Mercadillos agrícolas, un mapa de lo cotidiano y embellece la Biblioteca Nacional se limpia la cara

13-08-2011

Los mercadillos agrícolas han empezado a perder su brillo por falta de proveedores, mientras que un grupo de jóvenes entusiastas elaboró un mapa con los sitios de lo cotidiano en Praga y la Biblioteca Nacional continúa su programa de embellecimiento.

La aparición de los mercadillos agrícolas significó para la sociedad checa un nuevo impulso comercial. Por un lado representaron una nueva opción en el mercado y nuevos puestos de trabajo.

Con el correr del tiempo, y no ha sido mucho han empezado a perder rápidamente su brillo. Su lado fuerte era la oferta de productos frescos y típicos procedentes de las diferentes regiones del país.

Buscaban ser una alternativa a la producción industrial de los supermercados. Ellos ofrecían productos caseros, artesanales producidos con el afecto y cariño del agricultor minifundista. No obstante, inspectores del sector agrícola descubrieron que en la mayoría de los mercadillos se vendían productos industriales y hasta importados.

A pesar de todos estos males, el público no les ha dado la espalda. El interés por los productos regionales es enorme, pero no hay proveedores, afirma Josef Stehlík, presidente de la Asociación de Agricultores.

Josef StehlíkJosef Stehlík “Los organizadores de los mercadillos agrícolas tienen problemas para encontrar productores locales capaces de suministrar sus mercancías en suficiente cantidad y durante toda la temporada. Los agricultores checos simplemente no han estado preparados para abastecer una demanda tan grande”, subraya Stehlík.

Los pequeños agricultores comenzaron a desaparecer en Chequia después de 2004 cuando el país ingresó en la Unión Europea. Las normas europeas favorecieron a las grandes fábricas en detrimento de los pequeños productores. Aunque la situación ha mejorado en los últimos años nunca se ha recuperado el nivel de antes de la entrada en la UE.

La idea de crear en el país una alternativa a los supermercados impersonales con productos fabricados industrialmente está fracasando. No es de extrañar que muchos vean negro el futuro de los mercadillos, entre ellos, Petr Pelant, dueño de una pequeña carnicería, en Karlovy Vary, Bohemia Occidental.

“Yo lo veo bien claro. Tan pronto como han aparecido, los mercadillos agrícolas así van a desaparecer. Sólo sobrevivirán los que serán capaces de atraer a buenos productores. Entre el 50% y el 70% de los organizadores de estos mercados fracasarán. Su idea de que así se ganaba dinero rápido y fácil era errónea”, sostiene Pelant.

El Ministerio de Agricultura, que apoya los mercadillos agrícolas, es consciente de los problemas que enfrentan. Por eso ha lanzado un código para los productores que venden sus mercancías en estos mercados. Sus productos deben tener un origen claro y bien especificado, estar frescos y de proveniencia local.

 

Visitar los sitios que acostumbran los lugareños, comer los platos de comida con sabor casero y entrar en las tiendas de barrio donde el pan fresco todavía está caliente.

Todo eso es posible gracias al proyecto USE-IT Prague lanzado por un grupo de jóvenes entusiastas checos que han creado un mapa para orientar a aquellas personas que buscan algo diferente en Praga.

El mapa indica los lugares que visita el ciudadano de a pie, lo cotidiano, pero que goza de encanto, resulta atractivo, acogedor y apartado de los centros turísticos por excelencia.

Los interesados descubrirán que la mejor vista panorámica del Castillo de Praga la ofrece el parque Riegrovy sady, que el mejor helado se vende en el pasaje Světozor, en las inmediaciones de la Plaza Venceslao, así como el nombre del banco que ofrece el mejor cambio.

Este mapa-guía está destinado a los jóvenes viajeros, que representan el 20% de los turistas extranjeros, según recalcó Eva Procházková, una de las coordinadoras del proyecto.

”El mapa es como un amigo local que brinda recomendaciones a jóvenes turistas extranjeros que tienen intereses determinados y pocos recursos y requieren por ello informaciones específicas. Gracias a este mapa, el visitante puede conocer todos aquellos lugares que gustan a los jóvenes checos. Se entera de interesantes monumentos históricos, parques capitalinos, restaurantes con buena comida y precios moderados, bares y cafeterías situados fuera de la zona turística, así como comercios más baratos que los del centro de la ciudad”.

El mapa es distribuido en hoteles y centros de información turística en Praga. El proyecto USE-IT se desarrolla en toda Europa. La idea de los mapas turísticos para jóvenes viajeros surgió en los años 70 en Copenhague y pronto fue acogida en Dresde, Bruselas, Turín y Varsovia.

 

El ClementinumEl Clementinum La Biblioteca Nacional de Praga es sin un duda otro de los edificios emblemáticos de la capital checa. Fundada en 1781, tiene su sede en el antiguo seminario jesuita Clementinum, situado en las inmediaciones del Puente de Carlos.

El nombre Clementinum, se debe a la iglesia de San Clemente, la primera de los jesuitas en Praga tras su llegada a los territorios checos en el siglo XVI. Los edificios que componen el antiguo seminario estaban en muy mal estado por lo que a comienzos de este año se procedió a su restauración.

La rehabilitación del área que tiene una gran extensión, se realiza por etapas debido a que es una labor bastante complicada, según sostuvo Tomáš Böhm, director general de la Biblioteca Nacional.

La Torre AstronómicaLa Torre Astronómica ”Los trabajos son realmente exigentes tanto desde el punto de vista financiero como del artístico. Se prevé que cada etapa costará más de 10 millones de euros. Actualmente entramos en la segunda fase de reconstrucción del Clementinum que comprenderá el retoque de las instalaciones barrocas que dan hacia el Puente de Carlos. Toda la reconstrucción de la sede de la Biblioteca Nacional tendrá cinco etapas y debería concluir a comienzos del año 2016”.

La Biblioteca Nacional de Praga cuenta con unos cinco millones de libros y brinda servicios a estudiantes, científicos y amplio público. En su Torre Astronómica se miden a diario las temperaturas que sirven de referencia para toda Praga. Esta labor se realiza en el Clementinum desde el año 1752. …

13-08-2011