Iberoamericana, Praga, Código postal 120 99, República Checa. También pueden escribirnos en cr@radio.cz.

05-05-2009