El español se dispara en Chequia y supera por primera vez al francés

El número de estudiantes de español como lengua extranjera en las escuelas de secundaria checas ha seguido creciendo y con más de 22.000 alumnos supera por primera vez al francés, que experimenta un declive continuado en la última década. En Radio Praga hemos hablado con algunos profesores y estudiantes de español para ilustrar las causas del fenómeno.

Petra Ostrolucká, foto: Carlos FerrerPetra Ostrolucká, foto: Carlos Ferrer El español ya es la cuarta lengua más estudiada en las escuelas secundarias de la República Checa, después del inglés, el alemán y el ruso. En los últimos diez años el número de alumnos que optan por el castellano como segunda lengua extranjera ha pasado de 17.297 a 22.118, superando actualmente al francés, que cuenta con 21.000 estudiantes, según cifras del Ministerio checo de Educación.

El resultado es mejor aún si tenemos en cuenta que en los últimos diez años ha habido en Chequia un declive demográfico y el número de estudiantes de secundaria se ha reducido en un 7%. La evolución de las preferencias de centros y alumnos no solo beneficia al español. El ruso, con casi 31.000 estudiantes, ha visto duplicado su interés.

Caen en cambio el alemán y el francés, con una disminución del 42 y el 49% respectivamente. Petra Ostrolucká, profesora de español en el instituto Evolution Sázavská, se hace eco de las opiniones de sus alumnos a la hora de decantarse por la lengua de Cervantes.

“Siempre les estoy preguntando en la primera clase. Y claro, quiero oír que es bonito, que les gusta… pero a decir verdad, claro algunos también me dicen eso, pero la mayor razón es que dicen que el francés es difícil y el alemán no les gusta. Pues queda el español. Y también mucha gente les dice que el español es fácil, o al menos comparado con el francés. Algunos me dicen que les gusta, que suena bien, pero la mayoría dice eso”.

De una opinión parecida es el profesor Mario Torres, de España, que trabaja desde hace dos años en la República Checa.

Mario Torres, foto: Carlos FerrerMario Torres, foto: Carlos Ferrer “Bueno, supongo que para no tener que estudiar alemán. Y bueno, realmente es un idioma que se considera relativamente sencillo. En el caso de estudiantes adultos creo que porque es un lenguaje atractivo. Luego en el panorama musical es una lengua muy utilizada, la música latina está muy de moda en general. Y además creo que a nivel europeo es una cultura atractiva. A la gente le llama la atención España y le gusta estudiarlo. En caso de estudiantes adolescentes, ya te digo es porque es eso o alemán”.

Otro factor a tener en cuenta es la mejora experimentada durante estos últimos años en cuanto a personal docente. Ahora hay más profesores de español cualificados que antes, y muchos centros pueden por tanto añadir el español a su oferta, indica Petra.

“Yo veo la diferencia en cuando yo era muy joven. En aquel tiempo era difícil estudiar español. Por ejemplo, yo tampoco lo podía estudiar en mi secundaria, y me gustaba mucho, entonces lo estudié con una profesora de inglés que también enseñaba español pero por la tarde, solo a las personas que les interesaba. Entonces en eso veo mucha diferencia, si comparo mi generación, mi secundaria, y la secundaria ahora. Pero eso lo veo en los últimos diez años por lo menos”.

En cualquier caso, cada escuela de secundaria es distinta, y en la de Petra no se puede hablar de un repunte reciente de español, sino de una presencia constante, que además, justo ahora empieza a verse cuestionada.

“Yo llevo aquí diez años trabajando y siempre tenía el número más grande de estudiantes comparado con francés o alemán. Lo único es que este año es el primero que en ‘prima’, que son niños que tienen 11 años, por primera vez pasó que el alemán tiene más alumnos que el español”.

Fácil, pero problemas con los artículos y los pasados

Sin embargo hay que preguntar también a los muchachos qué les ha llevado a decidirse por el español como segunda lengua extranjera. Majda ve tanto cuestiones estéticas como prácticas.

“Me gusta el español más que otras lenguas. Yo creo que es importante porque muchos países tienen el español como su lengua oficial. Sí, y es fácil, más que por ejemplo la lengua checa”.

A la hora de describir por qué exactamente le gusta el español, Majda menciona lo bien que le suena.

Foto ilustrativa_ CC0 / PixabayFoto ilustrativa_ CC0 / Pixabay“Me gusta más leer en español, es mi favorito. Mis palabras favoritas en español son mariposa. Y corazón”.

Tenemos pues un idioma que se considera al mismo tiempo bonito, o al menos más que el alemán, y fácil, como mínimo más que el francés. ¿Pero es tan fácil realmente? Mario hace un repaso de los huesos más duros de roer del castellano y de las partes más fáciles.

“Lo más difícil pues supongo que los artículos, siempre, y los tiempos de pasado. Porque en checo solo tienen un tiempo de pasado y les cuesta un poco más diferenciar, pero en general creo que se les da bien. El artículo es una cosa… A los hablantes de lenguas eslavas en general no se les da muy bien. Bueno, al estar aprendiendo inglés al mismo tiempo e ir más avanzados en inglés, eso les ayuda a saber dónde colocar los artículos en la mayoría de casos. La fonética es más sencilla en español, no suelen tener problemas con eso. Al principio, al leer, pues eso, la che se pronuncia como una ‘cha’, pero bueno, eso se corrige y pronto lo aprenden, la verdad. No tienen problemas para leer ni para fonética”.

Mario también destaca la diferenciación entre ser y estar, aunque es un escollo para en general cualquier estudiante de español sea cual sea la nacionalidad.

Los adolescentes checos que hayan optado por el español deberían acabar la secundaria con un nivel intermedio, es decir, B1, según el marco de referencia europeo. Teniendo en cuenta que hablamos de una segunda lengua por detrás del inglés, que tiene mucha mayor carga lectiva, se trata de un desempeño bastante notable.

Mario subraya de hecho lo positiva que está siendo para él la experiencia de enseñar español en Chequia.

“Muy bien, los checos en general son bastante disciplinados en el trabajo y se toman en serio aprender idiomas, la verdad es que son buenos con los idiomas. No tenía mucha experiencia con adolescentes, es un poco más complicado, obviamente, pero también bien, la experiencia es positiva”.

Crecimiento también en primaria

En cuanto a la escuela primaria, el español también ha crecido espectacularmente en la última década, pasando de 1.256 en el año 2007 a 5.842 alumnos en el presente año escolar. En este caso el francés, aunque se reduce, no sufre un batacazo tan pronunciado y se sigue situando por encima del español, con 6.416 estudiantes. El ruso por su parte, se dispara hasta los 52.000 estudiantes, multiplicándose por seis.

Foto ilustrativa: YouTubeFoto ilustrativa: YouTube El estudio de lenguas extranjeras en Chequia no tiene que ver únicamente con el gusto de los alumnos, sino también con la capacidad del centro de ofrecer unas u otras lenguas y la percepción de utilidad que se tiene de cada idioma.

Así en Chequia hay una larga tradición de enseñanza del alemán, que además es una lengua importante en el entorno. Al mismo tiempo hay numerosos profesores de ruso cualificados, ya que esta era la lengua de enseñanza obligatoria durante el comunismo. Ahora además se considera que este idioma tiene buenas perspectivas económicas.

El español en general supera en Chequia los 40.000 alumnos anualmente, en 125 escuelas de enseñanza primaria, 251 colegios de educación secundaria, 6 institutos públicos bilingües, 2 escuelas de música, 13 de formación profesional, 43 centros universitarios, un Instituto Cervantes y más de medio centenar de escuelas privadas de idiomas.