Perros checos ayudan a combatir el crimen organizado en Latinoamérica

Una significativa ayuda para los aduaneros en la lucha contra el tráfico ilegal de drogas, explosivos, animales y plantas protegidas, y últimamente también de dinero, la representan los perros policías. La República Checa tiene fama en el mundo por sus éxitos en el adiestramiento de canes para ese fin, y ello también en países de América Latina. Así lo dijo en entrevista para Radio Praga, Vendulka Holá, vicedirectora de la Dirección General de Aduana checa.

Vendulka Holá en Radio Praga, foto : Ondřej TomšůVendulka Holá en Radio Praga, foto : Ondřej Tomšů En la localidad de Heřmanice, cerca de la ciudad de Liberec, en el norte de Bohemia, se encuentra el único centro de adiestramiento de perros policías en Chequia, y uno de los pocos de su género en el mundo. Las actividades de esa institución adjunta a la Aduana Checa comenzaron en 1996, y en 2005 recibió el estatuto de centro regional de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), con lo que la formación de perros para Aduanas y Policía, así como de nuevos instructores pasa esa labor, adquirió un carácter internacional, como indicó Vendulka Holá, de la Dirección General de Aduana checa.

”Desde ese momento habíamos organizado más de 26 cursos para los instructores extranjeros que vienen acá de unos 20 países de tres continentes. No sólo de Europa, sino también de Israel, Kirguistán, Rusia y también de Perú y Ecuador”.

En Chequia se adiestran perros de servicio para Perú y Ecuador

Heřmanice, foto: archivo de Aduana checaHeřmanice, foto: archivo de Aduana checaLa cooperación con esos dos últimos países comenzó gracias a la visita laboral que en el año 2012 realizó Vendulka Holá a las Aduanas de Ecuador y Perú, a fin de estrechar los contactos con esas entidades e impulsar un intercambio directo de información sobre el tráfico ilegal de drogas que vienen a Europa desde América Latina, indicó Holá.

”Durante esa visita de trabajo nos enteramos de que las Aduanas necesitan de perros adiestrados para la búsqueda de drogas. Al regresar de América Latina conseguimos dinero del Ministerio de Relaciones Exteriores y realizamos el adiestramiento de los dos primeros canes de servicio para Latinoamérica. Uno para la Aduana de Perú y otro para la Policía de Ecuador”.

“El perro policía llamado Karo, que trabajó en Lima y detectó una cantidad récord de drogas, se convirtió en el checo más conocido en Perú”.

Uno de esos perros policías adquirió fama especial, concretamente en Lima, Perú, y llegó a ser considerado de un ‘emisario especial checo en ese país’, según especificó la vicedirectora de la Aduana Checa.

“Hay que contar la historia del perro más conocido, llamado Karo, que trabajó en Lima y que detectó una cantidad récord de drogas. Ese perro se convirtió en el checo más conocido en Perú. Y también en broma decimos que Karo fue el ser vivo más conocido del Perú”.

La cooperación de la Aduana Checa con Latinoamérica tiene una amplia perspectiva

Heřmanice, foto: archivo de Aduana checaHeřmanice, foto: archivo de Aduana checa Tanto Perú como la República Checa están interesados en la continuación de la cooperación mutua en la capacitación de instructores y el adiestramiento de perros de servicio, afirmó Vendulka Holá.

”El año pasado firmamos en la Embajada peruana aquí en Praga un acuerdo de colaboración de tres años, que garantiza el adiestramiento de seis perros para la Aduana de Perú, especializados en detección de estupefacientes. El año pasado también comenzamos a materializar este acuerdo y estamos dispuestos también a ayudar a la Aduana de Perú en el establecimiento de su propio centro canino”.

Como recordara Vendulka Holá, además de Perú y Ecuador, su interés por este tipo de colaboración lo han manifestado otros países de América Latina, entre ellos México.

En el centro de adiestramiento de perros policías de Heřmanice, en el norte de Bohemia, se organizan cada año dos cursos de adiestramiento de canes y capacitación de sus instructores, que son de tres meses de duración cada uno. Esta escuela, adjunta a la Aduana Checa, es la única de su género en la República Checa y una de las pocas en el mundo.

”Otros países también tienen interés, pero la capacidad de nuestro centro es limitada. El año pasado acordamos hacer su reconstrucción general en un próximo futuro. Pero estamos abiertos a todos y estamos dispuestos a asegurar en el futuro cursos para otros países de América Latina en caso de que tengan interés”.

