Praga, un cuarto de siglo Patrimonio Mundial

La capital checa, Praga, conmemora el 25 aniversario de su inscripción en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Ciudad Vieja de Praga, foto: Gareth1953 / Foter / CC BYCiudad Vieja de Praga, foto: Gareth1953 / Foter / CC BY Hace 25 años, los inspectores de la UNESCO decidieron asumir la protección del casco histórico de Praga, ‘La ciudad de las cien torres doradas’ como suele ser apodada, inscribiéndola en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Este reconocimiento del gran valor histórico-arquitectónico, fue muy significativo para la capital checa, según recalcó en entrevista para Radio Praga Jiří Skalický, director del Departamento de Cuidado por los Monumentos de la Alcaldía Mayor de Praga.

”La inscripción de Praga en el Patrimonio Mundial representó un hecho de importancia para este país. Le trajo un gran beneficio a la capital checa ya por el hecho de llegar a formar parte de un patrimonio único a nivel mundial. La zona de la reserva municipal de Praga es una de las dos más extensas de Europa, después de Roma. La aceptación por la UNESCO hizo también revivir el centro de la ciudad y las zonas adyacentes. A Praga llega un gran número de turistas que admiran lo que se ha logrado remodelar y revitalizar. Últimamente vienen en especial turistas de países de Asia, que viajan por Europa para conocer las ciudades inscritas en la lista de la UNESCO. Eso lo consideramos positivo”.

Jiří Skalický, foto: Klára StejskalováJiří Skalický, foto: Klára Stejskalová Jiří Skalický sostuvo que la UNESCO ayudó a un mayor prestigio de Praga e impulsó una rápida remodelación de su casco histórico. Comenzaron a surgir igualmente atractivas terrazas en cafeterías para que los turistas pudieran tomarse su café o una copa al aire libre, teniendo una bonita vista a diversos rincones de la ciudad. Terrazas pequeñas y más grandes aparecieron también en los restaurantes y cafeterías situados en los últimos pisos o techos de algunos edificios, con hermosas vistas de Praga.

Por otro lado, el formar parte del patrimonio mundial trae ciertas limitaciones, y ello tanto a sus habitantes como a los empresarios y los inversionistas. Por ejemplo, fuera de algunas excepciones, Praga no tiene edificios de gran altura, a diferencia de otras capitales, y esto debe permanecer así para cumplir los requisitos de la UNESCO.

La reserva municipal de Praga abarca unos 90 kilómetros cuadrados

Skalický especificó lo que se comprende como centro histórico de Praga, y que es protegido, ya que éste incluye algunos distritos más apartados.

Puente de Carlos, foto: Ondřej TomšůPuente de Carlos, foto: Ondřej Tomšů ”Además del llamado Barrio Pequeño (Malá Strana) y la Ciudad Vieja de Praga (Staré Město), forma parte del caso histórico por ejemplo, una parte de la Ciudad Nueva (Nové Město). Los límites de la reserva municipal llegan hasta una parte del barrio de Praga 5, 2, 3 y 7. Esta reserva es extensa, su forma se asemeja a la de África, claro está que de tamaño mucho más pequeño. Abarca 90 kilómetros cuadrados, o sea que los funcionarios encargados de la protección de los monumentos tienen bastante trabajo para supervisar todo”.

Junto con el centro de Praga, en la lista de la UNESCO fue incluido el parque del Palacio de Průhonice, situado en las afueras de la capital checa y cuya administración sin embargo, recae en la región de Bohemia Central.

Průhonice, foto: archivo de Radio PragaPrůhonice, foto: archivo de Radio Praga El director del Departamento de Cuidado por los Monumentos de la Alcaldía Mayor de Praga, Jiří Skalický, indicó que el hecho de figurar en la lista de la UNESCO representa un gran prestigio, pero no conlleva subvenciones financieras u otras ayudas de parte de esa organización internacional.

”Algunos estados del mundo árabe sí han recibido ayudas financieras. Pero no es el caso de Praga. Claro está que el Ministerio de Cultura checo pudo contar con el respaldo de la UNESCO al impulsar proyectos y buscar apoyo financiero a las actividades relacionadas con la promoción de nuestro patrimonio cultural. O sea que el apoyo de la UNESCO es más bien moral. Pero a la vez vienen acá frecuentemente representantes de esa organización que monitorean si Praga respeta y cumple las condiciones para poder seguir figurando en la lista de los monumentos protegidos por la UNESCO”.

