Nuevo Código Civil, cae popularidad de Klaus y bronce en hockey

21-05-2011

El nuevo Código Civil, que debería entrar en vigor a comienzos de 2013, si es aprobado por el Parlamento; el mal momento del presidente Václav Klaus, cuya popularidad ha caído en picada debido, entre otras cosas, al famoso caso de la pluma protocolar chilena; el premio Iberoamericano escolar, que ganó una joven estudiante de 16 años; y el bronce checo en el Mundial de Hockey sobre Hielo. Esos son algunos de los temas destacados de la semana.

El Gobierno checo aprobó el nuevo Código Civil, cuya elaboración demoró más de 10 años. Esta normativa, una de las más importantes del país, trae algunos cambios en tres principales áreas: los derechos de familia, las relaciones patrimoniales y en las relaciones civiles entre personas físicas y jurídicas.

El proyecto del nuevo Código Civil persigue unificar las normas del Derecho privado y adaptarlas a las que rigen en los países democráticos desarrollados de Europa. El Código que rige hasta el presente es muy anticuado, ya que se basa en la normativa del imperio Austro-Húngaro del año 1811.

Posteriormente fue adaptado por los comunistas en 1964, según sus criterios, y después de la caída del régimen en 1989, fue enmendado más de 40 veces. La elaboración de un nuevo Código Civil tiene por ello un gran significado, según destacó el ministro de Justicia, Jiří Pospíšil.

“Para nosotros es un acontecimiento histórico de gran envergadura. Por ello confío que a pesar de la actual situación política inestable en el país, el proyecto sea aceptado también por el Parlamento”.

Ministro de Justicia, Jiří PospíšilMinistro de Justicia, Jiří Pospíšil Los partidos de oposición critican el proyecto. Los comunistas afirman que se trata de un documento ideológico que legaliza jurídicamente el sistema de relaciones interpersonales capitalista.

El Partido Socialdemócrata insiste por su parte en que la normativa dificultará el trabajo a los abogados y jueces, según sostuvo el diputado de esa formación, Jeroným Tejc.

“En mi opinión la normativa no respeta la continuidad. Es decir, no enlaza con las instituciones tradicionales, lo que considero negativo. Deberíamos cambiar lo que no funciona y reemplazarlo con algo mejor. Pero querer cambiar algo por el propio hecho de que surgió en un período histórico con el que actualmente no queremos tener nada en común lo considero ridículo”.

El ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, rechaza tal argumentación e insiste que el Código comunista del año 1964 no protegía lo suficientemente los derechos de los ciudadanos, sino que respondía a los intereses del régimen.

 

Václav Klaus, foto: ČTKVáclav Klaus, foto: ČTK Cada vez menos gente cree en el presidente Václav Klaus. A esa conclusión llegó la agencia demoscópica STEM que desde hace años realiza encuestas sobre la popularidad del mandatario.

Los números son claros, según la última encuesta, tan solo el 47% de los ciudadanos confía plenamente en el presidente Klaus. Se trata de la mayor pérdida de popularidad desde su llegada al poder, según indicó Petr Kamberský, experto del diario Lidové Noviny.

“El porcentaje dado a conocer me parece que responde a la metodología que desde hace años utiliza la agencia demoscópica STEM. Esto demuestra que efectivamente se ha registrado una importante caída de la popularidad del presidente, como nunca antes en la historia”, sostuvo el analista.

Petr Kamberský, experto del diario Lidové Noviny. Foto: ČTKPetr Kamberský, experto del diario Lidové Noviny. Foto: ČTK Durante años el presidente de la República fue el político que gozó de mayor popularidad a nivel nacional. No obstante, los acontecimientos de los últimos meses han puesto a tambalear su prestigio.

Los expertos creen que el episodio de Chile, cuando las cámaras mostraron como el presidente se guardaba en el bolsillo la pluma protocolar quitó mucho brillo al mandatario.

