Momias y una réplica de la Sábana Santa

Les invitamos a conocer el misterioso Monasterio de Broumov, donde se esconden momias y una réplica de la Sábana Santa.

Monasterio de Broumov, foto: Anton KajmakovMonasterio de Broumov, foto: Anton Kajmakov Entre las colinas de la región fronteriza con Polonia se encuentra la pintoresca ciudad de Broumov, cuya historia viene estrechamente relacionada con la Orden de San Benito. La comunidad benedictina se estableció en la zona en el siglo XII. Primero levantaron un fortín de madera. Sin embargo, en el siglo XIV este se quemó, y los benedictinos construyeron un monasterio gótico.

Cuando vinieron, la región estaba básicamente inhabitada. No obstante, la localidad se encontraba en la ruta comercial entre Chequia y Polonia, y como no había nobleza, el rey agradeció la presencia de los benedictinos.

Los incendios dañaron el monasterio varias veces. Siempre cuando ocurrió, se actualizó su estilo arquitectónico. Así fue también en el siglo XVII, cuando fueron invitados arquitectos de Italia. Estos empezaron con la maravillosa reconstrucción barroca que fue llevada a cabo por Kilián Ignác Dientzenhofer, quien construyó en total nueve iglesias en la región. Se dice que si uno sube a una de las torres del monasterio, puede verlas a todas.

La réplica del Sudario de Turín, también conocido como la Sábana Santa, foto: Anton KajmakovLa réplica del Sudario de Turín, también conocido como la Sábana Santa, foto: Anton Kajmakov Dentro de las instalaciones del monasterio podemos encontrar la Iglesia monasterial de San Adalberto. La madona gótica original es tan preciada que se conserva en el depósito, y en su lugar se encuentra una réplica.

En una de las paredes de la iglesia se halló una réplica del Sudario de Turín, también conocido como la Sábana Santa. Este fue un regalo del arzobispo de Roma. Fue datado en 1651 y se puede observar en el refectorio del monasterio.

Dana Černotová, guía por el monasterio describe el Sudario.

''El Sudario de Turín es la sábana en la que envolvieron el cuerpo de Jesucristo después de haberlo depuesto de la cruz. El original se encuentra en Turín. Hay aproximadamente 40 réplicas por toda Europa. La del Monasterio de Broumov es la única en Europa Central. La mayoría de las Sábanas está en Italia, España y Bélgica. Si lo miramos bien, podemos ver el cuerpo humano. Se nota el rostro, los hombros, las piernas. Los pies se ven heridos por los clavos y también se nota una herida de pica en el pecho. Luego hay otra figura del cuerpo por detrás, y en la cabeza vemos la corona de espinas''.

Dana Černotová, foto: Anton KajmakovDana Černotová, foto: Anton Kajmakov En la parte inferior de la sábana está escrito Abstractum ab originali, lo que significa en latín una réplica del original. Para hacerla, primero había que poner la sábana encima del original. Así se transmitió el poder sobrenatural. Luego se pintó el contorno del cuerpo.

El reloj dentro de la iglesia es conectado mediante un complicado mecanismo con el reloj de la torre. En las capillas laterales se encuentran las reliquias de San Vicente y San Clemente, que habían sido traídas de las catacumbas de Roma.

En la sacristía, donde se preparaban los sacerdotes, se encuentran muebles rococó y en el techo podemos observar un fresco cubierto de cenizas, ya que el cuarto fue siempre iluminado las velas. Un monje se puso a limpiar el fresco utilizando las migas de pan para que no se damnificara la pintura. Sin embargo, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial subió exponencialmente el precio del pan y el monje tuvo que interrumpir su actividad.

Las catacumbas son el lugar de descanso de 45 momias, foto: Anton kajmakovLas catacumbas son el lugar de descanso de 45 momias, foto: Anton kajmakov El subterráneo del monasterio esconde otra peculiaridad. Las catacumbas oscuras son el lugar de descanso de 45 momias. Los cuerpos provienen de la cripta del monasterio de la ciudad de Vamberk, de donde fueron trasladados a Broumov. La conservación de los cuerpos no era intencional. Sin embargo, la temperatura en la cripta raramente sobrepasa los 5°C, y la permanente brisa leve ayuda al proceso de conservación.

A diferencia del resto del monasterio, la biblioteca fue construida en estilo clasicista. El lugar, donde antes de la administración comunista había más de 70.000 libros, incluye hoy en día unos 17.000 ejemplares. Las obras de mucho valor fueron trasladadas a instituciones científicas, una parte se perdió, otra fue quemada.

