Superimpuesto, tango nuevo, arte cubano y lo que dejó el Papa

03-10-2009

El superimpuesto, que revolucionará el sistema fiscal checo. La Exposición Nacional Checa en México. Una muestra pictórica de un renombrado artista cubano, Ernesto García Peña. El show de la orquesta típica Ciudad Baigón, que trajo el tango de las nuevas generaciones. Y la visita del Papa. Esos son los temas destacados de la semana noticiosa.

Eduard Janota, foto: ČTKEduard Janota, foto: ČTK Empezamos con una noticia económica. El superimpuesto. Así ha bautizado la prensa checa la reforma fiscal presentada por el Ministro de Finanzas, Eduard Janota, un cambio que pretende simplificar el complejo sistema de impuestos de la República Checa.

La idea es que los checos, en vez de pagar el impuesto sobre la renta y el de la seguridad social por separado, lo hagan de una sola vez. Los expertos ven la iniciativa con buena cara, entre ellos el analista económico David Marek.

“La unión de estos dos pagos tiene sentido porque la seguridad social hoy en día es realmente un impuesto directo, solo un acompañante del impuesto sobre la renta. La medida tendrá efectos positivos en las empresas, ya que se reducirá el trabajo administrativo, y para las oficinas financieras del Estado, que lo tendrán todo más sencillo”.

La complejidad del sistema fiscal checo suele aparecer en las encuestas como uno de los principales impedimentos a la actividad empresarial en el país.

Asimismo, se calcula que la burocracia estatal se podría reducir en varios miles de personas, al limitarse todo a un trámite único.

 

El Papa Benedicto XVI vino y se fue. En un país mayoritariamente no creyente, la primera visita del actual jerarca de la Iglesia católica no pasó inadvertida.

Durante su estancia de tres días en la República Checa, entre el sábado y el lunes pasados, el Sumo Pontífice fue aplaudido por miles de fieles y aprovechó de brindar sermones centrados en la libertad y la verdad.

El jefe del departamento de prensa de la Conferencia Episcopal Checa, Juan Provecho, hace un balance de la visita del Papa.

“La fe como un vivir de forma activa en lo que creemos. Es curioso porque el Santo Padre no ha querido enseñarnos ninguna cosa nueva, sino ha querido durante esta visita sobre todo animar a la comunidad, animar desde la fe, y decir que tenemos que continuar con la fe hasta el final, que tenemos que ser persistentes en nuestra vida cristiana y tenemos que vivir nuestra fe con esperanza. Citando a San Agustín, el Santo Padre ha dicho que nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Dios. Los jóvenes son inquietos y eso está bien, pero tienen que poner la esperanza no las cosas materiales sino en Dios”.

El Papa también tuvo tiempo de exhortar desde República Checa a los pueblos europeos a que entiendan su continente como un hogar sin perder su identidad nacional.

 

México cobijó por primera vez una Exposición Nacional Checa, entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre. A su inauguración asistió una delegación del Senado checo, encabezada por su vicepresidente, Milan Štěch.

El objetivo de la actividad era dar a conocer la vida y productos de la República Checa y fomentar la cooperación entre ambos países. Atención especial se dedicó a la protección del medio ambiente, según recalcó Pavel Zrůst, director de la muestra.

“La protección medioambiental es donde la República Checa ha alcanzado significativos avances. Hemos desarrollado tecnologías que protegen el medio ambiente ante sustancias nocivas vinculadas con la producción industrial. Consideramos que éste es uno de los terrenos de perspectiva para la futura cooperación entre Chequia y México”.

El intercambio comercial entre la República Checa y México alcanzó el año pasado los 500 millones de dólares y ambos países están interesados en ampliar la cooperación.

 

Ernesto García Peña, foto: Gonzalo NúñezErnesto García Peña, foto: Gonzalo Núñez La obra del pintor cubano Ernesto García Peña puede admirarse en Praga, hasta el 25 de noviembre próximo, en la galería Alma Pater. Muy influido por el cine, como él mismo afirma, los cuadros de este artista son explosiones de color sugerentes y voluptuosas.

Nacido en 1949 en Matanzas, García Peña viaja por todo el mundo presentando sus creaciones, aunque sigue radicado en Cuba. En ese sentido, recalcó la importancia de poder realizar una exposición en la República Checa.

“La oportunidad de compartir con una ciudad que ya conocía apenas y ahora tengo la posibilidad de mostrarles mi obra de manera personal significa mucho. Significa poder ser valorado, enjuiciado, criticado, de manera positiva pero también de manera negativa. Eso es importante, esa confrontación del artista con el público es importante. Estoy impresionado porque la asistencia del público ha sido muy grande, la crítica hasta ahora ha sido favorable y veo que no hay indiferencia”.

García Peña se considera adscrito a un movimiento que denomina informalismo, como lo definió un crítico español.

Es decir, una mezcla de diferentes tendencias, con pocos elementos figurativos y mucho de abstracción, con toques de surrealismo, cubismo y arte pop.

 

Ciudad Baigón, foto: Mariana Gil HerreraCiudad Baigón, foto: Mariana Gil Herrera La orquesta bonaerense Ciudad Baigón volvió a la capital checa solo un año después de su debut. La numerosa banda, liderada por cuatro bandoneones, trajo a la capital sus tangos llenos de frescura e intensidad.

A diferencia de hace un año, Ciudad Baigón no solo tocó clásicos del tango arreglados según su innovadora visión.

El álbum ‘Destierro’, que estará disponible antes de Navidad, por primera vez recoge las composiciones propias del grupo. Tangos nuevos, milongas de su puño y letra, para una autodenominada “orquesta típica”.

El director, compositor y pianista de la banda, Hernán Cabrera, reconoce que eso puede llevar a la confusión.

“Es una orquesta típica, confunde un poco el nombre, porque es típica en la formación, pero no es típica en la orquestación, no es típica en la forma de interpretar, no es típica en la forma de componer. Se le denomina ‘orquesta típica’ porque está compuesta por once músicos, que conformó siempre las formaciones clásicas, de nueve a doce músicos”.

Ciudad Baigón volvió a incluir a la capital checa en su segunda gira europea, gracias a la buena acogida de la que gozan entre la comunidad tanguera praguense.

03-10-2009