08-06-2006

"Lápiz de plasma", "Microespejo superliso", "Gafas para su móvil"- así se llaman tres inventos checos de los que les hablaremos en la presente edición.

Lápiz de plasma

Los científicos de la metrópoli morava de Brno necesitaron diez años para desarrollar el lápiz de plasma. Al principio se dirigió a uno de los científicos una conocida suya de un museo ya que el especialista investigaba también nuevos procedimientos en la restauración de piezas históricas.

La museóloga colocó delante del científico un florero de cristal y pidió que éste inventara un procedimiento que posibilitara limpiar la pieza histórica rápidamente y sin dañarla.

Los métodos de limpieza de las piezas históricas utilizados hasta ahora son morosos y además dañan los objetos. Por ejemplo, la limpieza de la superficie de monedas históricas muy viejas requiere semanas. Sin embargo, al ser utilizado el lápiz de plasma, el mismo proceso demora sólo un par de minutos.

El lápiz de plasma puede ser utilizado también en la producción de baldosas cerámicas, siendo posible diseñar con él en el vidriado de las mismas ornamentos decorativos.

 

Microespejo superliso

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Un gramo del microespejo superliso es más caro que un gramo de oro. Su superficie es cien veces más lisa que el cristal de las gafas. Y después de ser conectado a una lámpara especial de rayos X, el microespejo genera el rayo más intenso entre todos los equipos de laboratorio en el mundo.

El microespejo superliso, invento del profesor Ladislav Pína, del Instituto Politécnico Checo y de sus colegas, ayuda a los científicos principalmente en las investigaciones médicas y genéticas y en la investigación farmacéutica. Este equipo es utilizado también por la compañía automotriz Toyota. El microespejo con la superficie superlisa sirve igualmente a los restauradores a quienes ayuda a descubrir los colores originales del cuadro.

El microespejo para la radiación X cabe en un diminuto tubo del tamaño de un pequeña pila.

El espejo en que se reflejan los rayos X empezó a ser desarrollado por un grupo de científicos checos a finales de los ochenta y principios de los noventa en un gararaje de una urbanización de Praga. Hoy en día sus microespejos están protegidos por una patente en Europa, Estados Unidos y Japón.

El inventor, el profesor Ladislav Pína con sus dos colegas, fundó en los años noventa una pequeña empresa para la producción de microspejos. En la actualidad los fundadores de dicha empresa de tecnología puntera colaboran en la producción del mayor telescopio espacial de rayos X Xeus.

 

Gafas para su móvil

Martin Novák es el autor de una original idea: la de fabricar lupas de aumento para los displays de los teléfonos móviles. La lente transparente que se pega al display del celular, aumenta las cifras y las letras casi dos veces. Novák solicitó la patente para su invento y fundó una empresa que se dedica a la fabricación de "gafas para su móvil", como llama su invento.

La lente se destina principalmente a personas mayores que tienen problemas con la visión. Según los datos del Instituto Checo de Estadística, uno de cada tres checos es mayor de cincuenta años y por lo menos una tercera parte de este grupo necesita gafas para leer los mensajes cortos SMS.

La empresa de Martin Novák ofrece a los clientes doce tipos de lentes que pueden ser utilizadas en un centenar de modelos de teléfonos móviles.

08-06-2006