El niño Jesús empieza a recibir sus cartas en su oficina de Boží Dar

En este espacio exclusivo para nuestra fiel escucha, esta vez les hablaremos sobre un mágico lugar ubicado en el corazón de los Montes Metálicos en Bohemia del Oeste y compartiremos la correspondencia que nos envían desde todas partes del mundo.

Foto: Lucie DrechselováFoto: Lucie Drechselová Bienvenidos a una nueva cita queridos oyentes, un gran saludo para todos ustedes.

A pesar de una dura semana de frío en la capital checa, las temperaturas han subido un poco en los últimos días y se espera que se mantengan así hasta el final de la semana.

Lo cual es bueno porque todavía queda mucho tiempo de la temporada de invierno.

Foto: Jekatěrina StaševskáFoto: Jekatěrina Staševská Esperamos que ustedes no estén pasando tanto frío y que aquellos que se encuentren en verano lo disfruten al máximo.

Una de las formas de combatir las bajas temperaturas además de tener un buen abrigo, es tomar bebidas calientes.

Por ejemplo, el vino caliente es un trago tradicional que se consume en invierno y que se puede preparar en casa con amigos o familiares.

Es muy sencillo, se pone a hervir un poco el vino tinto de preferencia o gusto y se agregan algunos ingredientes como canela, rodajas de naranja y clavos. Este también puede ser acompañado por postres tradicionales de la época, como las galletas, los pasteles y el pan navideño.

Otro plato típico culinario que es consumido en la República Checa durante el día de Navidad es la carpa.

La semana pasada, en nuestra sección de Sabores Checos, publicamos un artículo en el que compartimos esta costumbre gastronómica.

La sopa de carpa es un alimento que no puede faltar en los hogares checos en la cena de Nochebuena.

La carpa frita comenzó a prepararse en la República Checa a mediados del siglo XX y desde entonces es el plato más frecuente.

Foto: Ondřej TomšůFoto: Ondřej Tomšů Desde los estanques que en su mayoría se encuentran en Bohemia del Sur, el pescado, sobre todo la carpa, inicia su viaje a las tiendas y luego a la mesa de la cena de Nochebuena en los hogares checos.

Además de la parte gastronómica, en otoño, en el período previo a las fiestas de la Navidad, resulta interesante asistir a los drenaje de estanques que se efectúan en Chequia.

Aquellos que están interesados en conocer más sobre esta tradición, los invitamos a visitar nuestra página web y a leer el artículo en su totalidad.

Hablemos ahora de la correspondencia más reciente que hemos recibido.

Desde la ciudad de Ovalle, en Chile, Claudio Galaz nos dice que le llamó mucho la atención la programación que emitimos el primer día de adviento y escribe lo siguiente:

“Estimados amigos, me ha dado mucho gusto escuchar vuestra emisión de hoy, me da a entender la relevancia de la Navidad para vuestra sociedad, juntos a los valores tradicionales que espero que se conserven por muchos años más, saludos cordiales”.

Saludos para usted también querido Claudio y le deseamos unas felices fiestas a usted y a su familia.

También nos ha escrito nuestro estimado oyente Javier González, quien desde México nos dice que hace poco recibió su premio de nuestro mini concurso junto con una tarjeta QSL y nos agradece este envío.

Estimado Javier, es nuestro gusto recompensar a nuestros oyentes que participan y siempre nos acompañan, un gran abrazo para usted.

La siguiente carta nos ha llegado desde la ciudad de Rosario en Argentina. Desde allí se comunica con nosotros Julian Gabriel Meliharik.

Quien nos cuenta que es el presidente de la Asociación Hogar Checoslovaco y que hace poco celebraron un encuentro de colectividades extranjeras que se realizó en el mes de noviembre. Además agrega:

Boží Dar, foto: Miloš TurekBoží Dar, foto: Miloš Turek “En la fiesta realizamos un brindis de honor en conmemoración de los festejos por los 100 años de la Fundación de Checoslovaquia como así también los 25 años de la fundación de Chequia”.

Querido Juan Gabriel desde Praga le enviamos un gran saludo de parte de todo el equipo y los felicitamos por ese maravilloso encuentro, deseamos que puedan celebrar muchos más.

Y ahora vamos a contarles un relato sobre un mágico lugar de Chequia en donde el Niño Jesús tiene su propia oficina, desde la cual recibe los correos de todos los niños checos que envían sus cartas de Navidad.

Fuertes vientos, lluvias y en estas fechas también unas salvajes nevadas caracterizan el duro clima del municipio de Boží Dar, situado a 1028 metros sobre el nivel del mar.

Ubicado en una de las zonas más lluviosas y nevosas del país, con una temperatura media anual de 4.5 ºC, hay quienes se preguntan por la razón del poblamiento de ese lugar. La respuesta son los yacimientos de plata y estaño que fueron descubiertos en Boží Dar en el siglo XVI.

El creciente número de mineros obligó al príncipe elector de Sajonia, bajo cuyo mando se encontraba en aquel entonces el lugar, a convertir el asentamiento en un municipio.Según la leyenda, el príncipe sajón es el responsable por el nombre del municipio de Boží Dar, traducido al español como el “regalo de Dios”

Foto: monicore / Pixabay / CC0Foto: monicore / Pixabay / CC0 Con la expulsión de los alemanes tras la Segunda Guerra Mundial, Boží Dar perdió la mayor parte de sus habitantes. Mientras que en 1930 contaba con más de 1000 residentes, en 1947 su número bajó hasta 187.

Su ubicación cerca del cielo es tal vez el motivo por el cual opera en Boží Dar la oficina de correos del Niño Jesús. Desde 1994 a partir del 1 de diciembre, sus empleados reciben miles de cartas y postales que franquean con un sello especial y reenvían a sus remitentes.

La mayoría de ellos son niños que escriben al Niño Jesús que es lo qué quieren que les deje debajo del árbol de Navidad. La mayor parte de las cartas proceden de la República Checa, pero cada año llegan a Boží Dar unos cuantos envíos mandados desde países lejanos, como Australia, Nueva Zelanda, China, Canadá o Estados Unidos.

En 2015 pasaron por las manos de los empleados del Correo Navideño del Niño Jesús más de 370 kilogramos de correspondencia, aproximadamente 80 000 postales y cartas.

A lo largo de los últimos años, la cantidad de la correspondencia registró un descenso, ya que en ciertos períodos se llegaron a franquear más de 500 kilos de cartas.

Las estampas de todos los sellos, utilizados en las últimas dos décadas en el Correo Navideño del Niño Jesús, se pueden ver en el Museo de Etnografía de Boží Dar.

Los que quieran compartir con el Niño Jesús sus deseos navideños, pueden enviarle su correspondencia hasta el 23 de diciembre.

Todas las cartas y postales tienen que llevar un sello, la dirección del remitente y la de la oficina de correos del Niño Jesús: Český Ježíšek, Boží Dar 1, CP 362 62, Boží Dar.

Y antes de concluir nuestra cita, es tiempo de agradecer a todos aquellos que nos envían sus informes de recepción desde todas partes del mundo, muchas gracias a nuestros queridos amigos:

Jorge Andrés Zuñiga y a Luis Valderas desde Chile, a Ceferino Campmajo y a Claudio Martineja desde Argentina y a Juan Carlos Gil desde España.

Desde ahora pueden esperar sus tarjetas QSL en sus domicilios, que enviaremos con la mayor brevedad posible.

Y con esto concluimos nuestra cita queridos amigos. No olviden enviarnos su correspondencia aquí a Radio Praga, redacción iberoamericana, Praga, Código postal 120 99, República Checa y así mismo, pueden escribirnos a nuestro correo electrónico cr@radio.cz

Esperamos sus comentarios y reacciones acerca de nuestra programación que pueden hacer en las redes sociales de Facebook y Twitter. Hasta la próxima ocasión, ¡un abrazo para todos!