Antiguo centro de cultura: el monasterio de Strahov en Praga

Esta vez permaneceremos en la capital checa y visitaremos el antiguo monasterio de Strahov, próximo al Castillo de Praga.

Monasterio de Strahov en PragaMonasterio de Strahov en Praga El monasterio de Strahov, por ser una construcción histórico-arquitectónica de gran valor, figura en los itinerarios de las excursiones turísticas por Praga. Si prefieren una visita individual, les recomendamos viajar en metro a la estación Malostranská y luego continuar en el tranvía número 22 en dirección al Castillo de Praga. Se bajan en la parada "Pohorelec" a la que llegan en menos de diez minutos y el tranvía les deja al pie del área del monasterio de Strahov.

El monasterio fue mandado a construir en el siglo XII por el príncipe Vladislao Primero - futuro soberano del Reino Checo - para los monjes de la orden premonstratense. La orden, fundada en el siglo XII en Prémontré, Francia, por San Norberto, tenía amplia influencia en la Europa de la Edad Media, especialmente en el terreno político y en la enseñanza.

Monasterio de Strahov en PragaMonasterio de Strahov en Praga En el año 1627, al monasterio de Strahov, en Praga, fueron trasladados de Magdeburgo, Alemania, los restos mortales de San Norberto, por lo que el monasterio adquirió gran fama.

En vista de que la sede de la orden en Praga, fue levantada en una colina que colinda directamente con la zona del Castillo de Praga, los monjes premonstratenses asumieron en el Reino Checo la tarea de vigilar el acceso al Castillo. De ahí el nombre Monasterio de Strahov, ya que "strázit" significa en checo "vigilar".

Como indica nuestro guía, Stanislav Marchal, fue también desde la Puerta Principal del monasterio, donde el soberano Federico Palatinado observó cómo sus ejércitos huían de Praga, tras ser derrotados en 1620 en la histórica batalla de la Montaña Blanca que abrió el camino a la contrarreforma en los territorios checos.

"Un mensajero fue al Castillo de Praga para llamar al rey Federico Palatinado, puesto que al comienzo parecía que iban a ganar los ejércitos protestantes. Pero en ese momento el rey ofrecía una cena de gala y demoró en abandonar a sus invitados. Entretanto, la situación en el campo de batalla cambió y cuando el rey se trasladó a Strahov para seguir la victoriosa batalla, pudo ver cómo sus tropas huían. El soberano no vaciló un solo minuto y también él abandonó apresuradamente Praga, dejando el Reino Checo a su destino".

Iglesia de Strahov en PragaIglesia de Strahov en Praga A finales de la Guerra de los Treinta Años, en el siglo XVII, en su camino al Castillo de Praga, también atravesaron el monasterio de Strahov las hordas suecas, llevándose del reino gran parte de las valiosas colecciones artísticas del soberano Rodolfo II de Habsburgo.

El monasterio tuvo que ser reconstruido varias veces a causa de las frecuentes incursiones de los enemigos. Gracias a ello, no obstante, la obra llegó a conservarse en buen estado hasta la actualidad.

Entrando por la puerta de la entrada principal, de estilo barroco, obra del arquitecto italiano Antonio Lurago, se llega a un amplio patio. Este lo decora una columna de piedra con una estatua de San Norberto que data de la segunda mitad del siglo XVII.

Atravesando el patio nos encontramos junto a la iglesia de la Asunción de la Virgen María, levantada en el siglo XII y posteriormente reconstruida varias veces. En la iglesia, con altares y decoraciones interiores que datan mayormente del siglo XVIII, descansan los restos mortales de San Norberto, fundador de la orden premonstratense. Hay también allí un órgano en el que - durante sus visitas a Praga - tocaba el famoso compositor austríaco del siglo XVIII: Wolfgang Amadeus Mozart.

Los edificios que conforman el convento están separados por amplios patios. Del lado opuesto a la Puerta Principal de entrada el área encierra un hermoso parque, creado en la segunda mitad del siglo XVII; extendiéndose por una de las laderas de la colina en la que se encuentra el monasterio. Del parque hay una bonita vista panorámica de Praga.

Forma parte del monasterio una pinacoteca que había permanecido cerrada durante largos decenios, para reabrir sus puertas al público recién hace unos diez años. Sus colecciones artísticas son de las más valiosas en la República Checa.

