La caída de David Rath, homosexualidad, Perú y Feria del Libro

19-05-2012

Otro importante escándalo de corrupción sacude la actualidad nacional, esta vez con un connotado político socialdemócrata pillado in fraganti con una gran cantidad de dinero cuya procedencia no ha sabido explicar; celebran los 22 años del fin de la homosexualidad como enfermedad mental; el Perú llega a las aulas checas; y la Feria del Libro de Praga, esta vez dedicada a Rumania.

David Rath, foto: ČTKDavid Rath, foto: ČTK El gobernador de Bohemia Central y diputado socialdemócrata David Rath, fue detenido junto a otras siete personas la noche del lunes por la Policía y acusado este martes de corrupción, dañar los intereses de la Unión Europea, cohecho, aceptar sobornos y fraude en un concurso público.

La primera reacción de su partido, la Socialdemocracia, el principal de la oposición, fue acusar al Gobierno de llevar a cabo esta acción para debilitarles de cara a las próximas elecciones regionales y al Senado que se celebrarán en otoño.

Pero poco después, el líder de la formación, Bohuslav Sobotka, parecía aceptar lo inevitable y retiraba su apoyo a Rath.

“En caso de que David Rath y otros miembros de la Socialdemocracia en Bohemia Central sean inculpados de algún delito, deberían abandonar el partido o su afiliación será cancelada. En el caso de Rath, si es acusado, debería dimitir como gobernador de Bohemia Central para que esta causa no dañe al Partido Socialdemócrata”.

El presunto caso de corrupción se centra en el hospital de Kladno. En su estacionamiento encontró la Policía una bolsa llena de dinero. Las licitaciones sospechosas tenían que ver además con el equipamiento de su unidad de cuidados intensivos, por el que, aprovechando fondos europeos, se pagaron varios millones de euros más de lo necesario, que habrían ido a parar a los bolsillos de los implicados.

Según fuentes no confirmadas, una de las mujeres detenidas es Kateřina Pancová, directora de dicho hospital, y miembro de la cúpula socialdemócrata. A: La presidenta de la Cámara de Diputados, Miroslava Němcová, dio su visto bueno a la operación policial, requisito indispensable cuando se trata de un legislador.

“Por las informaciones que recibí, el diputado David Rath fue detenido inmediatamente después de cometer un delito, tal y como contempla la Constitución”.

El vicepresidente del Partido Socialdemócrata (ČSSD), Lubomír Zaorálek, no ocultó su sorpresa por lo ocurrido y aceptó que su compañero de partido debe ser entregado a la justicia.

“Debido a la gravedad de las acusaciones tengo que reconocer que resulta impensable no entregar al sospechoso a la justicia”.

En un principio Rath trató de desviar la atención de los sucesos asegurando que lo ocurrido era resultado de una campaña para desprestigiar a los socialdemócratas de cara a las venideras elecciones regionales.

La fiscal del Estado, Lenka Bradáčová, dijo a la Televisión Checa que las pruebas disponibles han sido suficientes para pedir la detención de Rath y de las demás personas bajo cargos de corrupción, dañar los intereses de la Unión Europea, cohecho, aceptar sobornos y fraude en una licitación pública.

 

El Día Internacional contra la Homofobia se celebra el 17 de mayo en el mundo entero. La fecha recuerda el día en el que, hace 22 años, la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Desde entonces, la situación de los homosexuales en la República Checa ha mejorado mucho, sin embargo los prejuicios no han desaparecido por completo.

En 1961, la Checoslovaquia comunista fue uno de los primeros países que descriminalizó la homosexualidad. En el presente, la sociedad checa es una de las más tolerantes hacia los homosexuales, según sostiene el sociólogo Jan Hermann.

“Los checos son muy tolerantes hacia los homosexuales, más tolerantes que los habitantes de muchos países vecinos. Sin embargo, la mayoría de los checos considera que la persona que habla de manera abierta de su orientación sexual, puede tener problemas en el lugar donde vive. Más pequeña es la ciudad, más problemas hay”.

Sus palabras las confirman muchos homosexuales que residen en ciudades más pequeñas. El ambiente anónimo les brinda más seguridad en cuanto a las reacciones hostiles de los demás ciudadanos.

 

Pedro GutiérrezPedro Gutiérrez Enseñar cultura global en las escuelas checas. Ese es el principal objetivo del proyecto Edison, de AIESEC, que en la presente edición estuvo integrado por representantes de 18 países. Entre ellos solo había dos latinoamericanos, el Perú y Brasil.

Pedro Gutiérrez, limeño recién llegado a Praga, que acaba de terminar sus estudios de economía en la Universidad de Lima, y que es miembro de la AIESEC desde hace un par de años, fue el encargado de enseñar la cultura, historia, geografía, gastronomía y actualidad de su país a los estudiantes checos.

“Mi labor en este proyecto fue hablarles sobre el Perú a los niños checos. Hice una presentación donde traté de resumir lo mejor del Perú, y en el caso de que no fuera lo mejor, por la misma historia del Perú hay pasajes tristes también, pues la idea era presentarlo de una manera bastante didáctica, no meter el tema político, sino meterlo como hechos relevantes dentro de la historia del Perú. Les hablaba un poco acerca del tema económico. Tú sabes que el Perú en el año 89, mientras los checos tenían la Revolución de Terciopelo, en el Perú las cosas estaban bastante mal, teníamos una de las hiperinflaciones más altas en la historia del mundo y sumado a la historia del terrorismo, Perú era un país en desgracia prácticamente en el año 89. Era un poco enseñarles cómo ha sido la transformación del Perú de un país destrozado a un país que ahora está, no te digo dando la nota, pero está empezando a dar pasos grandes en temas económicos”.

Pedro Gutiérrez, egresado de la Universidad de Lima, disfrutó mucho hablándole de su país a los niños checos. Dice que la respuesta fue muy positiva, que los escolares no sabían mucho sobre el Perú, que alguna noción tenían sobre Machu Picchu, pero no podían situar las ruinas incas en ese país andino.

Ahora lo saben, saben eso y muchas cosas más, gracias a la labor de este economista que ha llegado a Praga movido por el amor y que tiene la intención de quedarse.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK La Feria del Libro de Praga celebra este fin de semana su edición número 18, dedicado sobre todo a la literatura rumana. El mar Negro y el cómic también son protagonistas.

Cada edición de la Feria del Libro está dedicada a un país. En esta ocasión es el turno de Rumania, país del que llegaron numerosos invitados y, por extensión, de todas las orillas del Mar Negro, región también protagonista de la fiesta del libro. Dana Kalinová, directora de la muestra, explica el atractivo literario de esa zona.

“El Mar Negro es una región muy interesante, muy cambiante tanto histórica como políticamente. En lo que respecta a la literatura esto tiene una influencia muy fuerte. Cuando miramos las obras y a los propios autores, vemos que estas literaturas están fundamentadas en la fuerza del destino, que cambia drásticamente la vida de las personas”.

Como es habitual, habrá un stand de España y entre las novedades editoriales más destacadas está el estreno en sociedad de la versión checa de la monumental novela ‘2666’, del chileno Roberto Bolaño, traducida por Anežka Charvátová y una de las obras maestras de la literatura hispana reciente.

19-05-2012