Nuevo eurocomisario, recontraespionaje y mujer barbuda

14-11-2009

La designación del nuevo eurocomisario checo; la publicación de la lista de los agentes del contraespionaje comunista; el adiós de un ídolo, Vladimír Šmicer, que ha decidido dejar el fútbol profesional; y la visita a Praga de un premiado y prolífico escritor español. Esas son algunas de las noticias destacadas de la semana.

Štefan Füle, foto: ČTKŠtefan Füle, foto: ČTK Tras semanas de especulaciones y luchas políticas, el Gobierno ha decidido al fin cuál será el nuevo eurocomisario que presentará a la Unión Europea.

El elegido es el actual ministro de Asuntos Europeos, Štefan Füle, una decisión tan políticamente neutra como fue la de su nombramiento como ministro.

Y es que, después de varios nombres fallidos, finalmente el Consejo de Ministros ha apostado este martes sobre seguro, como ha anunciado el primer ministro, Jan Fischer.

“A partir del acuerdo político de los dos mayores partidos, el Gobierno ha decidido que mañana se presente a la comisión de Asuntos Europeos de la Cámara de Diputados la candidatura de Štefan Füle como eurocomisario checo. Después de los debates que tendrán lugar en esta comisión, el Gobierno se reunirá otra vez para presentar la nominación a José Barroso, en Bruselas”.

Štefan Füle ocupa actualmente la cartera de Asuntos Europeos y ya fue viceministro durante la presidencia checa de la Unión Europea. Se trata pues de un hombre familiarizado con el funcionamiento de la Unión Europea, y quizás lo más importante, bien conocido en Bruselas.

La elección de Füle, que finalmente se ha saldado sin amarguras políticas, ha merecido la valoración positiva del presidente checo, Václav Klaus. El mandatario no ha querido entrar a valorar la figura de Füle, que según él es una cuestión secundaria, pero ha alabado que ninguna fuerza política se impusiera a otra y por tanto se mantuviera el equilibrio de fuerzas que mantiene actualmente al Gobierno.

 

Para celebrar el 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín y de la Revolución de Terciopelo, el Instituto Checo para el Estudio de los Regímenes Totalitarios ha decidido publicar una lista de los miembros del antiguo Servicio de Inteligencia comunista.

Figuran entre ellos importantes personas de la vida pública del país. La lista publicada esta semana en la página Internet del Instituto (www.ustrcr.cz) permite encontrar una amplia información sobre estas personas, afirma su director, Pavel Žáček.

“Publicamos una lista de los agentes del espionaje comunista con sus nombres en clave. Y precisamente bajo estos nombres en clave es posible encontrar las fichas personales de estas personas en los archivos del Instituto. El público puede obtener así una amplia información sobre sus actividades”, subraya Žáček.

Los agentes comunistas realizaban espionaje en instituciones importantes de los países democráticos y del Tercer Mundo. Eran miembros de organizaciones internacionales como la ONU, la UNESCO y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), entre otras.

La República Checa es el primer país poscomunista en el que se dan a conocer estos datos al público.

 

La compañía estadounidense Westinghouse, la francesa Areva y la rusa Strojexport compiten por construir nuevos bloques de la central electronuclear checa de Temelín.

La licitación pública convocada por la empresa energética checa ČEZ ha abierto el debate sobre cuestiones de seguridad del encargo.

Ejecutivos de la empresa sostienen que la licitación tiene que realizarse de acuerdo con la ley sobre encargos públicos. Ello significa que no es posible regirse según criterios geopolíticos, ha explicado en un debate de la Televisión Checa, Václav Hlavinka, de ČEZ.

“La licitación pública no será discriminatoria, será transparente para que haya igualdad entre todos los que presentan su oferta. Sin embargo, me agradaría el interés de parte del Estado. El Gobierno debería decir claramente e incluirlo en el concepto energético estatal: ¿Sí o no a la energía nuclear”. Por su parte, el encargado especial del Ministerio de RR.EE., Václav Bartuška, cree que la ampliación de Temelín se relaciona con la orientación política del país en los próximos 15 años.

 

Vladimír Šmicer, foto: ČTKVladimír Šmicer, foto: ČTK Otro grande del fútbol checo dice adiós. A la ya consumada marcha de Pavel Nedvěd, ahora es el turno del talentoso volante Vladimír Šmicer, de 36 años.

Se trata de uno de los futbolistas nacionales que más títulos ha logrado y su adiós fue sorpresivo. Lo anunció el lunes, después de un partido de su equipo, el Slavia, en el que jugó 45 minutos, y cuando se creía que empezaba a retomar su forma, después de mucho tiempo ausente por lesión.

El ganador de la Liga de Campeones de 2005 con el Liverpool arrastraba varias operaciones en una rodilla que no llegaba a sanar del todo, lo que motivó su decisión.

“Mi cabeza todavía quiere jugar, pero mi cuerpo ya no. Así que no puede ser. No quiero martirizarme ni ser una carga para mis compañeros. La rodilla sigue dándome molestias. En los últimos partidos no podía tirar bien con la pierna derecha, ni tampoco podía entrenar al ciento por ciento, y si no estás a tope, no vale la pena”.

Šmicer agregó que su idea era terminar al menos la primera vuelta de la liga checa, pero cree que, de acuerdo a sus dolencias, lo mejor es dejar su sitio libre y buscar su lugar en otra parte.

 

Jordi Sierra i FabraJordi Sierra i Fabra ‘Del niño lector a la pasión creativa’ se titula la conferencia que brindó en el Instituto Cervantes de Praga, el martes pasado, el prolífico e inclasificable escritor español Jordi Sierra i Fabra.

Con más de 350 libros publicados y más de nueve millones de ejemplares vendidos, Sierra i Fabra es todo un caso extraño de la literatura, lo que él mismo reconoce.

“A mí qué me ocurre, que me he convertido en un fenómeno de feria. Soy ese tipo loco que ha hecho casi 400 libros. Si la vida fuera un circo sería la mujer barbuda, porque soy un fenómeno, un bicho raro. A mí me preguntan siempre cómo escribo tanto, cómo me lo hago, si tengo negros, lo típico. ¿Negros? Me encanta escribir, todo me lo hago yo. Tengo chinos, tengo 200 chinos (ríe). O sea, en 40 años no ha habido nadie que diga ‘yo ayudaba a Jordi’, no, porque todo lo hago yo. No tengo ni siquiera secretaria o ayudante. Me gusta parir el libro”.

Con su novela ‘Kafka y la Muñeca Viajera’, Jordi Sierra i Fabra obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de España en 2007.

El escritor español, nacido en Barcelona en 1947, visitó por primera vez Praga el año pasado, para la Feria del Libro de la capital checa.

Esa visita le inspiró una novela que acaba de lanzar al mercado español: ‘La Isla del Poeta’, basada en una conversación que tuvo con Clara Janés sobre el poeta Vladimír Holan.

De todo eso y mucho más habló con su público checo, la noche del martes, en el Instituto Cervantes de Praga.

14-11-2009