La red inalámbrica Wimax se extiende por la República Checa

05-08-2009

El servicio de telefonía e Internet inalámbricos a partir de la tecnología Wimax ha dado un paso clave en su difusión por la República Checa. Radiocomunicaciones Checas instalará este verano 15 nuevos transmisores, con lo que la infraestructura de Wimax en el país se equiparará al del resto de Europa Occidental.

Wimax, son las siglas en inglés de “Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas”, y es actualmente lo último en difusión de datos sin cables. Consiste en la recepción de datos por microondas y la retransmisión mediante ondas de radio.

En la República Checa, el principal proveedor de Wimax es la compañía Radiocomunicaciones Checas, que de momento posee diez antenas transmisoras. Con la ampliación de este verano se llegará a las 25. ¿Pero cuáles son las ventajas de Wimax con respecto, por ejemplo a la tecnología Wifi? Según Marcel Procházka, de Radiocomunicaciones Checas, se trata de cualidades muy específicas

“Las ventajas del Wimax son notables. Tenemos la posibilidad de ofrecer una cobertura de hasta 15 kilómetros en torno a la antena transmisora, un radio de acción considerable. Además la señal llega incluso sin visibilidad directa, esto significa que aunque no estemos orientados a la antena transmisora, la señal sigue llegando”.

Por otro lado, la velocidad es algo mayor que el Wifi, al situarse en los 5 Mb/s en ambas direcciones de transmisión. Sus características la convierten en un medio ideal para ofrecer cobertura telefónica o de Internet a zonas montañosas, donde el wifi no es operativo, o rurales, donde la densidad de población no justifica la instalación de Internet de banda ancha.

Según el analista de nuevas tecnologías Aleš Miklík, los principales beneficiarios de la expansión del Wimax en la República Checa serán las empresas.

“Esto es así por sus características tecnológicas. Simplemente conviene sustituir las conexiones tradicionales por cable por el Wimax, ya que es más efectivo y garantiza mejor la calidad en la transmisión de datos”, opinó Miklík. De todas formas, entre las diferentes ofertas que ofrece Radiocomunicaciones Checas también se encuentran servicios para hogares, al precio de 38 euros al mes, como recuerda Procházka.

“Sí, los servicios que ofrecemos están adaptados a las necesidades de las compañías, pero también tenemos un producto a medida para los hogares. Hay un gran interés de los hogares por el Wimax, de hecho el 20 por ciento de las instalaciones que realizamos son para particulares. Los hogares adquieren el servicio Wimax sobre todo en las zonas donde no llega el ADSL”, explicó Procházka.

Actualmente grandes empresas como Intel ya están fabricando computadoras con receptores de Wimax integrados, además del clásico Wifi. Parece que el Wimax podría convertirse en el futuro en el formato predominante, también en la República Checa, aunque según Aleš Miklík a pesar de su destacado grado de desarrollo, de momento el Wimax permanece estancado.

“El Wimax llegó a la República Checa en 2005, y desde ese momento varias compañías lo ofrecen como servicio para empresas. Por ejemplo Volny, que obtuvo la licencia y ahora proporciona Wimax también a particulares. De todas maneras, la oferta para hogares no es tan grande de momento. Sí es cierto que hay grandes expectativas con el Wimax móvil, lo que pasa es que este formato de momento no acaba de llegar”.

El Wimax móvil es un avance respecto a la tecnología Wimax tradicional fija y se caracteriza por permitir la conexión aunque el receptor se encuentre en movimiento, por ejemplo en un vehículo, con prestaciones similares a la tecnología GSM. Todavía se encuentra en fase de desarrollo y en competencia con otros formatos, por lo que de momento ningún operador cuenta con traelo a la República Checa.

05-08-2009