Celebración del aniversario de la independencia entre la crisis económica y la gubernamental

01-11-2008

El batacazo electoral del Partido Cívico Democrático en el gobierno se confirmó tras la segunda vuelta de las elecciones senatoriales. El 90 aniversario de la fundación de Checoslovaquia se celebró con un inusual desfile militar. Radio Praga entrevistó al embajador de México en Praga con motivo del acuerdo de asociación estratégica firmada entre su país y la Unión Europea. Y el sector automovilístico checo despedirá a 10.000 personas en 2009 debido a la crisis.

Mirek TopolánekMirek Topolánek La semana comenzó con política. Precisamente durante el fin de semana anterior tuvo lugar la segunda vuelta de las elecciones senatoriales.

El resultado fue el triunfo total del Partido Socialdemócrata, que obtuvo la mayoría de los senadores que había en juego. El Partido Cívico Democrático liderado por Mirek Topolánek y actualmente en el poder consiguió tan solo tres senadores.

De hecho, este fracaso junto a la derrota en las elecciones regionales de hace dos semanas han puesto a Topolánek en la picota, especialmente frente a sus compañeros de formación.

Así, tras una reunión de la cúpula del partido, Topolánek anunció que pondría su cargo a disposición de los militantes en el próximo congreso de diciembre. Además, también se aprobaron ciertos posicionamientos para hacer frente a la crisis, según dijo el primer ministro.

“Primero: el congreso del partido se celebrará en la fecha prevista, y los líderes del partido pondrán su cargo a disposición de los militantes. Segundo: este proyecto de coalición gubernamental continuará. Tercero: el primer ministro iniciará conversaciones con la coalición gubernamental y los ministros del Partido Cívico Democrático pondrán su cargo a disposición del primer ministro”.

Y es que la posición de Topolánek en el seno del Partido Cívico Democrático es especialmente delicada.

El mismo presidente del país y presidente honorífico de la formación, Václav Klaus, lo responsabilizó del fracaso electoral y en la misma postura se encuentra el alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, cuyo nombre se baraja como uno de los candidatos para desbancar a Topolánek.

Este martes 28 de octubre se celebró el 90 aniversario de la fundación de Checoslovaquia, es decir, de la independencia de checos y eslovacos del Imperio Austro-Húngaro.

Como parte de las celebraciones se realizó en Praga un desfile militar. Esto no sería de por sí nada extraordinario si no fuera el primero en 23 años.

Y es que tras la llegada de la democracia al país los desfiles militares se consideraban un recuerdo de la época comunista, cuando el ejército y la policía eran una herramienta represiva del régimen.

Con motivo del desfile de este año, el presidente de la República Checa y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Václav Klaus, destacó en su discurso el nuevo carácter de las Fuerzas de Seguridad checas como garantes de la democracia y negó que el desfile consistiera en la habitual demostración de fuerza de los tiempos del comunismo.

“Queremos mostrar a nuestra sociedad que después de 1989 todo ha cambiado. En la República Checa tenemos en la actualidad un ejército moderno, profesional y operativo, construido sobre principios democráticos. Nuestras fuerzas armadas representan ya durante muchos años los intereses de la República Checa en el cumplimiento de misiones de paz y operaciones humanitarias en el extranjero”, indicó Klaus.

Precisamente el primer ministro, Mirek Topolánek, no acudió al desfile porque este martes se encontraba de visita en la base checa de Kandahar, en Afganistán. Los soldados checos cumplen allí tareas de reconstrucción y seguridad.

 

José Luis BernalJosé Luis Bernal En el ámbito internacional, esta semana México y la República Checa se han acercado un poco más, al firmarse el tratado de asociación estratégica entre el país azteca y la Unión Europea.

Radio Praga entrevistó al embajador mexicano en la República Checa, José Luis Bernal, quien considera totalmente justificado este acercamiento de su país al ámbito europeo.

“Esto qué significa. Yo diría que significa dos cosas. La primera es el reconocimiento al peso específico que México está teniendo en los asuntos globales. Al hecho de que la Unión Europea se ha convertido en conjunto, sus 27 países, representan el segundo socio de inversiones y de comercio de México. Y que México tiene la relación económica, política, de cooperación y de viajeros más grande entre los países de América Latina con los países de la Unión Europea”, afirmó.

José Luis Bernal agregó que dicha asociación estratégica se suma al acuerdo de libre comercio que ya existe entre su país y la UE. De esta manera México es el único país que cuenta con ambos acuerdos.

“Y sobre todo, en este ámbito, significa también el completar un marco jurídico que ya existe, que pocas veces se comenta, que es ir un paso más adelante, más allá del acuerdo global de cooperación de libre comercio, de diálogo político que México y la Unión Europea tienen vigentes desde el año 2000”, dijo Bernal.

 

La República Checa ha dejado de ser el único país de la Unión Europea que no reconoce el Tribunal Penal Internacional de la Haya. El Parlamento checo por fin dio su visto bueno al acuerdo, que lleva pendiente desde 1999.

Esta actuación a última hora viene provocada por la inminente presidencia checa de la Unión Europea, como reconoció el ministro de Relaciones Exteriores checo, Karel Schwarzenberg.

“Resultaría muy extraño que la República Checa asumiera la presidencia de la Unión Europea sin ratificar el estatuto de la Corte Penal Internacional”

Sin duda, la postura vacilante del país con respecto al Tribunal de la Haya reducía la credibilidad de la República Checa como garante de los derechos humanos y como presidente europeo.

Cabe recordar aquí el euroescepticismo del actual Gobierno checo, que todavía en vísperas de la presidencia rotativa de los 27 ni ha ratificado el Tratado de Lisboa ni ha fijado una fecha de entrada a la moneda única.

 

En cuanto a la crisis económica, este jueves el sector automovilístico checo anunció que despedirá a unos 10.000 empleados durante el primer semestre de 2009.

Esta información es especialmente espeluznante si tenemos en cuenta que la industria automovilística es uno de los principales motores económicos del país. Aunque en principio las víctimas de los despidos serán trabajadores inmigrantes, no se descarta que los empleados checos resulten afectados si la crisis se agrava. El presidente de la Asociación de la Industria Automovilística checa, Antonín Šípek, nos explica por qué han aumentado las expectativas de recesión.

“Los primeros datos tenían en cuenta el curso de entonces de la corona respecto al euro. Por supuesto ha llegado una recesión económica, las empresas deben reducir la producción, así que las expectativas han aumentado. Aunque todo depende de lo profunda que sea la crisis. Si es más grave entonces se despedirá a más gente”

01-11-2008