Frantisek Drtikol - el budista que retrató al primer presidente checo

Pintor, fotógrafo, traductor y budista, entre otras facetas. Frantisek Drtikol fue uno de los espíritus checos más inquietos de la primera mitad del siglo XX.

Frantisek DrtikolFrantisek Drtikol A Frantisek Drtikol, se le conoce, sobre todo, como fotógrafo. El taller que abrió a principios del siglo XX en Praga, pronto alcanzó fama nacional y empezó a atraer la élite checa de aquel entonces.

Por el estudio de Drtikol pasaban políticos, filósofos y artistas. Retrató, entre otros, al primer presidente checo, Tomás Garrigue Masaryk, al pintor Alfons Mucha, al escritor Alois Jirásek y a los compositores Josef Suk, Leos Janácek y Bohuslav Martinu.

Pero eran especialmente las mujeres quienes acudían al estudio de Frantisek Drtikol, ya que sabían que el artista era un especialista en retratos femeninos.

También los desnudos fueron su tema preferido. En los años 20 hizo una serie de desnudos femeninos de decoración geométrica que le catapultó a la cima de la fotografía mundial.

La principal afición de Frantisek Drtikol siempre fue la pintura. A ella se dedicó desde pequeño y más tarde quiso estudiarla. No obstante, su padre le obligó a aprender el oficio de fotógrafo por ser más práctico.

Retrato de Tomás Garrigue MasarykRetrato de Tomás Garrigue Masaryk El talento para la pintura le ayudó mucho en su posterior oficio de fotógrafo, puesto que le permitió hacer esbozos de la composición de sus trabajos. No dejó de pintar ni después de abandonar la carrera fotográfica en 1935.

Fue en ese año, cuando Drtikol cerró su taller y alquiló una casa en el barrio de Sporilov para dedicarse a la meditación, al estudio de las ciencias espirituales y a la traducción de textos relacionados con el budismo. En su biografía escribió sobre esa época: "Volví a mi viejo amor, a la pintura... me dediqué a la filosofía occidental y oriental, a la cristiana, griega, india, tibetana y china".

La casa de Sporilov empezó a servir como punto de encuentro de personas que buscaban compartir sus experiencias espirituales y Drtikol pronto se convirtió en su Maestro.

Desde joven, Drtikol se sentía atraído por la filosofía. Fue miembro de la Asociación Teosófica que a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX tenía sedes en varios países del mundo. Más tarde fundó la Asociación Antroposófica.

A lo largo de su vida se dejó influir por varias doctrinas, como la védica, la hinduista, la budista, la taoísta, la tántrica y la antroposófica. Sin embargo, su preferido fue el budismo Mahayana, o sea, el advaita, que le sirvió de base para el ejercicio espiritual.

En los años 20 empezó a practicar Tao y se afanó en alcanzar la noción espiritual pura que conducía en la realización del estado de nirvana. Practicando meditaciones y yoga, poco a poco comenzó a acercarse al estado aspirado hasta que lo consiguió y abandonó deliberadamente este mundo.

Frantisek Drtikol nació en 1883 en la antigua ciudad minera de Príbram, situada a unos 50 kilómetros al sudoeste de Praga. La atmósfera de la ciudad fue cargada con la devoción de los mineros, que nunca sabían si sobrevivían el día siguiente, y de sus familias que les esperaban en casa.

La ciudad se encontraba en las cercanías del Monte Sacro, un misterioso lugar de peregrinación. Fueron probablemente estos dos factores que despertaron en Drtikol su primer interés por filosofía y posteriormente influyeron en su obra.

Frantisek Drtikol empezó a estudiar fotografía en el taller de Antonín Mattas en Príbram. Más tarde, se fue a Munich, uno de los principales centros del estilo moderno, que se halla reflejado en sus pinturas simbolistas.

En 1910 abrió su primer taller fotográfico en Praga. De su colaboración con el fotógrafo Antonín Skarda, surgió entonces el libro de oleografías, denominado Grandes y pequeños patios de la Praga Antigua. Junto con Skarda abrió después un nuevo estudio en la calle céntrica Vodickova.

Retrato de la bailarina Ervina KupferováRetrato de la bailarina Ervina Kupferová Durante la Primera Guerra Mundial tuvo que alistarse en el ejército y luchó hasta el fin de la Primera Guerra Mundial. Durante el servicio militar tuvo tiempo para recapitular su vida profesional y sus primeras experiencias místicas. Sus reflexiones de aquél entonces, las anotó en tres diarios.

En la década de los 20 se casó con la bailarina Ervina Kupferová con la que tuvo posteriormente una hija. En esa época disfrutaba del mayor éxito profesional, ganando en 1925 el premio Grand Prix en la Exposición Internacional de Artes Modernos Decorativos e Industriales en Paris.

Al mismo tiempo, empezó a practicar todos los días meditación y yoga hasta que a finales del año 1928 consiguió la noción pura. La experiencia describió en una carta con las siguientes palabras: "Y fui Todo y viví Todo, precisamente porque fui un Nada absoluto".

Después de la liberación de la ocupación alemana en 1945, entró en el Partido Comunista y participó activamente en la renovación de la república de posguerra.

Uno de sus alumnos, Zdenek Jaros, dijo al respeto: "El principal motivo por el cual Drtikol entró en el Partido Comunista, fue su corazón grande y amplio, ya que la filiación a ese partido le permitía trabajar con abnegación por el bien de los demás".

Frantisek Drtikol falleció en 1961. Su alumno, Frantisek Hein, escribió sobre su muerte: "Se fue, trasladó deliberadamente su conciencia, librándose de su cuerpo mortal".