Noticias | Todos artículos


En Chequia hay 38 pacientes infectados con el nuevo coronavirus. Los exámenes de laboratorio confirmaron su presencia en otras seis personas. Una de ellas es un niño de 12 años, según informó el ministro de Salud Adam Vojtěch. Todo indica que al niño lo contagió un familiar que regresó de Italia.

En la mañana de este lunes se reunió el Consejo de Seguridad del Estado para debatir nuevas medidas a fin de prevenir la propagación del nuevo coronavirus en la República Checa. Además de los infectados, más de 1100 personas están en cuarentena.

El Ministerio de Salud prohibirá a partir de este martes las visitas a las unidades de hospitalización de los hospitales públicos y a los asilos para ancianos, según el ministro de la cartera Adam Vojtěch. Esta medida persigue proteger a las personas a las que el nuevo coronavirus podría ocasionar problemas graves en caso de contagiarse.

Tras una consulta con la Estación de Higiene y el Ministerio de Agricultura, la dirección de la Escuela Superior Técnica de Praga (ČVUT) decidió suspender las clases a partir de este martes y hasta el 22 de marzo a modo de prevención de la eventual propagación del coronavirus. En ese centro docente estudian unas 17.000 personas.

Todas las personas que a partir del sábado regresan a Chequia desde Italia tienen la obligación de informar de su regreso a su médico de cabecera y quedarse dos semanas en casa en cuarentena. La aplicación de esta medida ha sido aprobada por el Gobierno en días pasados y es válida tanto para los checos como para los extranjeros que tienen residencia permanente o temporal en Chequia.