Panorama Checo ¿Qué tienen en común Franz Kafka y los niños?

11-04-2012 14:21 | Anna Královcová

En marzo se abrió en la casa natal del famoso escritor Franz Kafka en la capital la Galería de Arte para Niños, un verdadero paraíso de la imaginación y creatividad donde los pequeños visitantes nunca escucharán el aviso ‘no tocar’.

Descargar: MP3

Mucha gente no lleva a sus hijos pequeños a las galerías de arte por miedo a que molesten a los demás visitantes o dañen a las obras expuestas. Sin embargo, el arte ayuda mucho a desarrollar la creatividad y la imaginación de los niños, dice Kateřina Samková, que impulsó la creación de la primera galería de arte, donde los pequeños visitantes pueden experimentarlo sin restricciones.

“A mí me gusta mucho el arte, desde niña he vivido en un ambiente artístico y me gusta ir a ver exposiciones. Cuando nacieron mis hijos, quería compartir con ellos mis intereses. Sin embargo, en las galerías checas nos topamos con la prohibición de correr, de tocar, de gritar y eso me asustó. Creo que no deberíamos aislar a los niños de lo que más nos inspira en nuestras vidas, es decir, del arte”.

Con el apoyo de la Alcaldía de Praga, Kateřina Samková logró encontrar espacios apropiados para abrir la galería en la que los niños pueden no solamente observar, sino también crear y exponer y aprender distintas técnicas en compañía de artistas contemporáneos checos y extranjeros. No obstante, la galería no es un lugar reservado únicamente a los pequeños visitantes, indica Kateřina Samková.

“Es un sitio destinado a los niños, sin embargo ya hemos tenido aquí a muchos adultos encantados con la posibilidad de crear obras de arte en nuestras instalaciones. En teoría somos un lugar para niños a partir de tres años de edad, pero nos visitan a menudo niños más pequeños y se divierten mucho aquí”.

La exposición actual en la Galería de Arte para Niños se titula ‘El Arte del Reciclado’ y tiene por objetivo mostrar a los niños las distintas maneras de utilizar los materiales que todos tenemos en casa y que, a primera vista, parecen inútiles, como, por ejemplo, las botellas de plástico.

Además de observar y tocar las obras expuestas, los pequeños pueden crear sus propias piezas y adoptar una actitud positiva hacia el medio ambiente corriendo y gritando como les apetezca. Esa galería les pertenece y les da la libertad que cada niño necesita para descubrir al artista que lleva dentro.

Fotos: Archivo de la Galería de Arte para Niños

Compartir

Destacados

Otros artículos de la edición

Corrupt Tour: la corrupción hecha negocio

Anna Královcová

La agencia de viajes Corrupt Tour invita a los adultos curiosos a descubrir los ‘monumentos’ principales de la corrupción checa. Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS