Inundaciones preelectorales, arresto domiciliario y maravillas de Brasil

22-05-2010

Cuando el país entero está pendiente de las elecciones parlamentarias, que se celebran el 28 y 29 de mayo, las persistentes lluvias en Moravia y Silesia causaron inundaciones y estragos, una víctima mortal, numerosos damnificados y el peligro de deslizamientos de tierra. Además, el arresto domiciliario gana adeptos en Chequia, acaba de ser publicado un libro sobre las maravillas de Brasil y un encuentro de tres culturas en el Instituto Cervantes de Praga.

Foto: ČTKFoto: ČTK El agua ha puesto contra las cuerdas a la región checa de Moravia esta semana que termina. Las fuertes lluvias que desde hace días no dan respiro al noreste del país provocaron unas inundaciones que serán difíciles de borrar en la memoria de quienes las están sufriendo.

La alcaldesa de la aldea de Oplocany, Hana Skřépková, explicaba la dramática situación que se vive en la zona, desde el centro de acogida que han podido habilitar en una vieja escuela.

“Aquí no tenemos otra cosa que esta antigua escuela y 16 camas en una de las aulas. Ahí han tenido que pasar la noche personas mayores y enfermos que han tenido que abandonar sus hogares. El primer grupo fue traído a las dos de la madrugada. Al menos estarán en un sitio caliente mientras esperan a que pase este horror”.Foto: ČTKFoto: ČTK

Pero ni siquiera dejó de llover cuando una nueva amenaza, incluso más seria, empezó a cernirse sobre los habitantes de Moravia.

El nuevo riesgo aparecido es el de los deslizamientos de tierra. Más de una decena de municipios de las regiones de Moravia-Silesia y Zlín ofrecen alojamiento en hoteles de forma provisional a muchos vecinos por los daños en la estructura que han sufrido sus viviendas.

Šárka Swiderová, encargada de prensa de la localidad de Karviná, explica cuál es la situación en esa ciudad.

“Aquí por ejemplo tenemos unas diez viviendas amenazadas. Todavía se está evaluando el grado de riesgo exacto, por lo que aún no se ha decidido si es necesaria su evacuación”.

Foto: ČTKFoto: ČTK Para muchos, estos deslizamientos de tierra son los peores en décadas, como explica un habitante de Karviná-Raj.

“Esta ladera, cuando hay inundaciones, siempre ha tenido pequeños deslizamientos de tierra, de unos 20 centímetros o así. Se podían arreglar sin problema. Pero parece que este año ha habido demasiada agua y ha hecho mucho daño”.

El balance, que aún es provisorio, de estas inundaciones en Chequia deja una víctima mortal y once heridos. Más de 240 personas tuvieron que ser rescatadas, y casi 1.200 evacuadas. Las propiedades afectadas se calculan en unas 2.100, según los datos facilitados por el Cuerpo de Bomberos.

 

La prisión domiciliaria es algo muy reciente en el país. Pero el Ministerio de Justicia prepara también la introducción del “monitoreo electrónico” que facilitará controlar si los imputados respetan las condiciones de esta pena alternativa.

Un total de 17 personas han sido condenadas en Chequia al arresto domiciliario desde el 1 de enero de 2010 cuando éste fue introducido en el Código Penal nacional. Nueve delincuentes cumplen ya la pena, según informó Pavel Štern, director del Servicio de Probación y Mediación Penal.

“Los tribunales nos encargaron analizar un total de 48 casos de personas procesadas, para recomendar eventualmente la aplicación de esta pena alternativa. Los jueces la apoyan, por considerarla un aporte al sistema judicial. Nuestro Servicio debe verificar con detalle las condiciones y la disposición de cada inculpado para el cumplimiento del arresto domiciliario. No todos los acusados son aptos para ello”.

A prisión domiciliaria pueden ser condenados los delincuentes que hayan cometido un crimen de menor envergadura como robo o asalto sin víctimas humanas ni daños materiales mayores, y en cuyo caso es de suponer que podrían reaccionar positivamente a programas de resocialización. Y para mejorar el cumplimiento de esta pena, las autoridades checas se preparan para la introducción del monitoreo electrónico de los presos.

 

Con el título de ‘Los Otros’, la exposición del fotógrafo español José Antonio de Lamadrid, transporta al mundo de las minorías étnicas en el Mediterráneo.

Esta colección de 42 fotografías tomadas en Casablanca, Estambul y Talayuela, se inauguró el lunes en el Instituto Cervantes de Praga, en el marco del programa Diálogo de Civilizaciones.

La selección de canciones sefardíes interpretadas por Jana Lewitová con la que se inauguró la muestra remite a una España de convivencia intercultural que acabó fragmentándose y desembocó en la limpieza étnica.

‘Los Otros’, foto: cervantes.cz‘Los Otros’, foto: cervantes.cz Precisamente, recuperar ese espacio de encuentro perdido y promover la tolerancia entre cristianos, judíos y musulmanes es el objetivo de la fundación Tres Culturas, bajo cuyo patrocinio se ha organizado la exposición, como nos detalla su directora, Elvira Saint-Gerons

“Romper un poquito con los clichés y estereotipos, mostrar que esa gente no son tan diferentes al resto de las personas y que antes, muchas veces, esas minorías estaban por cuestiones políticas, pero hoy no solo por eso, también hay cuestiones económicas. La emigración está haciendo que hoy en día los musulmanes no estén a 14 kilómetros, sino que estén dentro de nuestros colegios, dentro de nuestra sociedad y lo que hay que entender y aprender a respetar es que seamos personas diferentes y podamos vivir todos juntos”.

Las 42 fotografías que componen la muestra ‘Los Otros’ acercan a la vida cotidiana de tres religiones en un país mediterráneo en el que se encuentran en minoría. En concreto, el objetivo de Lamadrid retrató a la comunidad judía en Casablanca, la cristiana en Estambul y la musulmana en el pueblo español de Talayuela.

 

Después de reportajes sobre la India y el Camino de Santiago la periodista y viajera checa Pavla Jazairiová ha enfocado su mirada en el país más grande de América Latina.

8 511 970 km2 Brasil8 511 970 km2 Brasil “Descubrí el Nuevo Mundo en Brasil”, dice Pavla Jazairiová sobre su viaje durante el cual recorrió cinco estados brasileños. Desde Pará, en la selva amazónica, a través de Pernambuco, Bahía y Minas Gerais, al noreste, hasta São Paulo. El resultado de ese viaje es un libro que acaba de publicar.

“Yo empecé en México, en América Central, y como viajo un poco por el mundo quería ver también cómo es América del Sur. Siempre me ha interesado el fenómeno de la civilización, leí muchos autores latinoamericanos, esta región me atraía, y quería ver el Amazonas”.

Lo que le sorprendió a Pavla Jazairiová en Brasil fue la ausencia de la samba, que ansiaba en vano escuchar. Y también los rascacielos omnipresentes en las ciudades en contraste con extensas áreas desiertas donde no hay nada.

La autora presentó su libro ‘8 511 970 km2 Brasil’ en la feria internacional ‘El Mundo del Libro’, que cerró sus puertas en la capital checa el pasado domingo.

22-05-2010