Escritor cubano galardonado en Praga con premio Novelas de Gaveta, Franz Kafka

03-05-2008

Hace dos años nació en Praga el premio literario Novelas de Gaveta, Franz Kafka, su primera edición tuvo lugar en Praga durante la Feria Internacional del Libro, que este año estuvo dedicada a España y al idioma español

La novela La Sangre de la Libertad, del escritor cubano Orlando Freire Santana, fue galardonada en Praga con el premio literario Novelas de Gaveta, Franz Kafka.

El galardón fue entregado durante la feria internacional del Libro Praga 2008, que cerró sus puertas este domingo. Se trato de la primera edición del premio surgido gracias a la cooperación de las Bibliotecas independientes de Cuba, el Programa de Transición del Ministerio de Relaciones Exteriores checo, la biblioteca Libros Prohibidos, la Organización Humanitaria Hombre en Emergencia.

El premio fue entregado simbólicamente a la co-promotora del concurso y una de las fundadoras de las bibliotecas independientes de Cuba, Berta Mexidor, quien se refirió a los orígenes del certamen.

“En 2006 surgió la idea de comenzar un concurso que fuera dedicado única y exclusivamente al género de la novela. Es por eso que varias organizaciones de la República Checa nos apoyaron a crear un concurso que se llama concurso de Novelas de Gaveta, Franz Kafka”, indicó la activista cubana.

El concurso fue creado para apoyar a los escritores cubanos que no pueden publicar en la isla, ya que el gobierno de La Habana les impide lanzar sus obras al mercado por no pertenecer a las organizaciones oficialistas dedicadas a la literatura.

 

Julio Llamazares, Héctor Orestes, Clara Janés, Leyla Bartet, Alfredo Conde, Sergi Belbel y Filip Kanda (Foto: Gonzalo Núñez)Julio Llamazares, Héctor Orestes, Clara Janés, Leyla Bartet, Alfredo Conde, Sergi Belbel y Filip Kanda (Foto: Gonzalo Núñez) El idioma español fue el gran protagonista de la semana recién terminada. Escritores de España y América Latina dialogaron en la Feria del Libro de Praga sobre la ficción y la narración en la literatura, sin olvidar homenajear a Franz Kafka.

Historia, Ficción y Narración fue uno de los debates más concurridos de la feria, el sábado por la tarde. En él tres escritores españoles, J.J. Armas Marcelo, Julio Llamazares y Enrique Vila-Matas, hablaron sobre literatura, ficción y realidad con el narrador peruano Carlos Herrera y el novelista checo Arnošt Lustig, reciente ganador del premio Franz Kafka.

Enrique Vila-Matas (Foto: Gonzalo Núñez)Enrique Vila-Matas (Foto: Gonzalo Núñez) Enrique Vila-Matas, el español más solicitado y uno de los pocos en estar traducido al checo, gracias a su libro Bartleby y compañía, no quiso dejar de homenajear a Kafka, el genio de Praga.

“En la historia de la escritura, si hay un escritor entre los escritores que más se han acercado o han intentado acercarse en su escritura a la verdad es Kafka. No lo digo porque esté en Praga, si no que me parece el escritor en el siglo XX que más intenta acercarse a la verdad. Kafka se aproxima tanto a la búsqueda de la verdad a través de la escritura. Paradójicamente para buscar esa verdad utilizó la ficción y sin embargo se acercó mucho más que otros, como historiadores, filósofos u otros trabajadores de la palabra”.

Julio Llamazares (Foto: Gonzalo Núñez)Julio Llamazares (Foto: Gonzalo Núñez) En la misma conferencia sobre Historia, Ficción y Narración, Julio Llamazares, autor de El Cielo sobre Madrid, sostuvo que más que buscar la verdad histórica había que apelar a la fascinación.

“Al final, lo importante es que a ti te maraville algo. Yo por ejemplo me he leído toda la historia de Praga estos días y de lo que me va a quedar, seguramente, es la historia de uno, que era tan educado y tan cortés que en una borrachera real, por no desairar al rey, no fue al servicio y le reventó la vejiga, no me acuerdo cómo se llama. Que sea real o que no sea real, me da lo mismo, a mí me parece un personaje literario fascinante alguien que por no desairar al rey le revienta la vejiga en plena borrachera y no se mueve de la silla. Eso hay que buscar, la fascinación, la maravilla y el sueño, lo demás no tiene que importar”.

 

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Nubes negras se ciernen sobre la República Checa. De acuerdo con el informe de la Comisión Europea el pronóstico económico del continente no será muy positivo para los meses venideros.

Mientras que en otoño la Comisión Europea predecía para el 2008 un crecimiento del Producto Interior Bruto checo del 5 por ciento, ahora ha reducido su pronóstico tres décimos, al 4, 7 por ciento.

El analista David Navrátil explica que estas cifras corresponden a la situación en la Unión Europea, que cuenta para este año con un crecimiento económico del 2 por ciento.

“La desaceleración del crecimiento de la economía se espera en toda Europa ya que el factor decisivo es el decrecimiento de la economía global, que está vinculado con la crisis hipotecaria”, apunta Navrátil.

Por su parte, los precios de consumo aumentarán este año en la República Checa en un 6,2 por ciento, según prevé Bruselas. Todavía en noviembre estimaba el crecimiento de la inflación en un 3,8 por ciento.

La inflación en la República Checa empezó a subir en el último trimestre del año pasado debido al incremento de los precios de los alimentos y de los carburantes. Este año se ha reflejado en la inflación la reforma gubernamental de las finanzas públicas, que introdujo, por ejemplo, el impuesto ecológico y aumentó el Impuesto sobre el Valor Añadido, IVA, del 5 al 9 por ciento.

 

Esta fue otra semana de fiesta, pues estuvimos nuevamente de cumpleaños.

Esta vez el cumpleañero fue el conservatorio de Praga, que cumplió 200 años y tiene muchos planes para el futuro.

Desde hace 200 años, el Conservatorio de Praga da formación especial a jóvenes músicos, bailarines y actores de primera calidad y talento. El instituto ha preparado una serie de actividades para celebrar el aniversario, que se extenderán hasta el año 2011, señaló el director de la escuela, Pavel Trojan.

“Los festejos se prolongarán durante tres años y culminarán con un concierto de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Praga que iniciará el festival Primavera de Praga en el año 2011”, sostuvo Trojan.

RudolfinumRudolfinum El Conservatorio de Praga fue fundado en 1808, pero empezó a funcionar en 1811. Tres años tardó la nobleza checa en reunir el dinero suficiente para crear el instituto de música, único en el Imperio Austro-Húngaro.

La escuela gozó de gran fama a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX cuando el compositor Antonín Dvořák desempeñó la función de director del instituto. La sede del Conservatorio era en aquellos tiempos el Palacio Rudolfinum, de la capital checa.

Desde entonces, el instituto nunca ha tenido su propia sala de conciertos. En el presente, está situado en la calle Na Rejdišti, en el barrio de la Ciudad Vieja de Praga. El subdirector de la escuela, Ladislav Horák, recalcó que la construcción de una sala de conciertos es una de las prioridades de la dirección actual.

03-05-2008