El Ministerio de Cultura lanzó un programa para catalogar y restaurar los libros más perjudicados. El libro más antiguo es la Interpretación de Tomás de Aquino que data de 1475. Los temas de los libros son de mucha variedad. Hay de medicina, biología, matemáticas, lenguas, historia o geología.

El monasterio resucitado

La biblioteca incluye hoy en día unos 17.000 libros, foto: Anton kajmakovLa biblioteca incluye hoy en día unos 17.000 libros, foto: Anton kajmakov La comunidad benedictina permaneció en Broumov durante largos siglos. Sin embargo, como se trataba de una comunidad de lengua alemana, después de la Segunda Guerra Mundial fue expulsada junto con todos los alemanes que vivían en el territorio de Checoslovaquia.

En 1948 se impuso un gobierno comunista. Eso significó el comienzo de la etapa más difícil de la historia del monasterio, que se convirtió en un campo de concentración para los monjes. Esos fueron luego substituidos por monjas de distintas ordenes, como por ejemplo las dominicanas y las benedictinas. En algunos momentos había hasta 600 monjas encarceladas en las instalaciones del monasterio. Luego, en los años 70, una parte del monasterio fue convertida en Archivo del Ministerio del Interior. El daño causado durante los cuarenta años del régimen comunista fue enorme. A pesar de que el monasterio tiene unas 300 habitaciones, los muebles que quedaron después de los cuarenta años cupieron en una sola.

En la actualidad no hay ninguna comunidad religiosa en el monasterio, y este es administrado desde el Monasterio de Břevnov, en Praga.

Sin embargo, hay personas que decidieron revivir el lugar. Se dieron cuenta del tesoro cultural que tiene potencial de llegar al público de toda la República Checa, y crearon una visión del recuperación en la que incluyeron al monasterio como un espacio para diversas actividades. Según explicó Jan Školník, fundador de la Agencia para el Desarrollo de la región de Broumov, las actividades se pueden dividir en tres categorías.

 Monasterio de Broumov, foto: Anton Kajmakov Monasterio de Broumov, foto: Anton Kajmakov ''La primera categoría sería el Centro de Arte. En marco de este centro tenemos una galería de arte contemporáneo en el jardín del monasterio. Cada año presentamos a tres artistas que ya han exhibido en otros países europeos. Tenemos también la Casa Literaria, donde se hacen durante todo el año estadías residenciales para escritores. Luego hay un estudio de grabación para distintos proyectos musicales. Antes hacíamos el Festival de los Tesoros de la región de Broumov. Este espacio lo dedicamos ahora a la música clásica. Organizamos también un concurso internacional de piano. O sea el programa es bastante rico''.

La segunda categoría de las actividades tiene que ver con la tradición educativa del monasterio, continúa Školník.

''La segunda categoría de nuestras actividades es el centro educativo Academia de Maiwald que lleva el nombre del último director del Instituto de Broumov. Fue un benedictino y pedagogo muy querido y además sacerdote y botánico. Eso nos pareció interesante, la combinación de las ciencias humanísticas con las naturales. Queremos continuar con esta tradición en lo que es la educación de los niños y de los adultos. Recientemente nos hemos centrado en el desarrollo personal, realizamos por ejemplo ejercicios de meditación''.

Y el tercer bloque se centra en la gente local, termina Školník.

 Jan Školník, foto: Anton Kajmakov Jan Školník, foto: Anton Kajmakov ''El tercer bloque lo llamamos Monasterio de la Comunidad. Queremos que la gente local visite el monasterio, queremos que las personas formen parte de lo que pasa en el espacio. Parte del programa que podría estar en las primeras dos categorías es concebida como un bloque especial, ya que su grupo objetivo son los habitantes de la región. Las actividades son por ejemplo el proyecto musical multigénero ArtCafé, conferencias Science Café y la Universidad de la Tercera Edad. Luego hay por ejemplo un mercado y encuentros y debates de todo tipo''.

En el monasterio funciona un scriptorium, donde los alumnos de las escuelas de todo el país pueden probar la transcripción de los libros tal como lo hacían los monjes. Los niños deben preparar los colores en base a diversos ingredientes como los huevos, flores cocidas y minerales, para que puedan hacer las ilustraciones. Todo eso gracias a la actividad de las personas que decidieron conservar el monasterio para las generaciones venideras.

Cada domingo podrán votar y escoger entre cinco canciones que iremos presentando a lo largo de la respectiva semana. (Más)