01-02-2007

En esta edición abordaremos los siguientes temas:"Mapache en las aguas del Moldava","Calentamiento global influye en la fauna de los ríos checos", "Irbíl, uno de los asentamientos más antiguos del mundo".

Animales migran del Este al Oeste

Me causó un gran asombro cuando leí hace unos días que los guardas municipales rescataron de las frías aguas del río Moldava en Praga un animal originario de China y Japón.

Una empleada de un restaurante en el espigón Masaryk alertó a los guardas y una patrulla fluvial salvó de las aguas del Moldava un mapache.

Parece que el animal habrá huido de un criador.

No,no. El mapache es un animal que llegó del Este. Ha sido implantado en el Cáucaso, Ucrania y Bielorrusia. Desde los países occidentales de la antigua Unión Soviética se ha extendido a Rumania, Polonia, República Checa y Alemania.

De la vida del mapache en los territorios recientemente conquistados se sabe todavía poco. Vive oculto, pero los encuentros con este mamífero en la República Checa son cada vez más frecuentes.

 

El calentamiento global y la fauna de los ríos checos

Te propongo que nos quedemos todavía a las orillas de los ríos.

¿Te has fijado en algo interesante?

Que en la República Checa hay cada vez más cormoranes.

Has acertado. Desde 1965 cuando los ornitólogos checos empezaron a realizar regularmente los censos de las aves acuáticas, han crecido significativamente las poblaciones de cormoranes y de patos silvestres. Según los coordinadores de los censos, el incremento se debe a los cambios climáticos: éstos provocan el calentamiento de las aguas de los ríos.

En los inviernos cálidos, como el del presente año, permanece en el territorio checo un mayor número de garzas, patos silvestres, gansos bravos y gaviotas.

En inviernos más fríos se registran por el contrario abundantes poblaciones de cisnes y de algunos patos nórdicos que normalmente suelen pasar el invierno en el litoral del Mar Báltico.

 

Oriente Próximo, cuna de las civilizaciones más antiguas

Fortaleza de Irbíl en IrakFortaleza de Irbíl en Irak La fortaleza de Irbíl, en Irak, es uno de los monumentos históricos más interesantes de toda la Humanidad. El diario Mladá Fronta Dnes ha informado de que expertos checos ayudan ahora a salvar este lugar, repleto de tesoros arqueológicos.

La fortaleza de Irbíl, con sus sinuosas callejuelas, ha estado habitada sin interrupción durante ocho milenios. Además de Jericó es el lugar permanentemente habitado más antiguo del mundo.

Una empresa checa ha elaborado con los recursos facilitados por el Gobierno checo un proyecto de salvación de este monumento, uno de los más valiosos de Oriente Próximo.

Los científicos checos opinan que el cerro con la fortaleza de Irbíl contiene muchos tesoros históricos. Los arqueólogos del Museo de Bohemia Occidental encontraron en el lugar, por ejemplo, un instrumento de piedra de centenares de miles de años de antigüedad.

01-02-2007