Prestigiosos científicos de origen checo

10-10-2002

Esta vez les hablaremos de los científicos de origen checo más citados en las publicaciones especializadas. Varios de los más brillantes emigraron tras las sucesivas ocupaciones del país por tropas extranjeras durante el siglo 20.

¿Cuáles de los científicos logran imponerse a nivel mundial? Lo indica el número de citaciones de sus trabajos. El currículum de muchos de los científicos de origen checo más citados fue marcado por avatares históricos.

En 1939 huyó de su patria ante los nazis Emil Wolf, nacido en Praga en 1922. Wolf es considerado como el padre de la óptica clásica. Es coautor del libro Principles of Optics que escribió con el Premio Nobel de Física, Max Born. La librería electrónica Amazon.com ofrece su séptima edición. Wolf se desempeña como catedrático de la Universidad de Rochester, Estados Unidos.

En la capital checa se formó Benjamin Abeles, especialista en física de sólidos. Antes de jubilarse, trabajó en Exxon Research, Estados Unidos. Benjamin Abeles nació en 1925 en Viena, pero se graduó en el Instituto Superior Tecnológico de Praga. A principios de los años 50 se marchó a Israel y después a Estados Unidos. Con George Cody inventó la pila térmica de silicio y germanio que hizo posible el vuelo de la sonda espacial Voyager.

La ocupación soviética de Checoslovaquia que se inició el 21 de agosto de 1968, impulsó a la emigración a toda una pléyade de científicos checos.

En 1968 optó por la emigración Zdenek Sekanina, hoy en día destacado investigador de cometas, de Jet Propulsion Laboratory, de Estados Unidos. El especialista, nacido en 1936 en la ciudad de Mladá Boleslav, estudió Astronomía en la Universidad Carolina de Praga. En Estados Unidos tomó parte en la investigación del cometa Halley y del Shoemaker - Levy que en 1994 chocó con Júpiter.

Tras la ocupación de Checoslovaquia por las tropas soviéticas se marchó al extranjero también Jirí Mestecký, investigador del campo de las ciencias biomédicas, actualmente en la Universidad de Alabama, Estados Unidos.

Jirí Mestecký, nacido en 1941, se graduó en Medicina en la Universidad Carolina, de Praga. El científico se dedica a la inmunología y participa en el desarrolo de nuevas vacunas, incluída la vacuna contra el sida.

La Universidad Carolina de la capital checa se reveló como cuna de talentos también en el caso de Josef Michl, otro emigrante de 1968. Josef Michl, actualmente investigador en la Universidad de Colorado, Estados Unidos, es hoy en día uno de los mejores químicos mundiales que diseña nuevos materiales a base molecular.

Entre los científicos contemporáneos de origen checo destaca Jirí Bartek. El científico trabaja desde hace siete años con su equipo checo en el Instituto de Biología de Tumores, en la capital danesa Copenhague y publica regulamente los resultados de sus investigaciones en las revistas más prestigiosas.

Jirí Bartek, de 49 años, se graduó en Medicina en la Universidad Palacký, en la ciudad morava de Olomouc. Actualmente estudia los mecanismos de la división celular y las causas de la transformación de células normales en cancerosas.

10-10-2002