Panorama Checo La custodia de Sedlec dará vuelta al mundo

13-06-2012 15:08 | Ivana Vonderková

Una réplica de la custodia medieval de la catedral de la Ascensión de la Virgen Maria y Juan Bautista, de Sedlec, promocionará el turismo a la ciudad checa de Kutná Hora y al pueblo de Sedlec, situado en sus afueras. Así lo supone el proyecto Memento Mori, en cuyo marco la réplica de la custodia recorrerá el mundo entero.

Descargar: MP3

La custodia de Sedlec, foto: ČT 24La custodia de Sedlec, foto: ČT 24 La custodia de Sedlec data de hace más de 600 años. Tiene 97 centímetros de altura y 4,7 kilos de peso. Fue fabricada de plata cubierta de oro, para la iglesia de San Felipe y Santiago de la ciudad de Kutná Hora, al este de Praga.

Mientras que la iglesia desapareció y en la Edad Media fue construida otra en su lugar, la custodia gótica es considerada por los especialistas uno de los objetos religiosos más antiguos de su género en Europa Central que se han conservado hasta la actualidad.

Jiří Urban (a la izquierda) y la custodia de Sedlec, foto: ČTKJiří Urban (a la izquierda) y la custodia de Sedlec, foto: ČTK La Alcaldía de Kutná Hora, junto con la parroquia de Sedlec, decidieron aprovechar la custodia para promocionar la ciudad e impulsar el movimiento turístico en ella. Con este fin mandaron a fabricar su réplica.

Hacer una réplica de una reliquia tan valiosa fue un trabajo bastante exigente que llevó algún tiempo, según reconoció Jiří Urban, autor de la nueva custodia.

”El proceso de fabricación de una réplica de una reliquia representa siempre un trabajo que hay que hacer con cuidado. Además, se requiere preparación y experiencia profesional, porque este tipo de réplicas es bastante exigente. El artista debe estudiar detalladamente la historia del objeto y los materiales utilizados en su fabricación. Luego es necesario averiguar si esos materiales se consiguen actualmente o si habrá que reemplazarlos con otros que, no obstante, deben tener las mismas cualidades. Muy importante son también los detalles y decoraciones de la obra”.

La catedral de Sedlec, foto: CzechTourismLa catedral de Sedlec, foto: CzechTourism La fabricación de la réplica de la custodia le llevó a Jiří Urban unos 14 meses y costó unos 120.000 euros. El autor utilizó los mismos materiales y tecnologías que fueron aprovechados en la fabricación del original de la catedral de Sedlec.

La custodia original data del siglo XIV, habiendo sido fabricada durante el reinado de Carlos IV, el más célebre y apreciado soberano del Reino de Bohemia. Durante las guerras husitas los monjes cisterciences se llevaron la custodia a Viena para protegerla de la destrucción.

Petr Jakeš, foto: ČT 24Petr Jakeš, foto: ČT 24 El valioso artículo permaneció guardado temporalmente en lugares secretos a fin de protegerlo de los enemigos, así como de otros eventuales daños. En los últimos tiempos estuvo diez años bajo la custodia de la Galería Nacional de Praga, para volver el año pasado a la reconstruida catedral de la Ascensión de la Virgen Maria y Juan Bautista, en Sedlec.

En el marco del programa Memento Mori, la réplica de esta valiosa custodia viajará durante los próximos cuatro años por el mundo y servirá como una forma de invitación para que los turistas visiten Kutná Hora y Sedlec y puedan ver todas las maravillas arquitectónicas locales, según explica Petr Jakeš, de la parroquia de Sedlec.

El osario de SedlecEl osario de Sedlec ”Este proyecto se plantea la tarea de propagar la ciudad de Kutná Hora con su catedral de Santa Bárbara, la antigua sede real y las minas de plata locales, así como Sedlec, pueblo que forma parte de la ciudad. En Sedlec tenemos un interesante osario que recomendamos visitar y la hermosa catedral gótica de la Ascensión de la Virgen María y Juan Bautista, en cuyo gran relicario se guarda el original de la custodia de Sedlec”.

El osario de Sedlec, que mencionó Petr Jakeš, es otro de los lugares de ese pueblo que merecen atención. Su decoración de huesos y calaveras lo convierte en algo inusual, aunque fuera creado en siglos pasados con el fin de obligar a las personas a reflexionar sobre la caducidad de todo lo humano y la eternidad de Dios.

Los inicios del osario datan de 1511, cuando un monje del monasterio cisterciense de Sedlec formó por primera vez seis pirámides de los huesos que encontró fuera de las tumbas en el cementerio adjunto al monasterio.

Un emblema de la familia Schwarzenberg en el osario de SedlecUn emblema de la familia Schwarzenberg en el osario de Sedlec El osario se encuentra en la capilla inferior del santuario del cementerio de Sedlec consagrado a Todos los Santos, que comenzó a construirse a comienzos del siglo XIV y representa la fugaz existencia terrenal del hombre. Éste, cuando muere, resucita para la vida eterna, lo que simboliza la capilla superior del santuario, que representa el cielo.

El aspecto actual del osario se debe a la familia noble de los Schwarzenberg de Orlík que mandaron a renovar la decoración con huesos. Así fueron remodeladas las pirámides de huesos que simbolizan las multitudes de seres humanos que se hallan delante del trono de Dios.

Otros huesos fueron utilizados para la decoración, como por ejemplo, en una araña de huesos con velas y un emblema de la familia Schwarzenberg. El resto, unos 40 metros cúbicos de huesos, volvieron a ser sepultados en el cementerio, al pie de una cruz de hierro.

Para la decoración del osario de Sedlec fueron utilizados los huesos de unas 40.000 personas. El mensaje del osario es que ante la muerte todos somos iguales.

Compartir

Destacados

Otros artículos de la edición

El Almanaque de Cine checo cumple 20 años

Ivana Vonderková

El Almanaque de Cine checo cumple 20 años de existencia este año. Antes de 1992 existían publicaciones que se dedicaban al cine, pero...Más

Artículos relacionados

Más

Del archivo del programa

Más

Emisión Reciente en Español

RSS

RSS y Podcasting

Nuevos canales RSS