Pastel de manzana o ‘del rey’

30-09-2010

El otoño ya se hace sentir en estas latitudes. Las hojas en los árboles van cambiando de color y van creando un paisaje maravilloso. También maduran las frutas de otoño, como las uvas, las peras y algunos tipos de manzanas. Éste es el mejor tiempo para preparar un sabroso pastel de manzanas. En Chequia es muy popular y, además de existir un sinnúmero de recetas para el típico strudel, existen también otros sabrosos pasteles con esa fruta. En Cocinamos con Radio Praga les enseñaremos a preparan uno.

El pastel de manzanas que les enseñaremos a hacer es realmente exquisito por lo que suele ser llamado ‘Pastel del rey’.

Para su preparación necesitaremos lo siguiente: Dos tazas bien llenas de harina, una cucharadita de polvo de hornear, 250 gramos de margarina, dos huevos, media taza de azúcar en polvo y un poco de leche, por si la masa resultara demasiado espesa.

Y para el relleno se requiere un kilo y medio de manzanas, tres paquetes de pudín sabor a vainilla, 8 ó 10 cucharadas de azúcar, canela en polvo, uvas pasas, nueces.

Primero preparamos la masa mezclando todos los ingredientes, es decir la harina, el polvo de hornear, margarina, huevos y azúcar. Si la masa resulta demasiado espesa, podemos agregar un poco de leche. Formamos dos bolas, una un poco más grande que la otra, y las ponemos a enfriar cubriéndolas con algo para que la superficie de la masa no se seque.

Mientras se va enfriando la masa, preparamos el relleno. Pelamos las manzanas, las cortamos en cuartos, quitamos el centro y las cortamos en tajaditas. Éstas las mezclamos con el polvo de pudín, el azúcar y un poco de canela. Podemos agregar pasas y nueces al gusto.

Al enfriarse la masa, pasamos a hacer el pastel. Comenzamos calentando el horno a 180 grados. De la cantidad de masa que hemos preparado resultan dos pasteles redondos del tamaño de una torta normal, pero recomendamos hacer uno solo pero más grande y en forma rectangular, en una bandeja de horno, cuyo fondo cubrimos previamente con papel de hornear o lo engrasamos con mantequilla.

Sobre la bandeja estiramos la masa, es decir la bola más grande, cubriendo bien todo el fondo. Sobre la masa ponemos el relleno de manzanas y encima rallamos el resto de la masa en un rallador con orificios grandes, dejando caer los trocitos de masa a lo largo y ancho del pastel. Ponemos la bandeja en el horno que ahora hay que bajar a 150 grados para que se vaya asando despacio, y lo dejamos aproximadamente tres cuartos de hora, claro está, controlando que no se nos queme.

La superficie del pastel debe quedar doradita. Cuidado, aconsejamos comer sólo después de que se enfríe.

Bueno, pero ¿qué hacer cuando por ejemplo no es época de manzanas?

En tal caso se recomienda usar calabaza o zapallo en lugar de manzanas. Es mejor poner entonces un poco más de azúcar y unas gotas de limón para aderezar el sabor.

Bien amigos, esto es todo por hoy. Que tengan buen provecho, y esperamos que compartan con nosotros su experiencia con la preparación de la receta de hoy.

¡Hasta la próxima en Cocinamos con Radio Praga!

30-09-2010