Además de perros de servicio, en el centro de Heřmanice, en el norte de Bohemia, se capacitan futuros instructores extranjeros que podrán adiestrar a los animales en su país. Anualmente suelen ser organizados dos cursos de capacitación y adiestramiento, uno en primavera y otro en otoño, que son de tres meses de duración cada uno.

La raza del perro no es el factor principal

Heřmanice, foto: archivo de Aduana checaHeřmanice, foto: archivo de Aduana checa Los perros que son instruidos para las necesidades de las Aduanas provienen tanto de crías de Chequia como de otros países, tratándose especialmente de las razas de pastor alemán y pastor belga, pero puede ser igualmente un perro caniche. En el pasado uno de estos últimos fue por ejemplo campeón europeo en la detección de drogas.

Sin embargo, los trámites burocráticos para obtener los permisos necesarios son complicados en ambos casos. Depende de la decisión de los clientes, además de que no todos los perros que reciben ese permiso llegan a ser buenos para el adiestramiento, comentó Holá.

”Después de obtener el permiso, el perro pasa por un control veterinario y luego los instructores juegan con los pequeños perros a ser adiestrados para conocerlos mejor. Porque no depende de la raza del perro, sino de su carácter, de su condición física, de su capacidad mental. Es un procedimiento relativamente exigente”.

Los perros ayudan también en la lucha contra el terrorismo

Foto : archivo de Aduana checa / Hradec KrálovéFoto : archivo de Aduana checa / Hradec Králové Los perros son adiestrados en Heřmanice principalmente para la búsqueda de drogas, que fue el proyecto inicial que posteriormente se amplió al tráfico ilegal de bebidas alcohólicas y productos de tabaco a fin de combatir la evasión fiscal. Más tarde se sumaron los animales y plantas amenazados de extinción. Últimamente los canes ayudan igualmente a combatir el tráfico ilegal de dinero en el marco de la lucha contra el terrorismo internacional, sostuvo la vicedirectora de la Aduana Checa.

“Utilizamos a los perros por ejemplo en el aeropuerto de Praga, porque allí hay problemas frecuentes con el tráfico de drogas, de animales y plantas protegidos. Y aprovechamos a los canes para la búsqueda de dinero en los equipajes. En el aeropuerto de Praga, por ejemplo, ha pasado a ser algo muy frecuente que los asiáticos transportan ilegalmente grandes cantidades de dinero”.

Foto : archivo de Aduana checaFoto : archivo de Aduana checa Existen asimismo unidades móviles de la Aduana que trabajan a lo largo y ancho del país y muchas utilizan los servicios de los perros policías. Con su ayuda se descubren casos de tráfico de personas, productos tabacaleros alcohol y drogas escondidos en automóviles y camiones, así como dinero. En cuanto a la búsqueda de dinero por medio de los canes de la Aduana a Chequia le corresponde la primacía a nivel mundial.

Uno de esos policías de cuatro patas fue enviado el año pasado por una semana al Aeropuerto de Orly, en París. La parte francesa apreció el trabajo de ese animal y la experiencia la utilizó para impulsar un proyecto piloto nacional de adiestramiento de sabuesos especializados en la lucha contra el tráfico ilegal de dinero, de los que no disponían hasta ese momento.Foto: ČT24Foto: ČT24

La detección de drogas es fundamental en el adiestramiento

El entrenamiento de los perros en la escuela de Heřmanice contempla varias especializaciones. Como indicó Vendulka Holá, es complicado definir cuál de los artículos en cuestión es el más fácil para ser detectado por los animales.

Foto : archivo de Aduana checaFoto : archivo de Aduana checa ”Por tradición son las drogas. Pero también podemos combinar las cosas. Por ejemplo, para la Aduana de Israel combinamos en el adiestramiento de perros de servicio las drogas y el dinero. Y los perros lo aprendieron relativamente rápido. Pero acostumbramos orientar la instrucción a un solo artículo, o sea, las drogas, el alcohol o el dinero”.

Los instructores checos prefieren sin embargo no mezclar más artículos en la preparación de los canes para el trabajo de aduanas. Reconocen que las drogas tienen un aroma especial, lo que hace su detección más fácil para los animales, aunque añaden que un especialista en adiestramiento de canes de servicio puede enseñar al animal a encontrar cualquier cosa. Los resultados del trabajo de la escuela de Heřmanice, al norte de Bohemia, así lo confirman.