La crisis, cine nuevo y dulce debut

15-08-2009

La crisis económica acapara toda la atención informativa estos días, con nuevos efectos negativos que han perjudicado la inversión extranjera, al Ejército y el desempleo. Además, el Fresh Film Fest de Karlovy Vary, que apuesta por el cine joven, y el auspicioso debut de Ivan Hašek como seleccionador checo.

La semana que termina ha sido más bien magra en noticias, debido principalmente a las vacaciones. Agosto es el mes en el que la mayoría de los checos se toman su merecido descanso.

La que no se toma vacaciones es la crisis económica mundial, que aunque parece amainar en otros países, sigue azotando con fuerza a Chequia.

El desempleo en el país roza el diez por ciento, una cifra histórica, trascendió esta semana. Dos son los factores que explican tal fenómeno.

Primero están los despidos en el sector industrial, causados por la recesión. Y también ha influido el ingreso de recién graduados al mercado laboral.

Así lo explica la analista de Raiffeisen Bank, Helena Horská.

“Los estudiantes recién licenciados tienen problemas a la hora de buscar trabajo, pero el paro afecta también al personal de otros sectores, sobre todo, el de la industria donde la crisis ha causado los estragos más grandes hasta el momento. Sin embargo, la recesión se reflejará pronto en una segunda ola también en el sector de servicios”.

Y aunque esta semana se supo también que oficialmente Alemania y Francia han superado la recesión, la RCh deberá esperar todavía.

Expertos calculan que recién a mediados del próximo año los checos podrán superar los efectos de la crisis, entre ellos el creciente desempleo.

El Ejército checo también se está viendo duramente afectado por el descalabro económico mundial. Y para paliar los problemas, no incorporará nuevos reclutas en al menos un año.

La situación es tan grave dentro de la institución, que además habrá despidos. Antes de que acabe el año, cerca de tres mil funcionarios, civiles y militares, serán dados de baja.

El nerviosismo en las filas es evidente, como explica Leoš Hlaváček, teniente de artillería. “Como todo el mundo, también los militares tenemos que pagar alguna hipoteca o devolver algún crédito. Cuando entramos en el Ejército, lo hicimos pensando que era un trabajo estable. Esta situación y la falta de información, nos hace sentir una gran inseguridad con respecto al futuro”.

Y otra noticia relacionada con la recesión. Algunas empresas extranjeras han decidido trasladarse a los más baratos países del Este.

Siemens, Alcoa Fujikura o Intos son algunas de las compañías que dejarán el territorio nacional, total o parcialmente.

Para el director de inversiones de la agencia Czech Invest, Stanislav Martínek, la situación no es alarmante y se trata de casos aislados.

“Se trata de la producción manual más simple, donde si reducimos la mano de obra un diez por ciento se reduce la producción otro diez por ciento. Este es realmente el sector que se vería amenazado. Estas empresas van a buscar un país que sea más conveniente para la producción”.

En concreto, según Stanislav Martínek, las compañías que emigren buscarán mano de obra no cualificada en Europa del Este, principalmente en Rumania, o incluso en India o China.

Así que como pueden ver, la crisis económica ha copado la agenda noticiosa esta semana estival.

 

De Peces Banana y Otras MuertesDe Peces Banana y Otras Muertes El certamen cinematográfico Fresh Film Fest, que se desarrolla por estos días en Karlovy Vary, busca dar a conocer la obra de cineastas jóvenes de todo el mundo.

Más de 200 obras, entre largometrajes, cortometrajes, documentales y animación, se dan cita en la ciudad termal.

Entre la avalancha de películas y visitas, destaca una argentina, María Eugenia Ratcliffe, que competirá con su corto ‘De Peces Banana y Otras Muertes’, inspirado en un relato de J.D. Salinger.

Para María Eugenia Ratcliffe la literatura es una de sus fuentes de trabajo. Y es que además de ser directora de cine también realiza sus propios guiones. En la actualidad está escribiendo uno para un largometraje. Sobre sus influencias, dice que son muchas.

“Tengo exponentes muy marcados. Son Lucrecia Martel, de Argentina, sus tres películas me encantaron. También me gusta muchísimo una directora francesa, Agnes Vardá, que me encanta, he visto gran parte de su trabajo. También del cine francés me gusta Francois Truffaut, un director que creo que desde que empecé la carrera, cuando vi la película ‘Los 400 golpes’ quedé fascinada. Me gusta escribir y leer, por eso la influencia viene también por la literatura, leo mucho a Cortázar, Borges, Salinger”.

María Eugenia Ratcliffe es una digna exponente de la eclosión que vive el cine argentino en la actualidad.

La joven realizadora está en Karlovy Vary, donde el Fresh Film Fest será clausurado este domingo. Y con un poco de suerte, será una de las premiadas.

 

Ivan Hašek, foto: ČTKIvan Hašek, foto: ČTK Comenzó una nueva era de la selección checa de fútbol. Y comenzó de buena manera, con un triunfo en el debut del seleccionador Ivan Hašek.

En Teplice, el miércoles, los checos enfrentaron a Bélgica, en un amistoso con vistas al próximo juego clasificatorio para el Mundial Sudáfrica 2010.

Ambas selecciones necesitaban, sobre todo, aumentar su confianza, ya que no han andado muy bien en las eliminatorias. El partido que jugarán en septiembre en sus respectivos grupos es vital para mantener viva la esperanza.

Los belgas se enfrentarán a España, un rival siempre difícil. Los checos, en tanto, viajarán a Bratislava para medirse ante el líder de su grupo, la sorprendente Eslovaquia.

Por eso el partido del miércoles era importante, a pesar de ser amistoso. En las bajas checas, Tomáš Rosický, de nuevo lesionado, en un calvario que parece no tener fin.

Los ‘diablos rojos’ dominaron el partido al comienzo e inauguraron la cuenta en el minuto 12, gracias a un tiro de media distancia.

En esos momentos los checos eran inofensivos y perdían balones fácilmente, se lamenta el entrenador Ivan Hašek.

“La responsabilidad puede haber atado las piernas a mis jugadores al principio, por que empezaron mal. Unas cinco veces perdimos el balón en nuestra mitad del campo, lo que nos complicó la vida. Pero con el tiempo, nos tranquilizamos y todo mejoró. Sin embargo, eso no nos puede pasar en Eslovaquia, allí tenemos que jugar al cien por ciento desde el primer momento y sin errores”, alertó Hašek.

Pero después los checos se recuperaron, empataron y lograron una contundente victoria por 3-1.

Un comienzo auspicioso de la era Ivan Hašek. Y un buen apronte para los difíciles partidos que se avecinan, ahora ya en serio.

15-08-2009