"Knedlík" - el acompañamiento preferido de los checos

Sin exagerar mucho, los checos no se pueden imaginar la vida sin "knedlík". Esta comida es conocida en alemán como "knedeln", en inglés como "dumplings". Se comen como plato principal, como postre o para acompañar salsas y carnes como el "gulash".

Hablando del "knedlík", primero debemos explicar que se trata de una masa de harina, huevo y levadura que se hierve en agua. Se pueden hacer "knedlík" de papas, rellenos de espinacas, de carne ahumada, pero también son muy populares los "knedlík" dulces, rellenos de frutas.

Para adquirir la receta nos hemos dirigido a la señora Jana, de Praga.

Me temo que la receta clásica, tal como la preparaban nuestras abuelas sería bastante complicada para los oyentes. Por eso he buscado una receta más accesible, por decirlo así, que yo misma probé varias veces y me gustó mucho.

Necesitaremos:

200 gramos o media libra de pan del día anterior. Me refiero al pan blanco común y corriente
una taza de leche;
50 gramos de mantequilla;
dos huevos;
sal.

Además, necesitaremos dos servilletas o pañuelos de tela y una olla para cocer en agua salada hirviendo.

"En primer lugar cortamos el pan en cubitos y lo rociamos con la leche para que se humedezca. Mientras tanto mezclamos la mantequilla con dos yemas y un poco de sal. Si la mantequilla es salada, la sal no será necesaria. Agregamos el pan humedecido y luego las dos claras batidas a punto de nieve con una pizca de sal. Humedecemos las dos servilletas exprimiéndolas bien y repartimos en ellas la masa, las enrollamos en forma de cilindro o rodillo y las amarramos bien por los dos lados. Ponemos a hervir la masa en agua salada dejándola unos diez minutos por cada lado. Al cabo de esos aproximadamente 20 minutos sacamos los "knedlík" del agua, retiramos las servilletas y cortamos con cuidado en rodajas. Para cortar, lo mejor es utilizar un hilo grueso que pasamos por debajo del "knedlík" y lo cruzamos por arriba tirando de los extremos del hilo hacia ambos lados hasta que el "knedlík" se corte en rodajas".

Esperamos, estimados radioescuchas, que la receta de la señora Jana para la preparación del "knedlík" sea de su agrado y que nos comenten sus experiencias después de haberlo cocinado.