Otro escándalo de corrupción y Klaus pasea por Chile

09-04-2011

Un escándalo de sobornos y corruptelas varias ha explotado en el seno de la coalición de Gobierno, con el partido Asuntos Públicos como principal damnificado; el presidente Václav Klaus hizo muy buenas migas con su homólogo chileno, Sebastián Piñera, en la reciente visita del mandatario checo a esa nación sudamericana; el Reloj Astronómico de Praga está siendo sometido a reparaciones y dejará de funcionar durante 20 días; y una exposición sobre el mar, que reúne a artistas checos y canarios en Praga.

Vít Bárta, foto: ČTKVít Bárta, foto: ČTK El ministro de Transportes Vít Bárta y su partido, Asuntos Públicos, han sido puestos contra las cuerdas por su vicepresidente y diputado, Jaroslav Škárka, que ha lanzado un ataque frontal contra la formación.

Supuestos sobornos, financiación ilegal e investigaciones a políticos de otros partidos ponen en cuestión la imagen de uno de los tres socios de Gobierno.

Škárka presentó el miércoles, ante la Fiscalía del Estado en Praga, un sobre con 170.000 coronas, casi 7.000 euros, que supuestamente le entregó Bárta para comprar su silencio acerca de actividades irregulares que tienen lugar en el partido.

Škárka asegura que las huellas dactilares del ministro se encuentran en el sobre.

En tanto, Vít Bárta no tardó en dar su explicación al respecto, a la vez que se declaraba decepcionado por la traición de quien consideraba su amigo.

“Niego categóricamente que yo haya comprado servicio alguno, lealtad o favores a Jaroslav Škárka. Hace dos semanas en una reunión en el Ministerio de Transportes, habló de sus problemas financieros y personales. Cuando nos quedamos a solas le di una ayuda, tal y como he hecho otras veces en el pasado, para que se comprara cosas, por ejemplo ropa tras las elecciones de 2006”.

La oposición ha pedido la dimisión del ministro Bárta por este caso, y los dos socios de Asuntos Públicos en el Gabinete de Petr Nečas, el Partido Cívico Democrático y TOP 09, lamentan el nuevo golpe sufrido por la endeble unión que los mantiene en el Gobierno, y exigen explicaciones rápidas y convincentes.

 

Sebastián Piñera y Václav Klaus, foto: ČTKSebastián Piñera y Václav Klaus, foto: ČTK De visita en Chile, hasta donde llegó el domingo pasado, proveniente de Argentina, el presidente checo Václav Klaus se reunió con su homólogo chileno, Sebastián Piñera.

Ambos destacaron en Santiago el gran nivel de las relaciones bilaterales y la buena sintonía que existe entre estos dos gobiernos de centroderecha.

El motivo del viaje era fortalecer el comercio entre ambos países, para lo que se dio un paso importante al firmar un acuerdo de cooperación turística.

El presidente Václav Klaus sostuvo que no era de extrañar que Chile y Chequia quisieran enriquecer sus lazos comerciales, debido a la propia naturaleza de la industria checa.

“El sector industrial ha sido siempre nuestro fuerte. En los años 20 del siglo pasado exportábamos de manera intensa a Chile productos de la industria de consumo. Tras la Segunda Guerra Mundial empezamos a exportar más productos industriales y dedicarnos a las inversiones complejas, que es nuestra mayor ventaja comparativa”.

A finales del siglo XX ambos países se pusieron en la senda de la recuperación democrática, dijo Klaus en el Congreso chileno.

“Hoy en día somos países estables, prósperos y exitosos; hace siete años la República Checa pasó a ser miembro de la Unión Europea, hemos superado la reciente crisis económica, su sector financiero es sano y somos uno de los países que se desarrollan dinámicamente”, subrayó.

El presidente Piñera, por su parte, sostuvo que la República Checa era un ejemplo a seguir.

“Pero ha sido una república que ha logrado abrazar las ideas de la libertad, de la paz, del respeto al derecho internacional, el respeto a los derechos humanos. Y hoy día, sin duda, es un país que es un verdadero ejemplo para el mundo entero, en su desarrollo económico, en su democracia, en su apertura e integración al mundo”.

En tanto, el ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg, también en Chile, dijo que el triste eco del turista checo que incendió accidentalmente las Torres del Paine en 2005 ya había quedado atrás, gracias a la inversión que Chequia había hecho para recuperar las pérdidas.

 

Cerrado por reparaciones. Con ese cartel se encuentran los turistas que por estos días llegan a visitar el Reloj Astronómico de Praga. Desde el lunes el reloj ha dejado de funcionar para someterse a una necesitada y postergada reparación y puesta a punto.

El encargado principal de los trabajos, Karel Žbánek de la compañía relojera Ludvík Hainz, explicó a la Radiodifusión Checa el alcance de la restauración.

“Lo más importante será la reparación del revoque que cubre la superficie interior del reloj, para evitar problemas de humedad. Eso significa que se va a retirar todo el enlucido, se repararán las partes destruidas e impregnaremos todo con una sustancia especial para impedir que entre el polvo”, comentó Karel Žbánek.

Las reparaciones durarán cerca de tres semanas, lo que significa que el reloj volverá a la normalidad el lunes 25 de abril, justo cuando termine la Semana Santa.

Y aunque todo el mecanismo dejará de funcionar, igual la fachada estará visible para el que quiera verla, así que el viaje no estará perdido del todo.

 

Artistas checos y canarios exponen conjuntamente en el Fortín de Chodov de Praga. La muestra, titulada ‘El mar por el que todos navegamos’, tiene como tema el océano e incluye instalaciones, videos y fotografías.

La comisaria de la exposición, Miriam Durango, sostuvo que tanto los artistas checos como los canarios, incluidos en la muestra, tienen intereses comunes.

“Tanto checos como canarios utilizan video, videoinstalación, escultura, fotografía..., más o menos son las mismas disciplinas. En el caso de los checos, por ejemplo, está la recurrencia a la nostalgia por la falta del mar, la utilizan en sentido poético y de ensoñación; mientras que los canarios, al tenerlo más presente, es de una manera más tangible, más física la alusión que hacen al mar”.

Además, manifestó estar gratamente sorprendida con los autores checos incluidos en la muestra.

“Los artistas checos me parecen muy interesantes, ha sido un gran descubrimiento, una satisfacción, porque llevo muchos años en esto, soy artista y soy comisaria, y hay momentos en los que me da la sensación de estar viendo lo mismo. Y descubrir, de repente, que siguen existiendo maneras distintas de hacer, ocurrencias distintas… es una satisfacción”.

Esta exposición está destinada a itinerar por otras ciudades europeas para difundir la cultura de Canarias y establecer relaciones entre artistas y pueblos.

09-04-2011