El realismo socialista en la arquitectura

28-09-2018

Los palacios del proletariado que datan de los años 50 del siglo pasado eran grandiosos desde afuera, pero sus interiores ocultaban apartamentos pequeños. El nuevo barrio de Ostrava, llamado Poruba, imitaba la arquitectura soviética. A la inspiración en el neoclasicismo ruso fueron añadidos ciertos elementos tradicionales checos, como el esgrafiado. A diferencia del pasado sin embargo, en los nuevos esgrafiados se representaba a la clase trabajadora.

En Ostrava surgió un barrio completo. Se puede poner en duda su calidad arquitectónica, pero no su proyección urbanística: es excelente. Lo testimonia el hecho de que esa parte de Ostrava es considerada como el mejor barrio residencial de la ciudad.