El arte checo de viajar en los años 40

En los presentes días la República Checa recuerda a unos de sus viajeros más conocidos, Hanzelka y Zikmund. Ello nos hace pensar no solo en el arte de viajar en pareja, sino también en África en donde ellos estuvieron viajando durante un año, y en los cambios globales que hacen del hecho de viajar hoy una experiencia totalmente diferente a lo que pudo haber sido hace 70 años.

Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund (a la izquierda), foto: ČT24Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund (a la izquierda), foto: ČT24 Entre los años 1947 y 1950 Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund emprendieron la aventura de viajar a África y Suramérica, recorriendo la inmensidad de estas regiones por tierra en un carro de fabricación checoslovaca, modelo Tatra 87, que quedó en la memoria colectiva checa asociado a estos viajeros.

Se cumplen ahora 70 años del primer viaje de este par a África y en varias ciudades de la República Checa preparan algún evento conmemorativo. Por ejemplo, en la ciudad de Zlín se está llevando a cabo el festival Países Desconocidos, un evento temático de países más que exóticos. El lema de la presente edición es 'Entre dos se viaja mejor'. El director del festival y también viajero, Petr Horký, nos explica el porqué de este lema.

"Sin duda es válido para el caso de Zikmund y Hanzelka. A mucha gente le podría sorprender cuántas otras personas viajan en forma de pareja, a veces incluso son novios o matrimonios. Entonces es el tema principal del festival del presente año".

Zikmund y Hanzelka, entre dos se viaja mejor

Petr Horký y Miroslav Zikmund, foto: Jindřich Böhm, ČRoPetr Horký y Miroslav Zikmund, foto: Jindřich Böhm, ČRo Con motivo del septuagésimo aniversario del viaje de Zikmund y Hanzelka a África y, del concepto del viaje como un desafío que es mejor llevar entre dos, ha sido inevitable en el mismo marco del festival recordarlos. De hecho, el carro histórico con el que Zikmund y Hanzelka recorrieron África emprenderá la marcha desde Praga hasta Zlín. Entre otras actividades, en el Ayuntamiento de Pilsen se realizará un foro sobre los cambios acaecidos en el continente africano desde la expedición de estos viajeros checos, en 1947, hasta el día de hoy. Dan Přibáň, otro trotamundo que sigue los pasos de los viajeros legendarios conmemorados, comenta algunas de las situaciones que experimentaban en aquel entonces.

"Cuando negociaban con alguien la mayoría de las veces se trataba de alguna gestión de índole colonial y se ponían ropa muy formal e incluso se vestían de traje y así mantenían comunicación con la gente lo que, en nuestro caso, es imposible. También es verdad que ellos estuvieron allá como representantes comerciales, entonces una vez hablaba con Zikmund y él decía que aquellos tiempos eran más seguros en África. Sin embargo, yo no estoy del todo de acuerdo porque casi los mataron en Libia y parecía como un atentado del Servicio Secreto de Occidente, que podía haber pensado que ellos eran espías".

Es así como Zikmund y Hanzelka se movían entre la sociedad africana, en parte como meros exploradores, pero a la vez como una suerte de funcionarios públicos. En comparación a aquellos tiempos, los que viajan hoy en día enfrentan otro tipo de obstáculos, que explica Petr Horký.

Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund se conocieron en la universidad como estudiantes de la escuela de Comercio en Praga, y de ser compañeros de clase pasaron a ser compañeros de caminos y aventuras y en el transcurso fueron co-autores de trabajos en los que documentaron sus viajes. En memoria de su viaje por África está el libro 'La África de sueño y realidad' ('Afrika snů a skutečnosti').

"Si alguien hoy tuviese que pasar exactamente por la misma ruta que recorrieron Hanzelka y Zikmund en aquel año 1947 pienso que el mayor peligro no serían los animales ni las enfermedades tropicales sino la gente. El mayor peligro en la actualidad para la gente es la gente misma".

Horký agrega que los procesos burocráticos eran mucho más complicados en el pasado, pues la mayoría de los países africanos ni siquiera tenían embajadas disponibles y el mundo no estaba políticamente conectado como hoy en día. Para las nuevas generaciones rememorar la aventura de Zikmund y Hanzelka servirá para valorar la simplicidad de un viaje en el siglo XXI, cuando ya no hay necesidad de hacerse croquis, cargar con grandes mapas plegados ni de vivir el viaje sin Internet ni contacto con el país desde el que se partió.

El Siglo de Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund