Prof. Josef Charvát, pionero de los estudios sobre el estrés

12-02-2004

La comunidad científica checa recuerda el vigésimo aniversario de la desaparición del Profesor Josef Charvát, fundador de la endocrinología checa y autor de novedosos trabajos sobre las relaciones entre las hormonas y el sistema central nervioso. El Profesor Charvát nació en 1897 en Praga y su trayectoria vital fue marcada por la azarosa historia de su país.

En 1925 Josef Charvát como el primer médico checo empezó a utilizar la insulina para el tratamiento de la diabetes. Antes de que el canadiense Hans Selye publicara su concepto del estrés mental, Charvát ya había estudiado la influencia de las emociones sobre el metabolismo. En 1934 comenzó a utilizar hormonas para el tratamiento de los pacientes. Estudió el estrés como fenómeno biológico y social.

De los numerosos trabajos científicos del Profesor Charvát los más valorados son el primer manual checo de la endocrinología titulado "Patologías de las glándulas de secreción interna", "Vitaminas y hormonas" y el libro "La vida, la adaptación y el estrés".

En los tiempos pioneros de la radio, el profesor Josef Charvát ofrecía a los radioescuchas populares conferencias sobre temas médicos. Sus consejos tampoco hoy en día deberían caer en saco roto:

En la conferencia cuyo fragmento acaban de esuchar el Profesor Charvát afirma que no es ningún descanso cuando un citadino sale durante el fin de semana de la ciudad para recorrer en esquí 30 o 40 kilómetros. El lunes regresa al trabajo mortalmente fatigado. Según el Profesor Charvát tal hombre habría hecho más para su salud si hubiera pasado todo el domingo durmiendo.

El Profesor Josef Charvát padeció en su vida muchos azares históricos. Hijo de un modesto funcionario municipal, Josef Charvát se inscribió en la Facultad de Medicina en Praga a principios de la Primera Guerra Mundial, pero en 1916, cuando tenía 19 años, tuvo que incorporarse a las filas del ejército austro-húngaro. Artillero de una batería de cañones pesados sobreviviría a cinco ofensivas de gran envergadura.

En 1919 combatió aún en Eslovaquia para garantizar su incorporación a la recién surgida Checoslovaquia. Tan sólo después pudo regresar a la universidad y graduarse.

Josef Charvát quiso ser psiquiatra, sin embargo después de graduarse no encontró trabajo en ninguna clínica siquiátrica. Llegó por el contrario la oferta de trabajar en la Segunda Clínica de Medicina Interna, en Praga y el joven médico pasó a especializarse en Bioquímica y Endocrinología.

La brillante carrera científica del Profesor Charvát se desarrolló sin percances hasta la ocupación de Bohemia y Moravia por las tropas nazis, en 1939. El día en que estallara la Segunda Guerra Mundial, el primero de septiembre de 1939, el médico fue arrestado y pasó sucesivamente por los campos de concentración de Buchenwald y Dachau.

Terminada la conflagración mundial, el Profesor Charvát se enteró que lo había salvado de una muerte segura la intervención del príncipe heredero sueco, Gustavo Adolfo. El príncipe había conocido al científico checo como activista del skauting, movimiento del que también formaba parte.

Al enterarse de la detención de Josef Charvát, el príncipe intervino por él ante Hitler. Y el Führer que no quería tener problemas con la Suecia neutra, ordenó la excarcelación del médico checo.

El Profesor Charvát fundó en 1945 la Tercera Clínica de Medicina Interna de la Universidad Carolina que encabezaría hasta 1970. Durante todo ese período fue vigilado de cerca por un colega médico, colaborador de la policía secreta comunista StB.

Durante la Primavera de Praga de 1968 el Profesor Josef Charvát fue uno de los candidatos a la Presidencia de la República. El carismático médico se inscribió indeleblemente en la memoria de los praguenses por su discurso pronunciado desde el balcón de la Facultad de Filosofía y Letras el 24 de enero de 1969, en vísperas de los funerales de Jan Palach que se autoinmolara en protesta contra la ocupación soviética. El científico falleció en 1984, a la edad de 87 años.

12-02-2004