25 mil gansos silvestres pasan el invierno en Moravia del Sur

13-02-2003

Decenas de miles de gansos silvestres procedentes de Groenlandia, Escandinavia y Siberia, pasan el inivierno en la República Checa. Cuando bandadas de esas aves levantan de madrugada el vuelo es un espectáculo impresionante.

Ganso silvestre, foto: Piotr Kuczynski, Creative Commons 3.0Ganso silvestre, foto: Piotr Kuczynski, Creative Commons 3.0 En Europa viven más de 2 millones de gansos silvestres que migran desde el norte para pasar el invierno en tierras más templadas. Este año, 25 mil de ellos pasan los meses invernales a orillas de los lagos artificiales de Nové Mlýny, en Moravia del Sur, en la parte oriental de la República Checa. Este año se han reunido en Nové Mlýny 15 mil gansos silvestres más que en el 2002.

Los especialistas de la región protegida de Pálava, en Moravia del Sur, reconocen que no saben exactamente por qué se han concentrado tantos gansos silvestres en las márgenes de las represas de Nové Mlýny.Quizás por tener allí un rico pasto.

Los lagos artificiales de Nové Mlýny son el único lugar en la República Checa donde hibernan los gansos silvestres. Se trata de ejemplares procedentes de Siberia, Groenlandia, Islandia y países escandinavos. Las represas de Nové Mlýny distan de sus países de origen miles de kilómetros.

Ganso silvestre, foto: Richard Bartz, Creative Commons 2.5Ganso silvestre, foto: Richard Bartz, Creative Commons 2.5 A pesar de ello, los gansos silvestres consideran ventajoso hibernar en Moravia del Sur ya que allí se les ofrecen condiciones ideales. Además de tener a su disposición suficiente alimento, las aves benefician de una nueva normativa cinegética que limita las posibilidades de abatir un ganso silvestre.

A diferencia de los años anteriores, la correspondiente normativa cinegética permite cazar gansos silvestres sólo en dos días de la semana, y ello apenas hasta el 15 de enero. Se estima que últimamente fueron abatidos entre 500 y mil ejemplares.

Los gansos silvestres saben reaccionar de inmediato a cada peligro. En 1996 fue autorizada su caza ilimitada y en consecuencia el número de aves que hibernaban en Moravia del Sur disminuyó rápidamente. Los gansos silvestres pasaron después a evitar los lugares peligrosos.

Ganso silvestre, foto: DaniKauf, Creative Commons 3.0Ganso silvestre, foto: DaniKauf, Creative Commons 3.0 En los lagos artificiales de Nové Mlýny, en Moravia del Sur, pasan el invierno un considerable porcentaje de gansos silvestres de Europa. En la vecina Austria se dirigen al lago Nezider sólo unos pocos millares de esas aves y su número se mantiene estacionario.

La creciente presencia de gansos silvestres en la República Checa durante la temporada invernal puede estar relacionada con el calentamiento global. Es que esas aves poseen una extraordinaria sensibilidad hacia los cambios climáticos.

De ejemplo puede servir una especie de ganso silvestre que vive casi todo el año en el territorio checo. Antes solía pasar el invierno en África del Norte, pero en los últimos años ya no migra en busca del calor y permanece en la República Checa también durante el invierno.

Nove Mlyny, foto: Archivo de Radio PragaNove Mlyny, foto: Archivo de Radio Praga La presencia de decenas de miles de gansos silvestres atrae a Moravia del Sur no sólo a los ornitólogos sino también a muchos curiosos. Algunos turistas llegan desde Inglaterra, Austria y la vecina Eslovaquia para contemplar arrebatados las bandadas de gansos silvestres.Ver cómo miles de aves levantan de madrugada el vuelo para ir en busca de su alimento es un espectáculo impresionante.

Los gansos silvestres se alejan decenas de kilómetros de los lagos de Nové Mlýny buscando comida. Suelen picotear tallos de cereales de las sementeras de otoño, pero los especialistas sostienen que no causan grandes daños a los agricultores. Por el contrario. Está comprobado que los campos en los que han pastado gansos silvestres, dan mejores cosechas.

13-02-2003