Chequia se prepara para la EXPO 2020 de Dubái

La República Checa se prepara para la EXPO 2020 de Dubái. Además de debatirse el contenido de la muestra, se informó sobre el inicio de un concurso para la construcción del pabellón nacional.

Para la apertura de la Exposición Mundial de Dubái faltan alrededor de 1.000 días, en vista de que la actividad se celebrará en el año 2020, pero los especialistas insisten en que ya es hora de comenzar los preparativos. Hace poco arrancó en la República Checa un concurso para la construcción del pabellón checo en la EXPO 2020, cuyo ganador será dado a conocer a finales de mayo, como indicó Jiří František Potužník, comisario general de la participación checa en esa actividad de carácter internacional.

”Tenemos a disposición en Dubái un área de casi 2.200 metros cuadrados. En unos 1.500 metros cuadrados podemos levantar edificios que formen parte del pabellón checo. La altura máxima permitida es de 15 metros y los cimientos pueden llegar a cinco metros bajo la superficie. Eso son dimensiones máximas y de seguro no todo lo aprovecharemos. En cuanto a los materiales o tecnologías a ser utilizados en la construcción del pabellón checo, hemos dejado plena libertad a su futuro autor. Lo único en lo que insistimos es que sea un edificio ecológico”.

 Jiří František Potužník, foto: ČT24 Jiří František Potužník, foto: ČT24 El pabellón checo en Dubái estará situado en un prestigioso lugar, al propio lado de la entrada principal a una de las tres zonas del área de la EXPO. Estos terrenos le fueron conferidos a la República Checa en octubre del año pasado. Y el concurso para el pabellón checo está abierto también a compañías y talleres del extranjero, según sostuvo Jiří František Potužník.

”En el concurso pueden participar compañías y talleres arquitectónicos de otros países europeos naturalmente. Hemos preparado también la documentación necesaria por si desearan entrar en el concurso compañías locales, o sea de los Emiratos Árabes Unidos, sobre todo de Dubái. Insistimos no obstante, en que la arquitectura del pabellón checo debe reflejar de alguna forma la naturaleza de Chequia, su cultura, historia, industria, ciencia. Que sea un ícono de la República Checa y no de otro país”.

La Primavera checa’ será el tema central del pabellón de Chequia en la EXPO de Dubái

Foto: CZEXPOFoto: CZEXPO Cada país, naturalmente, debe respetar con su pabellón el lema central de la EXPO, que en Dubái será ‘Conectando mentes, creando el futuro’. Además, cada país puede propagar en su pabellón su propio tema, que en el caso de la República Checa será ‘La Primavera checa, la Fuente checa’, como recalca Potužník.

”Deseamos que el agua esté presente en el pabellón checo como un elemento de aprovechamiento práctico de uso cotidiano. Queremos que sea concebido también desde el punto de vista científico, por lo que nuestros expertos transformarán el aire en agua y el agua la utilizaremos también como aire acondicionado, para enfriar el pabellón. Y no en último lugar, como un llamativo elemento estético”.

Adelantemos que los visitantes de la exposición checa en Dubái, además de observar cómo el aire puede ser convertido en agua, podrán admirar una instalación monumental de vidrio decorativo de la compañía Lasvit y habrá igualmente muestras itinerantes de unas dos semanas de duración, en la que varios talleres, empresas y compañías checas darán a conocer sus productos.

Exposición en Praga recuerda la participación checa en las EXPO a lo largo de la historia

EXPO 1958, fuente: Fülöp Imre CC BY-SA 3.0EXPO 1958, fuente: Fülöp Imre CC BY-SA 3.0 Con motivo de los preparativos para la EXPO 2020, en el Museo Nacional Técnico tiene lugar actualmente una exposición temporal que familiariza a los visitantes con los proyectos tanto realizados como no realizados de los pabellones checos a lo largo de la historia de las Exposiciones Mundiales. De acuerdo con Martin Ebel, director del Museo de Arquitectura y Construcciones, en la muestra se pueden ver por ejemplo, maquetas del pabellón en la EXPO de París del año 1937, o del de Bruselas de 1958.

”Hablando del tema de las Exposiciones Mundiales en general, cabe recordar la Exposición Mundial de Londres de 1851, para la cual el arquitecto Joseph Paxton construyó el llamado Palacio de Cristal, una de las obras arquitectónicas más destacadas del siglo XIX. Realizar proyectos para las exposiciones universales fue desde siempre un gran reto para los arquitectos. Para Checoslovaquia algunas de las Exposiciones Mundiales significaron muchísimo desde el punto de vista de la política interna. Por ejemplo la EXPO de Bruselas de 1958 fue un enorme éxito para nuestro país”.

En cambio, los preparativos para la EXPO de Nueva York de 1939 transcurrieron en condiciones extremadamente difíciles para los arquitectos y los demás organizadores checos, apuntó Ebel.

Martin Ebel, foto: Štěpánka BudkováMartin Ebel, foto: Štěpánka Budková ”Fue después del Tratado de Munich y poco antes de la ocupación del país por las tropas hitlerianas. Entonces un grupo de arquitectos y otros expertos checos logró salir a Nueva York donde, a pesar de la posterior prohibición que llegó de parte de las autoridades del Protectorado de Bohemia y Moravia, levantaron allí el pabellón checoslovaco e instalaron la exposición, que también fue muy exitosa”.

En la muestra en el Museo Técnico Nacional se pueden ver igualmente proyectos de otros pabellones checos, algunos de los cuales fueron realizados y otros no. Están presentes allí asimismo varios proyectos de estudiantes de arquitectura de la Escuela Superior Técnica de Praga para el pabellón checo en la EXPO 2020 de Dubái.

La exhibición en el Museo Nacional técnico se prolongará hasta el 18 de febrero.