Praga se va despoblando paulatinamente

Praga es una hermosa ciudad histórica admirada por miles de turistas, y sus habitantes están orgullosos de ello. Pero a la vez les preocupa esa gran cantidad de turistas que dificultan a los locales llegar a tiempo a un punto determinado, y les obliga a veces a abrirse paso de forma más enérgica, como dice Jiří Skalický.

Foto: ŠJů, CC BY-SA 3.0Foto: ŠJů, CC BY-SA 3.0 ”El centro se va despoblando de forma permanente. Este problema no lo enfrenta solo Praga, lo tienen también en Barcelona, Venecia y Dubrovnik. Los centros históricos que registran una gran afluencia de turistas están despoblados, porque los intereses y necesidades cotidianas de sus habitantes fueron aplazados por los intereses económicos de los empresarios. Los servicios de éstos están dirigidos a los turistas y no a los locales. A raíz de la competición desaparecen igualmente las tiendas pequeñas de alimentos, ferreterías, servicios de planchado de ropa, etc. Los habitantes se van porque les molesta también el ruido excesivo que viene de los restaurantes, se mudan a barrios más tranquilos para poder dormir por las noches”.

El director del Departamento de Cuidado por los Monumentos de la Alcaldía Mayor de Praga destacó que, en colaboración con las agencias de turismo locales, se empeñan por llevar a los turistas también a otros atractivos lugares fuera del centro de la capital.

”Tratamos de encaminar a los turistas también a lugares fuera del centro a través de una amplia oferta de museos y de otros atractivos de la ciudad como la colina de Vyšehrad, o la planicie de Letná, desde donde hay una hermosa vista a la zona histórica. Sin duda vale la pena visitar también los monasterios de Strahov y Břevnov, situados relativamente cerca uno del otro. Pero la mayoría de los turistas vienen por unos dos días y medio. En los dos días alcanzan a recorrer el casco histórico de la ciudad, y la mitad que les queda no es suficiente para salir a las afueras y conocer por ejemplo el singular barrio de Baba, la depuradora de agua en el distrito de Podolí, o el hermoso palacio de Ctěnice, recientemente remodelado”.

En la lista de la UNESCO podrían ser inscritos también otros monumentos de Praga

Vyšehrad, foto: Štěpánka BudkováVyšehrad, foto: Štěpánka Budková Como acotara Jiří Skalický, se prevé que en la lista de la UNESCO podrían llegar a figurar en un próximo futuro también otros monumentos histórico-arquitectónicos de la capital checa, entre ellos la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

”Este tema está en competencia del Ministerio de Cultura que mantiene consultas con representantes de la UNESCO. La Alcaldía Mayor de Praga dio su respaldo por ejemplo, a la inclusión en la lista de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, situada en la Plaza de Jorge de Poděbrady, en el barrio de Vinohrady. Se trata de una solicitud o proyecto transfronterizo en cooperación con Eslovenia, ya que la iglesia es una de las obras más destacadas del arquitecto esloveno Josip Plečnik”.

Praga fue inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1992, junto con las ciudades de Telč y Český Krumlov. Jiří Skalický, de la Alcaldía Mayor de Praga, destacó que a pesar de haberse tratado de un importante acontecimiento, cuyo 25 aniversario recordamos este año, no se planifican grandes festejos conjuntos.

Český Krumlov, foto: Ondřej TomšůČeský Krumlov, foto: Ondřej Tomšů ”La atmósfera no es tal para organizar grandes festejos, porque la UNESCO se ha politizado mucho últimamente. Pero la inclusión de las mencionadas ciudades checas en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad, de la UNESCO, la consideramos un gran éxito de la diplomacia checa. Nosotros conmemoraremos el aniversario con una conferencia internacional de dos días, en la que se debatirá en tres secciones paralelas sobre cómo se vive hoy en día en las grandes ciudades, el tema del cuidado por los monumentos históricos, y los planes de desarrollo de las ciudades. Con anterioridad hemos presentado en la zona de Kampa una exposición sobre el tema, y preparamos una exhibición de proyectos arquitectónicos nunca realizados en Praga. En el marco de la conferencia publicaremos un libro de entrevistas con destacadas personalidades sobre cómo ellas ven a Praga dentro de la UNESCO”.

Este libro, que presentará los puntos de vista de varias personalidades sobre el significado que para Praga tiene el ser parte del Patrimonio Mundial, será publicado a comienzos de diciembre próximo.