La muestra cuenta con varias obras de la era gótica, entre ellas los cuadros "La muerte de Santa Bárbara" y "La muerte de Santa Úrsula", ambos de gran valor histórico y artístico. Santa Bárbara fue ejecutada por su propio padre, quien no aceptó que se convirtiera al cristianismo.

"Menos se conoce sobre el martirio de Santa Úrsula. Ésta, supuestamente, navegaba por el Rin, acompañada de una gran cantidad de doncellas de honor. En el cuadro aparece la ciudad de Colonia del Rin, donde Úrsula y todas las doncellas que le acompañaban fueron torturadas hasta la muerte. Úrsula, supuestamente, pudo haberse salvado si aceptara la oferta de casamiento que le presentara el rey de los hunos. Pero ella lo rechazó con la cabeza en alto, orgullosa de ser cristiana, por lo que sufrió el mismo destino de sus compañeras", explica Stanislav Marchal.

La pinacoteca de Strahov poseía también el cuadro, "Fiesta del rosario" del pintor alemán de las postrimerías del siglo XV, Alberto Durero, realizado en 1506. Al Reino Checo, llegó la valiosa obra un año más tarde, siendo adquirida por el soberano Rodolfo II de Habsburgo, gran admirador de arte, sostiene el guía, Stanislav Marchal.

"Rodolfo II temía que el cuadro pudiese ser dañado durante el viaje y por eso prohibió transportarlo a Praga en una carreta. Por orden del soberano, varios hombres tuvieron que cargarlo y trasladarse a pie a la capital del Reino Checo. Partieron de Italia y tuvieron que atravesar caminando los Alpes. Todo esto, bajo el peligro de un severo castigo en caso de que el cuadro sufriera algún daño por el camino".

La obra permaneció en el Castillo de Praga hasta el siglo XVIII, cuando fue vendido a un comerciante. Tras su muerte, sus descendientes vendieron el cuadro a los monjes premonstratenses. En 1934 la "Fiesta del rosario" fue adquirida por el Estado Checoslovaco. Actualmente, el cuadro se encuentra en el Palacio Sternberk, formando parte de las colecciones artísticas de la Galería Nacional de Arte de Praga.

La pinacoteca de Strahov posee una copia de la obra, realizada por Jan Grus en el siglo XIX. El artista hizo la copia cuando se le encargó restaurar el cuadro original, que se encontraba en muy mal estado. En algunas partes del cuadro la pintura ya casi no se distinguía.

"Jan Grus se vio obligado a improvisar en gran parte, por no poder distinguir varios fragmentos de la pintura original. La copia del cuadro la hizo recién después de acabar la restauración. Por ello también, si comparamos esta copia con otra, que se encuentra en Viena, descubrimos que, por ejemplo, la cabeza de la virgen en ambos cuadros es diferente. Es porque la copia de Viena fue hecha antes de la restauración del original y la de Praga después del retoque en el siglo XIX", sostiene Stanislav Marchal.

Cabe agregar que la "Fiesta del rosario", de Alberto Durero es el cuadro de mayor valor en las colecciones artísticas del Estado checo.

Especial atención merece la biblioteca del monasterio de Strahov. Hay en ella más de 130 mil libros de los más diversos géneros. Las publicaciones están depositadas en dos salas: la Sala Teológica, en cuyo centro hay dos enormes globos terrestres fabricados en los siglos XVII y XVIII; la Sala Filosófica, cuyo techo lo decora un hermoso fresco del siglo XVIII, que simboliza "La lucha de la Humanidad por el conocimiento de la sabiduría auténtica".

La más antigua escritura en la Sala Teológica es un evangelio del siglo IX escrito en pergamino. Su encuadernación, decorada con ricas ornamentaciones es más reciente, remontándose su origen al siglo XIII.

Por su parte, en la Sala Filosófica podemos encontrar especialmente publicaciones de carácter científico; entre ellas un valioso libro sobre las obras antiguas de Egipto y un manual de varios tomos dedicado a los museos de Francia, publicado entre 1803 y 1809, y que fuera regalado a la biblioteca del monasterio de Strahov por María Luisa de Austria, esposa de Napoleón I Bonaparte.

Aquí, amigos, concluimos nuestra visita al monasterio premonstratense de Strahov, en Praga...