Las autopsias convirtieron la Medicina en Ciencia Natural

No cabe duda de que fueron las autopsias las que convirtieron la Medicina en una Ciencia Natural. Hace 200 años, el 19 de febrero de 1804, nació en la ciudad checa de Hradec Králové el señor Karel Rokitanský, especialista en patología que realizó a lo largo de su vida 75 mil investigaciones relacionadas con la autopsia. El científico defendió la idea de que los conocimientos obtenidos a raíz de las autopsias deben servir para mejorar la asistencia médica. Su labor corona un esfuerzo secular por conocer la anatomía del hombre para curarlo mejor.

En la Europa Medieval la disecación de los cadáveres estaba prohibida, pero a pesar de ello quien verdaderamente lo deseaba podía conocer el interior del cuerpo humano. Las oportunidades para tales estudios se presentaban cuando los difuntos eran embalsamados o sus cuerpos cocidos para evitar la descomposición del cadáver durante el transporte al lugar de la inhumación.

Sin embargo, en 1299 el Papa prohibió la embalsamación y de esa manera obligó a la comunidad médica a esforzarse por conseguir una posibilidad oficial de disecar los cadáveres para estudios anatómicos. Las primeras autopsias autorizadas tuvieron lugar en las universidades del norte de Italia. Posteriormente las autopsias adquirieron el carácter de un espectáculo teatral al que asistían médicos y espectadores laicos. A los asistentes se servía cerveza, vino y dulces.

El renombrado médico Felix Platter fundó en 1580 en la ciudad de Basilea el primer theatrum anatomicum, teatro anatómico, que imitaba un anfiteatro de la Antigüedad. En la parte más baja se instalaba una mesa giratoria para autopsias, iluminada por velas y antorchas y en torno se levantaban las gradas para los asistentes.

Primero los teatros anatómicos servían para los futuros médicos, pero las autopsias se convirtieron con el tiempo en un importante evento social, celebrado en ocasión de fiestas públicas, como el carnaval.

En la época rudolfina, a principios del siglo 17, Praga no tenía todavía un teatro anatómico, pero no se perdió el espectáculo de una autopsia.

La primera autopsia pública realizada en Praga en 1600 corrió a cargo de Jan Jesenský, en aquel entonces catedrático en la universidad de Wittenberg. Posteriormente sería médico de cabecera de Rodolfo II que residía en Praga y después el último rector de la Universidad de Carlos antes de la fatal Batalla de la Montaña Blanca que cambiaría el curso de la historia checa...

...y la vida del propio Jesenský- Jesenius, que en 1621 sería ejecutado en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Al realizar la primera autopsia en Praga, Jesenský tenía todavía por delante veinte años de vida.

Jesenský obtuvo del emperador Rodolfo II y de la Facultad de Medicina la autorización para la autopsia, el verdugo suministró el cadáver de un ajusticiado, los asistentes decoraron con paño negro el escenario del evento. El espectáculo pudo empezar.

La primera autopsia pública en Bohemia se inició el 8 de junio de 1600 y duró cinco días. El evento al que asistieron centenares de espectadores tuvo un carácter festivo.

El 19 de febrero de 1804 nació en la ciudad checa de Hradec Králové Karel Rokitanský que estudió Medicina en las universidades de Praga y de Viena. Después de graduarse empezó a trabajar como asistente en el Instituto de Patología del Hospital General de Viena. Pronto sería su director y catedrático de la Facultad de Medicina.

El profesor Karel Rokitanský realizó en su vida más de 75 mil investigaciones relacionadas con las autopsias. Gracias a los resultados de sus invesigaciones ya en 1852 avanzó la hipótesis sobre el surgimiento de la hoy tan temida ateroscleroris. Su obra clave fue el Manual de Anatomía Patológica, conocido en el mundo entero.

El científico clasificó magistralmente la ingente suma de los conocimientos obtenidos, por lo que mereció el apodo de "el Linneo de la Medicina". Gracias a Karel Rokitanský la Medicina se convirtió en una Ciencia Natural.