Aunque para muchos se trató de algo gracioso, el video le dio la vuelta al mundo y manchó la imagen del mandatario; esas cosas que muchas veces no son trascendentales causan grandes impresiones a la población y a los electores en general.

 

Las huellas checas en Latinoamérica. Ese fue el tema del Premio Iberoamericano escolar de este año. La ganadora resultó ser la estudiante capitalina Barbora Zavadilová, de solo 16 años.

La ganadora escribió un trabajo sobre las huellas checas en el mundo desconocido y se basó en la experiencia de los aventureros Vladimír Šimek y Kamila Šimková, como ella misma explica.

“Ellos son unos aventureros checos que me contaron sus historias y experiencias en Latinoamérica, especialmente en Perú pero también en otros países. Ellos lo que hicieron durante los pasados diez o quince años fue caminar sobre las huellas que antiguamente dejaron los checos en el continente latinoamericano. Así que mi trabajo tenía un doble sentido: caminé por las huellas de checos que ya antes fueron caminadas por estos dos aventureros”.

Carlos Stahlhefer Helger y Barbora ZavadilováCarlos Stahlhefer Helger y Barbora Zavadilová Barbora Zavadilová, que estudia en un colegio bilingüe de Praga, destaca los beneficios de este tipo de educación.

“Es muy bonito poder aprender cosas en otro idioma aprovechando la posibilidad de aprender el idioma junto con las demás asignaturas que estudiamos en clases. Todos los días me estoy acercando más y más al mundo latinoamericano y está ya cerca de mi corazón y no puedo imaginar la vida sin ese contacto especial”.

El Premio Iberoamericano escolar es organizado todos los años por la Asociación Iberoamericana Checa, que busca estrechar lazos y difundir la cultura y la historia de los países hispano y luso parlantes con Chequia.

Este año fueron presentados al concurso una veintena de trabajos de todo el país.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK Si bien la selección checa no pudo revalidar en Eslovaquia su título mundial de hockey sobre hielo, obtenido el año pasado en Alemania, al final sí sonrió, al derrotar a su gran rival, Rusia, por 7-4, en la lucha por la medalla de bronce.

Con tres goles del jugador Roman Červenka, los checos vencieron nuevamente a la selección rusa, esta vez por 7-4, aunque el bronce no es una medalla que les quite el sueño, como sostuvo el capitán del combinado nacional, Tomáš Rolinek.

“Es solo un tercer puesto, nada más. Pero en este torneo solo hemos perdido una vez. Qué pena el partido del viernes, ante Suecia, porque queríamos luchar por el oro, pero no ha podido ser. Aún así creo que también es un éxito la medalla de bronce”, indicó.

Esta derrota es un duro varapalo para los rusos, ya que es la primera vez desde el año 2006 que ese país abandona el campeonato mundial sin medalla.

Jaromír Jágr, foto: ČTKJaromír Jágr, foto: ČTK Y lo peor para los rusos, se trató de la tercera derrota consecutiva ante los checos, como se encargó de señalar el jugador Jan Marek, que anotó uno de los goles nacionales.

“Ganar tres veces a Rusia en tan solo 14 días es fantástico. Sabíamos que iba a ser muy duro y no empezamos nada bien el primer tercio. Pero luego nos repusimos y estamos muy contentos con la remontada y con haber conseguido el tercer puesto”.

Chequia cayó en semifinales ante Suecia, por 5-2. Se trató de la única derrota checa en todo el campeonato, un verdadero balde de agua fría para toda la afición, que confiaba en el triunfo, así como también confiaban en el triunfo los jugadores y el cuerpo técnico.

Ese fue el gran error checo, dar el partido por ganado antes de jugar, ya que Suecia salió con más ganas y dio la sorpresa, según sostuvo un apesadumbrado Jaromír Jágr.

A los 39 años, el veterano jugador checo fue elegido el mejor atacante del torneo, en la que fue, tal vez, su última copa mundial.

21-05-2011