Chequia ayuda a Kosovo a depurar agua

La Agencia Checa de Desarrollo, establecida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha financiado una depuradora de agua para el río que abastece a la capital de Kosovo.

Lago Badovac, foto: Pavel NovákLago Badovac, foto: Pavel Novák Kosovo acaba de celebrar diez años de existencia. Sin embargo, el estado europeo más joven sigue siendo dependiente de la ayuda exterior, especialmente por parte de Estados Unidos y la Unión Europea.

La República Checa es uno de los países que contribuyen al desarrollo de Kosovo de una manera directa. En los últimos tres años ha cubierto entre otros proyectos los gastos de construcción de una depuradora de agua en el río Gračanka, que abastece el lago Badovac. Este lago es una de las principales reservas de agua para la capital kosovar, Pristina.

En la ribera del río todavía hay personas que se acuerdan de los tiempos en los que el agua del río era potable. Sin embargo, luego se empezaron a construir casas nuevas y se incrementó la población. Desde entonces se tiraban al río residuos de todo, que según los residentes locales se volvió turbio y empezó a oler mal.

Pavel Novák, foto: Lenka NovákováPavel Novák, foto: Lenka Nováková ''Antes toda la red de alcantarillado iba dirigida al río. Ahora una parte del alcantarillado está conectada a la depuradora. Allí se procesa antes de entrar al río''.

Pavel Novák, reportero de la Radiodifusión Checa y conocedor de Kosovo, habla sobre la calidad de agua en el río después de la construcción de la depuradora.

''En el río Gračanka, que abastece de agua al lago Badovac, se ven sacos y botellas de plástico, una calabaza, unos pañales y trapos y mucho más. No obstante, el agua es cristalina y se puede ver hasta las piedras en el lecho. Los peces vuelven a vivir en el río y el agua del lago que abastece a la mitad de la población de la capital kosovar, Pristina, está limpia''.

La depuradora de agua en Kosovo, foto: Pavel NovákLa depuradora de agua en Kosovo, foto: Pavel NovákEl agua se procesa biológicamente, se oxigena y se separa la materia sólida, explica uno de los empleados.

''El agua viene de servicios y cocinas. Aquí se procesa biológicamente con aire y bacterias. Tenemos un compresor que oxigena el agua y las bombas que la distribuyen por el sistema. Acabado el procesamiento el agua se echa al río''.

Las tecnologías fueron suministradas por las empresas checas Ircon y TopolWater y el coste total del proyecto fue de 670.000 euros. La construcción fue encargada a la empresa kosovar Projekt Plus que formó parte del consorcio checo-kosovar.

La depuradora de agua del río Gračanka en Kosovo, foto: Pavel NovákLa depuradora de agua del río Gračanka en Kosovo, foto: Pavel Novák El proyecto arrancó en abril de 2015, cuando el embajador de la República Checa en Kosovo, Ivo Šilhavý, firmó en representación de la Agencia Checa de Desarrollo un Memorándum de Entendimiento, relacionado con la implementación del proyecto 'La mejora de la calidad del agua en el lago Badovac mediante la introducción de un sistema de administración de agua y del procesamiento correcto de aguas residuales'. En aquel entonces ya se encontraban en Kosovo dos depuradoras de agua construidas con el apoyo checo.

Kosovo es uno de los principales destinos de esta ayuda, que es coordinada desde 2008 por la Agencia Checa de Desarrollo. Se encuentra en la segunda categoría junto con Georgia, Palestina, Camboya o Serbia. Los países de mayor preferencia son Afganistán, Mongolia, Etiopía y Moldavia.