La tragedia de Haití, nieve traicionera y premio a Paraguay

23-01-2010

El terremoto en Haití y la incesante ayuda internacional para intentar aliviar un poco la tragedia en ese país caribeño continúa en el foco noticioso. Además, los nocivos efectos del exceso de nieve caído las últimas semanas en Chequia, el premio internacional que obtuvo en Praga una escuela alternativa paraguaya y un ciclo de cortometrajes españoles.

Haití, foto: ČTKHaití, foto: ČTK La catástrofe humanitaria que afecta a Haití, a raíz del devastador terremoto del pasado día 12 de enero, sigue acaparando la atención de la prensa checa.

Esta semana se informó que la Unión Europea destinará 122 millones de euros en ayuda humanitaria urgente y otros 107 millones en la reconstrucción y rehabilitación rápida de Haití.

Aparte de esa ayuda, la República Checa está realizando su propio esfuerzo solidario, tanto a nivel de la ciudadanía como a nivel estatal.

El Gobierno ha aprobado entregar unos 770 mil euros al país caribeño. El jefe de la Diplomacia checa, Jan Kohout, explicó cómo serán utilizados estos recursos.

Jan Kohout, foto: ČTKJan Kohout, foto: ČTK “El dinero destinado en ayuda humanitaria a Haití representa un crédito con el que financiaremos algunas actividades de la ONU. Se supone también que parte de los recursos sea utilizada por las organizaciones no gubernamentales checas que actúan en la zona”, sostuvo Kohout.

Además, expertos checos están preparados para partir a Haití en cuanto la situación se vuelva menos caótica, afirmó el ministro de Defensa, Martin Barták.

“La ONU nos ha pedido explícitamente no enviar en este momento ningún personal. En cuanto nos lo soliciten, estamos preparados para enviar un equipo de socorristas, un equipo de químicos expertos en agua contaminada y una tropa de policías militares que ayuden a velar por la seguridad”, indicó el ministro.

Las organizaciones humanitarias checas han reunido hasta el presente en colectas públicas una cifra superior al millón de euros.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK La gran cantidad de nieve caída en todo el continente las últimas semanas sigue causando serios problemas a la ciudadanía. Por ejemplo, las gruesas capas de nieve y hielo que se juntan en los techos de los edificios representan un grave peligro, ya que al caer hieren a los transeúntes.

En la República Checa ya se han registrado varios casos de gravedad. El martes, un bebé de menos de un año de edad fue alcanzado por un desprendimiento de nieve desde un techo de un barrio capitalino.

Martina Štanclová, portavoz del hospital capitalino donde se encuentra hospitalizado el menor, informó sobre su estado de salud.

“El pequeño fue hospitalizado en nuestro centro de cirugía infantil y se encuentra en estado de gravedad. Fue necesario situarlo en la Unidad de Cuidados Intensivos. Los médicos confirmaron que el bebé ha sufrido serias heridas en la cabeza”.

Los expertos calculan que en el país hay actualmente más de tres mil millones de metros cúbicos de nieve. Según los meteorólogos, en los próximos días el peligro de caída de nieve de los techos desaparecerá ya que las temperaturas se mantendrán bajo cero grados.

 

Escuela agrícola: HuertaEscuela agrícola: Huerta El paraguayo Martín Burt recibió esta semana en Praga un prestigioso galardón internacional por un programa educativo de escuela agrícola autosuficiente.

Se trata del Premio Japonés por el Proyecto de Desarrollo Más Innovador, entregado en la conferencia anual de la organización Global Development Network, celebrada en la capital checa.

La idea del proyecto premiado, realizado por la Fundación Paraguaya, es dar una solución a los problemas del desempleo juvenil crónico en los países pobres. Los adolescentes tienen acceso a escuelas pero no a una educación de calidad, dice el director ejecutivo de la Fundación Paraguaya, Martín Burt.

“Hemos encontrado un mecanismo de escuelas autofinanciadas, autosuficientes, por el cual las clases son mitad teoría y mitad práctica. Así por ejemplo, los jóvenes aprenden industrialización de alimentos por la mañana pero por la tarde trabajan en la escuela con una pequeña fábrica de queso y yogurt para vender a los supermercados. La misma cosa se hace con cerdos, vacas, conejos, hortalizas, frutas. Entonces, de esa manera la escuela se autosolventa”.

Escuela agrícola: AulasEscuela agrícola: Aulas Desde hace un año estudian en este centro docente dos alumnas de la etnia Chamacoco, descendientes del viajero checo Alberto Vojtěch Frič. Las muchachas son apoyadas en sus estudios por la asociación cívica checa Checomacoco, explica Martín Burt.

“Nosotros estamos realmente muy felices de este contacto porque mediante el apoyo de integrantes de la sociedad checa hemos podido incorporar a nuestra escuela a niñas de la parcialidad indígena Chamacoco. Es una parcialidad indígena que vive de la pesca y de la caza y que ahora, en la medida en que la occidentalización y la modernización del país están avanzando, necesita encontrar también maneras de educar a sus hijos dentro del sistema formal”.

El modelo de escuela agrícola de la Fundación Paraguaya ha sido imitado ya en 25 países de América Latina, África y Asia.

 

Y para finalizar, una noticia de carácter cultural. El cine español cuenta con una fuerte presencia en la quinta edición del Festival de Cortometrajes de Praga, que se celebra en el cine Světozor hasta este domingo.

Los cortos españoles protagonizan un ciclo propio, denominado ‘Española’, con realizadores como Nacho Vigalondo y Borja Cobeaga, que ya han dado el salto al largometraje.

Y además tres piezas de ese país compiten en la sección oficial. Para la responsable del programa, Radka Weiserová, el cine español se merecía desde hace años un espacio propio en este certamen. “Estábamos tratando de organizar el ciclo ya desde hace dos años porque España es un país que produce un promedio muy alto de cortos cada año, y de muy alta calidad. Así que hemos intentado preparar el ciclo con ayuda de festivales españoles, y al mismo tiempo con instituciones que aglutinan el cine de ciertas regiones. Un ejemplo es Kimuak, que se centra en el cine vasco. Por eso tenemos muchos cortos vascos, porque cada año hemos tenido algún corto vasco en el programa, y ahora los ponemos todos juntos”.

Aparte de los seis cortos de ‘Española’, en el festival se proyectan otras tres películas de pequeño formato venidas de la nación ibérica, producidas en los últimos dos años, que participan en la sección oficial.

Entre los cortos figuran ‘7:35 de la Mañana’ y ‘El Tren de la Bruja’, que tienen en común contar en sus créditos con Nacho Vigalondo, que o bien dirige o bien actúa. “Es una especie de gurú de los cortometrajes españoles”, sostiene Radka Weiserová.

23-01-2010