09-12-2004

"El gobierno checo fomenta el aprovechamiento de la biomasa","Egiptólogos checos exploran en Abusir una tumba excavada en la roca","Los checos son propensos a contraer el cáncer del intestino grueso"- éstos son los temas que abordaremos en la presente edición.

Crece el aprovechamiento de la biomasa

Cuarenta municipios checos ya no necesitan ni carbón ni gas para generar calor para sus habitantes. En las calderas de las mencionadas localidades se quema biomasa: residuos de madera o paja.

De los nueve mil habitantes de la ciudad de Bystrice nad Pernstejnem, seis mil son abastecidos con el calor generado en la planta municipal que utiliza como combustible la biomasa.

Una planta similar que genera calor y electricidad a partir de la biomasa funciona también en la ciudad de Trebíc donde abastece una urbanización de 10 mil habitantes.

El Estado fomenta el aprovechamiento de la biomasa, concediendo dotaciones a los municipios que instalen calderas capaces de quemar residuos de madera o paja. Además, el Ministerio de Agricultura cuenta para el próximo año con dotaciones para el cultivo de plantas energéticas, como la acedera.

 

Tumba excavada en la roca de 4500 años de antigüedad

Los egiptólogos checos están explorando en Abusir, al sur de El Cairo, una tumba excavada en la roca de 4 mil 500 años de antigüedad.

Las dimensiones de la tumba descubierta por los egiptólogos checos son inusualmente grandes, faraónicas:sus constructores excavaron en la roca un recinto de 18 metros de largo y 4 metros de alto. En tumbas tan grandiosas ocultadas en la propia roca se sepultaban durante el reinado de la quinta dinastía sólo los miembros de la familia real.

¿A quién pertenecía la tumba descubierta por los egiptólogos checos debajo de una capa de arena cuyo grosor alcanzaba varios metros?

Los científicos ignoran todavía el nombre de quien yaciera en la tumba, pero todo indica que fue un funcionario de alto rango. De los restos de las inscripciones jeroglíficas halladas en el interior de la tumba, se desprende que ejercía sus cargos muy cerca del faraón, ocupándose de la administración del palacio.

Fue, además, sacerdote del dios-carnero Khnum y ello indica que también tenía algo que ver con los sepelios en las necrópolis de Abusir y de Saqqara.

Los egiptólogos checos opinan que debajo de la tumba excavada en la roca que han descubierto, podría hallarse a una gran profundidad la cámara funeraria con el sarcófago y la momia. No queda descartado que esté intacta.

Aunque hubiese sido saqueada en la Antigüedad, podría haber conservado una parte esencial de su ajuar funerario. En aquel entonces los ladrones solían romper el sarcófago y sustraer a la momia las joyas y otros objetos de valor, dejando intacto el ajuar funerario consistente en vasijas de piedra y de cerámica así como recipientes y herramientas de cobre, piezas tan apreciadas en el presente por los arqueólogos.

 

El cáncer del intestino grueso afecta a muchos checos

Los checos son muy propensos a contraer el cáncer del intestino grueso, constatan los médicos. En los últimos 15 años se ha duplicado el número de los enfermos. Cada año contraen el cáncer del intestino grueso unas 7500 personas de las que 6 mil fallecen. La meta de la medicina checa es reducir a la mitad el número de las víctimas de esta enfermedad.

Sin embargo, en la lucha contra el cáncer los médicos chocan con los malos hábitos alimenticios de los checos que consumen muchos alimentos ahumados, fritos o conservados que contienen un elevado porcentaje de grasas de origen animal. Además, los checos comen poca verdura y en su alimentación faltan las fibras y abunda el pan blanco.

Los especialistas opinan que la elevada incidencia del cáncer del intestino grueso se debe, además, a la cerveza, sobre todo a la de 12 grados, en cuyo consumo los checos ocupan el primer lugar en el mundo.

En la República Checa existe un sistema muy bien organizado de detección precoz del cáncer del intestino grueso. Las personas mayores de 50 años tienen derecho al test gratuito, pero la mitad de ellas no aprovecha esta posibilidad. Es una actitud irresponsable ya que siendo detectado a tiempo, este tipo de cáncer se puede curar.

09-12-2004